eldiario.es

9

Marchamalo lucha por la dignidad

La exposición 'Luchando por la Dignidad', que muestra la vida de los dependientes de la región, llega a la localidad de Guadalajara.

Exposición 'Luchando por la Dignidad' en Marchamalo (Guadalajara)

La exposición 'Luchando por la Dignidad', creada por los fotógrafos Nacho Izquierdo, Nando Rivero y el realizador Lukasz Filar y que muestra la vida de los dependientes en Castilla-La Mancha llega a la localidad de Marchamalo, en Guadalajara. La exposición ha pasado ya por diversas localidades de la provincia de Guadalajara con mucho seguimiento por parte del público asistente que ha vivido la mezcla entre reivindicación y crudeza que recogen las obras de los autores.

La exposición se abre en el Ateneo Arriaca a las 20:00 horas y será visitable hasta el próximo 4 de abril. En su apertura los propios autores estarán presentes en la proyección del cortometraje documental grabado al respecto que cuenta con el relato en primera persona de algunas de las personas que viven a diario la situación de tener que cuidar de un familiar gran dependiente, personas que dedican las 24 horas del día al cuidado de personas que actualmente han visto cómo su atención tanto sanitaria como social ha quedado mermada tras los recortes.

Además toda la exposición recauda todo lo que consiga económicamente precisamente para los protagonistas de las fotos y del cortometraje, los dependientes y sus familias que se hacen cargo de ello. También se ha editado un libro con todas las fotografías así como algunas especiales que no están en la exposición y que, jugando con el blanco y negro, mezclan arte, rutina por la labor de los ayudadores y familiares, el llamamiento que hacen los cuidadores y las familias para recibir ayuda en la situación que viven, y acercamiento a un mundo alejado para el que no lo ha vivido. Es un proyecto que además de concienciar está ayudando económicamente a diversas familias de la provincia guadalajareña que tienen problemas para acceder al dinero que necesitan.

Es una muestra dura, con imágenes sensibles pero que es la realidad de lo que tienen que vivir quienes tienen un gran dependiente a su cargo. También es un homenaje a personas que no se les pone cara, nombre ni apellidos pero que luchan para que su familiar, amigo o conocido (incluso para los trabajadores que están contratados por las familias, que acaban entablando relaciones personales muy fuertes con las familias a las que ayudan) tenga la vida más digna que puedan tener, puedan valerse con la máxima independencia que puedan y puedan tener las mejores condiciones posibles dentro de sus problemas.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha