La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

Hacerse la PCR en casa y llevarla a la farmacia: la nueva estrategia de cribados de la Generalitat

Un hombre sale de una farmacia en L´Hospitalet (Barcelona). EFE/Toni Albir/Archivo

Tras dar a conocer el plan de desescalada para los próximos dos meses, la Generalitat de Catalunya ha dado los detalles este viernes de una nueva estrategia de detección de casos de coronavirus que incluye varias novedades en materia de cribados. El más destacado, la incorporación de las farmacias para distribuir 'kits' de PCR y recoger las muestras que la población se tomará en casa.

El Departamento de Salud alcanzó el récord de tests realizados, entre las PCR y los de antígenos, durante la semana del 27 de octubre, con unas 270.000 pruebas, pero desde entonces la cifra había ido a la baja, junto con la caída progresiva de los contagios. Para acompañar la desescalada y adelantarse a la transmisión, ahora las autoridades sanitarias catalanas prevén recuperar el ritmo de cribados en barrios con elevada incidencia, mantener los de las escuelas, sumar a las farmacias y también a los clubes deportivos, estos para ganar incidencia en las franjas de edades de 18 a 30 años. 

Lo más llamativo será el nuevo papel de las farmacias, que formarán parte de una estrategia de cribados “muy parecida a la que se hace con el cáncer de colon”. Así lo ha explicado el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon. A día de hoy, los mayores de 50 años reciben una carta que les ofrece la posibilidad de ir a una farmacia, recoger un kit y devolverlo con una muestra de heces para que se analicen.

El procedimiento sería el mismo pero con pruebas PCR de las que son menos invasivas, como las que se hacen ahora en los institutos de Secundaria, donde los alumnos se extraen ellos mismos la muestra, un procedimiento que requiere solamente introducir el hisopo dos centímetros por cada orificio de la nariz.

“Es una estrategia 100% viable que nos dará buenos resultados y ganancias”, ha defendido Argimon. Una vez hecha la automuestra, la población la llevará a la farmacia y desde allí se enviará a los laboratorios. El resultado se compartirá con el usuario y con el Servicio Catalán de la Salud, que es quien envía la carta en primera instancia.

Su intención es que se empiecen a hacer a partir del mes que viene, aunque todavía no ha detallado cuántos kits se van a comprar. De momento, se está trabajando con el Colegio de Farmacéuticos de Catalunya y pronto se trasladará a todos los establecimientos. Argimon ha explicado que la población destinataria del cribado será al inicio la mayor de 50 años, puesto que los jóvenes se irán a buscar a través de las entidades deportivas, pero ya ha asegurado de entrada que esta será solo una pata de la estrategia y no un cribado masivo y total de la población: “No creemos falsas expectativas”. 

Aunque la Generalitat abrió la puerta este lunes a que las farmacias hicieran tests de antígenos, tal como pedían estos establecimientos y como viene reclamando la Comunidad de Madrid, al final esta opción no se ha recogido en la nueva estrategia de cribados. No la descartan, ha incidido Argimon, y siguen trabajando en un protocolo por si llegado el caso se pudiera hacer. Para ello, haría falta el permiso del Ministerio de Sanidad, mientras que para los tests PCR esto no será necesario, debido a que las farmacias sirven como mero centro logístico de distribución y recogida.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha explicado que se harán también cribados en poblaciones vulnerables y entornos laborales, y ha anunciado la incorporación de 500 nuevos profesionales dentro del circuito de rastreo. En total, según la conselleria, serían ya 3.000 las personas dedicadas a esta tarea.

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2020 - 13:24 h

Descubre nuestras apps