Sobre este blog

Este blog recoge la primera etapa de El Diari de l'Educació, ahora un medio con identidad propia, que forma parte de un proyecto de periodismo independiente comprometido en la defensa del Estado del bienestar.

Visita El Diari de l'Educació

También puedes leer algunas de las noticias de El Diari de l'Educació en castellano

Los alumnos de escuelas en entornos desfavorecidos no alcanzan los niveles fijados por la Generalitat

La Generalitat valora satisfactoriamente los resultados de las evaluaciones en sexto.

Las pruebas de evaluación del departamento de Enseñanza, que cada año pasan los alumnos de sexto de primaria, sigue evidenciando que los centros ubicados en entornos socioeconómicos desfavorecidos no alcanzan el nivel de competencias que fija la Generalidad. La intención del departamento es que, de cara al 2020, el fracaso escolar afecte a menos del 15% del total de alumnos, pero a estas alturas en estos centros "de alta complejidad" -según la terminología de la Generalidad- alrededor del 30% de los escolares no alcanza las competencias básicas.

En cuanto a la nota media de los alumnos de estos centros, en ninguna de las materias no llegan al 70 sobre 100 que la Generalitat considera que sería el resultado "idóneo". De las cuatro materias evaluadas -catalán, castellano, matemáticas e inglés-, la media oscila en las escuelas más desfavorecidos entre el 61 y el 68 sobre 100.

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha admitido durante la presentación de los resultados que este problema "no es nuevo", y que la "primera prioridad" del departamento es ponerle soluciones, aunque no las ha concretado. En catalán y matemáticas, el fracaso en estos centros se eleva por encima del 30% del alumnado, y en el caso del inglés llega al 37%. La cifra, además, contrasta con los resultados obtenidos en escuelas donde el entorno es acomodado, en las que el porcentaje de niños y niñas de sexto que no llega a los conocimientos mínimos es inferior al 10%.

En general, sin embargo, la consejera está "satisfecha" con los resultados extraídos de las pruebas, puesto que reflejan como la media de los alumnos que terminan la educación primaria y que accede a la ESO lo hacen por encima del nivel de 70, considerado óptimo. Y eso teniendo en cuenta que este curso, según el departamento, la prueba era más complicada, ya que incluía apartados de "reflexión y valoración de información" en el caso de las competencias lingüísticas y "representación gráfica de datos" en el caso de las matemáticas.

El hecho de que la estructura de la prueba haya variado respecto al curso pasado ha dificultado las comparaciones con años anteriores para valorar la progresión de los alumnos. Sin embargo, como sólo se han modificado las preguntas del examen que iban orientadas a obtener información de los alumnos más avanzados, y se han mantenido las que iban orientadas a los niños con más dificultades, sí se ha podido comparar la evolución del fracaso escolar. En este caso, el departamento sostiene que se ha reducido en general. En catalán, en 2012 era del 15,8% y ahora es del 15%; en castellano, era del 19% y ha bajado al 14,2%; en inglés, ha pasado del 27,4% al 19%, y en matemáticas , del 18,2% al 15%.

Mejores resultados en castellano que en catalán

A diferencia del curso pasado, cuando los alumnos de sexto demostraron un conocimiento ligeramente superior del catalán respecto al castellano, ésta vez los resultados de catalán han sido los más flojos (71%), no sólo por debajo de castellano (73%) sino también del inglés (73%) y las matemáticas (76%). La falta de preparación se ha notado especialmente en la comprensión escrita, donde la media de los alumnos, de 67%, no ha llegado al umbral de 70 que la Generalitat considera satisfactorio.

La consejera, en este sentido, se ha mostrado sensiblemente preocupada por el dominio del catalán en las escuelas emplazadas en zonas de nivel socioeconómico bajo, donde los suspensos llegan al 31,6% -por un 28,1% en el caso del castellano. Rigau ha afirmado que, en la actuación integral que requieren estas escuelas, se debe incidir, si se puede y de forma especial, en el catalán. Paralelamente ha esgrimido estos resultados, una vez más, para argumentar que la inmersión lingüística garantiza el dominio de las dos lenguas por igual en las aulas.

El inglés, asignatura pendiente

Tal y como ya se vio en las mismas pruebas de evaluación efectuadas en cuarto de ESO y presentadas hace dos meses, cuando se detectó una mejora general pero sin alcanzar los niveles deseados en inglés y matemáticas, esta vez con sexto también se ha evidenciado una bolsa significativa de alumnos que no aprenden bien el inglés. Pese a que la media alcanza el 73 sobre 100, un vistazo más detenido a las cifras desglosadas muestran una diferencia sustancial entre los alumnos que dominan la materia con excelencia y los que la desconocen completamente. Un 24% de los alumnos tiene un nivel alto de la materia, mientras que un 19%-por encima del 15 que querría conseguir la Generalidad-no tiene las competencias básicas.

Sobre este blog

Este blog recoge la primera etapa de El Diari de l'Educació, ahora un medio con identidad propia, que forma parte de un proyecto de periodismo independiente comprometido en la defensa del Estado del bienestar.

Visita El Diari de l'Educació

También puedes leer algunas de las noticias de El Diari de l'Educació en castellano

Publicado el
14 de junio de 2013 - 16:34 h

Descubre nuestras apps

stats