eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Cose di Amilcare: el arte del encuentro

El festival (hasta el 11 de abril) pretende estrechar lazos entre culturas mediterráneas a través de la canción de autor

El festival rinde homenaje a Amilcare Rambaldi, el gran introductor de la ‘cançó catalana’ en Italia en los años 70.

Artistas catalanes y españoles hacen de padrinos a un elenco de cantautores y grupos no sólo italianos.

- PUBLICIDAD -
Roger Mas (izquierda) abrió el festival con el checo JJarek Nohavica en el CAT.

Roger Mas (izquierda) abrió el festival con el checo JJarek Nohavica en el CAT. /Juan Miguel Morales

Amilcare Rambaldi (1911-1995) fue un tipo inquieto y… tenía sus cosas. Entre ellas, la de haber introducido la cançó catalana en Italia, o la de haber impulsado el Festival de Sanremo, o la de haber creado el prestigioso Club Tenco de canción de autor. Estas “cosas” que tenía Amilcare han desembocado ahora en un festival que va más allá de la música para tender un puente entre culturas. Bajo el oportuno nombre de Cose di Amilcare y con Barcelona como sede, este encuentro se abrió el pasado 18 de octubre con un concierto del checo Jarek Nohavica, apadrinado por Roger Mas, y se cerrará el 11 de abril en el Teatre Joventut de L’Hospitalet con la actuación de Mauro Pagani acompañado por Maria del Mar Bonet, Amacio Prada y Badara Seck.

En la última edición del BarnaSants, el festival de la canción de autor de referencia en España, la presencia italiana fue destacada. El mítico Gino Paoli y Giorgio Conte emocionaron en el Auditori, mientras que el popular y crítico Francesco de Gregori, junto con Ambrogio Sparagna y su orquesta pusieron patas arriba el Teatre Joventut de L’Hospitalet. El berciano Amancio Prada (Premio Tenco 2011), fue otra pata “italiana” (premio Tenco el año pasado), en el Luz de Gas. El siguiente capítulo de este encuentro musical ibérico-transalpino es el festival Cose di Amilcare.

‘Amic de Barcelona’

Se trata de un homenaje a Amilcare Rambladi, por haber sido el introductor de la cançó en Italia, con la invitación a Quico Pi de la Serra, en 1978. Inmediatamente desembarcaron Llach, Serrat, Joan Isaac… “Con Llach empezó todo”, dice Sergio Sacchi, presidente del Club Tenco y uno de los instigadores la actual iniciativa. “Ahora, este festival quiere ser un encuentro internacional en el que el público sea internacional. Buscamos a checos para el concierto de Nohavica. Y vinieron. Los italianos están avisados para el de Agricantus [esta noche], y los portugueses para el de Godinho… Porque será un encuentro multicultural también en las plateas. “La vida, amigo, es el arte del encuentro”, solía recordar Rambaldo, citando un verso del cantautor y poeta Vinicius de Moraes.

Lo que consiguió Amilcare en su país fue histórico: jamás una minoría lingüística ha encontrado una hospitalidad musical tan grande en territorio italiano. Maria del Mar Bonet, Pere Tapias, Roger Mas… han ido alimentando ese compromiso cultural no escrito e instigado por Rambaldi, al que le valió en su día la condición de “Amic de Barcelona” en una concesión del alcalde Narcís Serra.

El ritmo del Mediterráneo

Los escenarios del Centre Artesà Tradicionàrius (CAT), Tinta Roja, Auditori Barradas, Teatre Joventut y Luz de Gas acogen a autores italianos pero también a un checo, a un portugués (Sérgio Godinho) y a un senegalés (Badara Seck). Todos ellos cantan bajo el amparo de un cantante de la casa, que ejerce de padrino. Roger Mas cantó con Nohavica en una experiencia que definió como “fantástica” por todo lo que supone de unir dos culturas aparentemente distantes (la checa y la catalana, en este caso) pero con tantas inquietudes comunes. Estos artistas (autóctonos y foráneos) han grabado un cedé en el que podemos escuchar, cantando en italiano, a artistas tan diversos como Dani Flaco, Marina Rossell, Miquel Pujadó o Joan Isaac.

Esta noche es el turno de Agricantus, un grupo siciliano de un género definido como “world ethnic electronica”. Presentan el álbum Kuntarimari, que significa cuentos del mar, y en el que artistas invitados de diferentes países nos conducen en un viaje por los pueblos del Meditrerráneo. “La conexión con Barcelona viene por mar”, comenta Sergio Sacchi. “Cuentan y cantan historias del Mediterráneo, del mar catalán, italiano, turco, de un mar surcado por pateras…”. Y lo hacen en las lenguas de los diversos pueblos: francés, turco, catalán, castellano, siciliano.

Laboratorios culturales

El resto del festival, que incluye ocho conciertos más, los últimos de los cuales compartirán cartel del Barnasants, son una ocasión única para encuentros “vitales” de los que se pueden aprender muchas y buenas lecciones. Porque esos encuentros de los que habla Vinicius, son auténticos laboratorios culturales: veremos al cantautor de Trieste Toni Bruna, hijo de exiliados de Istria, cantar en dialecto triestino junto con la ampurdaanesa Rusó Sala, tan impregnada de las tradiciones mediterráneas. El valenciano Feliu Ventura compartirá escenario con Yo Yo Mundi, uno de los exponentes de los cantantes protesta italianos, a medio camino entre el rock y el folk, y el anarquista Alessio Lega. El veterano Eugenio Finardi será apadrinado por Joan Isaac. El poeta, cantante, escritor satírico, actor florentino David Riondino será pareja del rebelde de Bellvitge Dani Flaco. El portugués Sérgio Godinho compartirá el escenario del Teatre Joventut con Marina Rossell. El violinista y flautista, rockero y cantautor Mauro Pagani actuará acompañado de Maria del Mar Bonet, Amancio Prada y Badara Seck y el cómico de feroz sátira política Alberto Patrucco cantará con un compañero filólogo y purista de la música y la palabra como Miquel Pujadó.

Y si Cose di Amilcare rebasa fronteras, sobrepasa también los límites de la música: ya hemos podido asistir a una exposición de 42 carátulas de vinilos a cargo de Fernando González Lucini, la librería Le nuvole está ofreciendo documentales varios sobre música italiana, mañana empieza Photoshow, del fotógrafo Fabricio Fenucci y, a partir del 15 de diciembre, Món Llach… Se trata de encuentros, simples y enriquecedores encuentros. Esos encuentros que son, en definitiva, la vida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha