La portada de mañana
Acceder
Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"
Una familia con un hijo con brotes violentos, al límite por la falta de recursos públicos
Opinión - Más allá de los comités de aplausos, por Esther Palomera

Los Mossos hallan el cadáver del hombre que asesinó a su hijo en un hotel de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han encontrado en una zona boscosa cercana al Aeropuerto de Barcelona–El Prat el cadáver de Martín Ezequiel Álvarez, el hombre que asesinó a su hijo de dos años el pasado 24 de agosto en un hotel de la capital catalana. El cuerpo sin vida ha sido "plenamente identificado" como el de Álvarez, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) después de que la comitiva judicial haya procedido al levantamiento del cadáver.

La hipótesis del suicidio de Martín Ezequiel Álvarez era una de las que manejaban los investigadores y fue ganando enteros a medida que pasaban los días y no se tenían señales de vida del infanticida, que tampoco había contactado con ningún familiar. El hombre, economista, nacido en Argentina y nacionalizado español, de 44 años de edad, salió del hotel del centro de Barcelona donde cometió el crimen, cogió un taxi hasta el aeropuerto y allí se le perdió la pista.

La huida precipitada del hombre del hotel, el hecho de que no llevara encima el pasaporte y que las cámaras del aeropuerto lo captaran abandonando una de las puerta de acceso al mismo eran elementos que alimentan la tesis del suicidio. Álvarez no había tomado ningún vuelo ni abandonado el país.

Las primeras pesquisas apuntan que se trata de un caso de violencia vicaria, esto es, que el hombre mató a su hijo con el objetivo de infligir un daño extremo a su madre. La pareja se había separado recientemente. Antes de matar a su hijo, el hombre envió mensajes amenazantes a su expareja, y como lugar del crimen eligió un hotel que ya había frecuentado.

En un hecho inusual que no se daba desde los atentados del 17-A, los Mossos difundieron públicamente la imagen de Álvarez y pidieron la colaboración ciudadana para localizar al presunto asesino, que habría acabado con su vida pocas horas después de cometer el crimen.

Los Mossos d'Esquadra han encontrado en una zona boscosa cercana al Aeropuerto de Barcelona–El Prat el cadáver de Martín Ezequiel Álvarez, el hombre que asesinó a su hijo de dos años el pasado 24 de agosto en un hotel de la capital catalana. El cuerpo sin vida ha sido "plenamente identificado" como el de Álvarez, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) después de que la comitiva judicial haya procedido al levantamiento del cadáver.

La hipótesis del suicidio de Martín Ezequiel Álvarez era una de las que manejaban los investigadores y fue ganando enteros a medida que pasaban los días y no se tenían señales de vida del infanticida, que tampoco había contactado con ningún familiar. El hombre, economista, nacido en Argentina y nacionalizado español, de 44 años de edad, salió del hotel del centro de Barcelona donde cometió el crimen, cogió un taxi hasta el aeropuerto y allí se le perdió la pista.

La huida precipitada del hombre del hotel, el hecho de que no llevara encima el pasaporte y que las cámaras del aeropuerto lo captaran abandonando una de las puerta de acceso al mismo eran elementos que alimentan la tesis del suicidio. Álvarez no había tomado ningún vuelo ni abandonado el país.

Las primeras pesquisas apuntan que se trata de un caso de violencia vicaria, esto es, que el hombre mató a su hijo con el objetivo de infligir un daño extremo a su madre. La pareja se había separado recientemente. Antes de matar a su hijo, el hombre envió mensajes amenazantes a su expareja, y como lugar del crimen eligió un hotel que ya había frecuentado.

En un hecho inusual que no se daba desde los atentados del 17-A, los Mossos difundieron públicamente la imagen de Álvarez y pidieron la colaboración ciudadana para localizar al presunto asesino, que habría acabado con su vida pocas horas después de cometer el crimen.

Los Mossos d'Esquadra han encontrado en una zona boscosa cercana al Aeropuerto de Barcelona–El Prat el cadáver de Martín Ezequiel Álvarez, el hombre que asesinó a su hijo de dos años el pasado 24 de agosto en un hotel de la capital catalana. El cuerpo sin vida ha sido "plenamente identificado" como el de Álvarez, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) después de que la comitiva judicial haya procedido al levantamiento del cadáver.

La hipótesis del suicidio de Martín Ezequiel Álvarez era una de las que manejaban los investigadores y fue ganando enteros a medida que pasaban los días y no se tenían señales de vida del infanticida, que tampoco había contactado con ningún familiar. El hombre, economista, nacido en Argentina y nacionalizado español, de 44 años de edad, salió del hotel del centro de Barcelona donde cometió el crimen, cogió un taxi hasta el aeropuerto y allí se le perdió la pista.

Etiquetas
15 de septiembre de 2021 - 14:54 h