Colau pide rebajar a la mitad las dietas de hasta 885 euros por reunión que cobran los miembros del Área Metropolitana

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

Las dietas o indemnizaciones por asistencia a organismos vinculados a los ayuntamientos están pensadas para los alcaldes o concejales que mantienen sus puestos de trabajo. Sin embargo, en algunos casos, estas dietas se han convertido en un verdadero sobresueldo para políticos que ya cobran retribuciones importantes de sus propios consistorios y que pueden incluso doblarlos gracias a la participación en diputaciones u organismos supramunicipales.

Este es el caso del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), entidad que reúne a los 36 municipios que rodean a la capital catalana, y donde las dietas por asistencia son tan altas y tan desiguales que algunos de los cargos de mayor rango pueden llevarse hasta 2.600 euros mensuales extra.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que por cargo ostenta también la presidencia del AMB, ha decidido poner freno a esta práctica y ha enviado una carta a sus socios de Gobierno para igualar y rebajar las indemnizaciones hasta en un 40%. La líder de los 'comuns', que desde su llegada al ayuntamiento renunció a cobrar estas dietas, quiere que se estipulen dos precios unitarios, de 300 y 150 euros según la tipología de la reunión, para todos los miembros que asistan a estas comisiones.

Esta propuesta supondría una rebaja sustancial respecto a los que se cobra ahora, pues un vicepresidente puede llevarse hasta 885 euros por acudir a un plenario o a una Junta de Gobierno. Para los miembros rasos, en cambio, los 300 euros por sesión que propone la alcaldesa constituirían un pequeño aumento respecto de los 265 euros que se cobra actualmente.

Este criterio de igualar lo que perciben todos los miembros era una reclamación que el secretario de la entidad venía haciendo, al considerar que la práctica actual de dar mayores cantidades a los cargos de mayor rango, está fuera de la ley. Según la normativa, estas dietas son indemnizaciones por asistencia y en ningún caso pueden ser retribuciones, por lo que deben ser iguales para todos los asistentes.

Carta d'Ada Colau al vicepresident executiu de l'AMB, Antonio Balmón by eldiario.es on Scribd

Annex de la carta d'Ada Colau al vicepresident executiu de l'AMB, Antonio Balmón by eldiario.es on Scribd

Respecto a las cantidades, en la carta de Colau a la que ha tenido acceso este diario, la presidenta del organismo considera que "se han de reducir de forma de forma significativa, por razones de responsabilidad y ejemplaridad política" y "en atención a la actual crisis social, económica y laboral". La alcaldesa recuerda además que ella renunció a estas indemnizaciones desde su llegada en 2015 y que tiene previsto mantenerse igual pues no quiere cobrar "ningún sueldo encubierto".

Con esta misiva, Colau pretende que sus socios en el gobierno metropolitano de PSC, ERC y Junts acepten introducir este cambio en los próximos presupuestos de la entidad para 2021, que se someterán al pleno este mes de noviembre, aunque también abre la puerta a que se vote en un dictamen adjunto. "Ahora es el momento oportuno e inaplazable para resolver esta cuestión", afirma la edil de Barcelona.

El cobro de dietas y la reducción de sueldos altos en el ayuntamiento o en organismos vinculados ha sido un viejo caballo de batalla de los 'comuns', que optaron por renunciar a recibir estos complementos en el AMB. Otros miembros del consejo metropolitano también han optado por no aceptar estas dietas. Sin embargo esta cuestión continua siendo voluntaria y sujeta a pocas restricciones. La ley solo estipula que un cargo político no puede cobrar indemnizaciones por asistencia de instituciones en las que ya cobra un sueldo laboral, es decir, un alcalde que cobra un salario de su ayuntamiento no puede además aceptar dietas para asistir al pleno. En cambio, en el caso de organismos vinculados pero diferentes, hay un agujero legal que permite a algunos percibir dos retribuciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats