Palencia y Zamora registran ya más muertos por COVID-19 en la segunda ola que al inicio de la pandemia

Hospital Virgen de la Concha de Zamora, en una imagen de archivo.

Palencia y Zamora registran ya más muertos por COVID-19 en la segunda ola que al inicio de la pandemia. Estas dos provincias vivieron marzo y abril con gran preocupación por el coronavirus, aunque la incidencia estuvo entre las más bajas del país. Meses después, son las únicas dos provincias de Castilla y León que ya registra más decesos que en la primera ola.

En Zamora se contabilizaron 143 muertos por COVID-19 durante el primer estado de alarma, pero han fallecido otras 214 personas entre el 1 de julio y este lunes. Una situación similar se produce en Palencia, con 149 muertos en la primera ola y 166 en la segunda, que todavía no ha terminado y se prevé todavía más larga que la primera.

En León, la cifra de muertos en la segunda ola se acerca cada día más a la de la primera ola. Durante el primer estado de alarma fallecieron 660 personas por COVID-19. Hoy son ya 1.200 solo en la provincia de León, la que más fallecidos registra de toda la Comunidad, por encima de Valladolid (1.119 muertos), una provincia que también recorta la diferencia entre la primera y la segunda ola.

Según los datos de la Junta de Castilla y León publicados en el portal de Transparencia, la mortalidad es notablemente menor en la segunda ola en Segovia, donde la primera ola golpeó con dureza, pero cuya situación actual es más controlada. Segovia está, como toda la Comunidad, en el nivel máximo de la alerta semáforo de COVID, pero tiene la menor incidencia en los últimos 14 días de Castilla y León: 455,17 casos por cada 100.000 habitantes. Un menor número de contagios provoca menos hospitalizaciones (proporcionalmente) y, por lo tanto, menos muertos.

La tendencia, más a cuentagotas que en la primera ola, pero se mantiene creciente en la Comunidad. En Castilla y León fallecieron 3.805 personas por COVID-19 durante el estado de alarma. Entre julio y noviembre ya han muerto 2.516 enfermos más con COVID-19. En total, han muerto ya 6.410 personas con coronavirus, aunque esta no haya sido la causa principal del deceso.

Han fallecido seis enfermos con menos de 29 años

Las personas mayores son el colectivo de mayor riesgo ante el coronavirus. Aunque la Junta de Castilla y León no proporciona las tasas de letalidad (cuántos fallecieron de entre cuántos había contagiados), sí se observa que la mortalidad es mucho mayor entre los más ancianos. Han fallecido 4.920 personas mayores de 80 años, pero también han muerto personas de entre 70 y 79 años (939 fallecidos), entre 60 y 69 (354), entre 50 y 59 años (138). En menor medida, pero también se han registrado decesos en la población joven: 44 contagiados de entre 40 y 49 años fallecieron por COVID-19 estos meses, 9 personas de entre 30 y 39 años, cuatro tenían entre 20 y 29 años, dos tenían entre 10 y 19 años. La única franja de edad que no registra muertos es la de los menores de nueve años, aunque en otras comunidades sí se han dado estos decesos.

Al contrario que en la primera ola, las residencias no han supuesto el principal foco de contagio y defunción. En los primeros meses de pandemia, casi el 70% de los fallecidos procedía de las residencias, una tendencia que en esta ocasión se rompe gracias a los cribados periódicos, la utilización de equipos de protección, la detección del virus en aguas fecales y otras medidas que aplican los protocolos de los centros residenciales. Frente a los 2.595 residentes fallecidos en la primera ola, hasta ahora han muerto 591 residentes más durante la segunda ola.

Además, hay que destacar que durante la primera ola, muchas personas no fallecieron en los hospitales, si no en las residencias. Concretamente, fallecieron 1.725 residentes en los propios centros ante el colapso de los hospitales. Desde julio hasta noviembre, han fallecido 185 ancianos en las residencias, puesto que un mayor número ha podido ser atendido en los complejos hospitalarios.

Burgos lleva siete días por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes

Transparencia facilita desde hace unos días la tasa de incidencia acumulada por provincias, lo que permite analizar más fácilmente cuál es la evolución del coronavirus en la Comunidad. Aunque en muchos casos se va estabilizando, la tendencia todavía es positiva en Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Únicamente baja con más fuerza en Salamanca, y no en todas las provincias el crecimiento es brusco. De hecho, Segovia más o menos mantiene una incidencia similar en los últimos días. La provincia de Burgos lleva ya siete días con una incidencia acumulada de más de mil casos por cada 100.000 habitantes; y Valladolid ya lleva cinco.

La semana pasada, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró que la incidencia empezaba a estabilizarse, aunque auguró semanas "muy duras y difíciles" en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) y en los hospitales. Actualmente hay 1.595 hospitalizados en planta con coronavirus y 240 ingresados en la UCI solo con esta patología. En total hay 347 pacientes ingresados críticos, lo que supera la capacidad pre-COVID y las camas estructurales que se han habilitado durante la pandemia. Las UCIs se han extendido ya en Burgos, León, Palencia, Segovia y Valladolid.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 09:30 h

Descubre nuestras apps

stats