eldiario.es

Menú

'Counterpart': un conflicto interdimensional pero a la vez tan personal

Justin Marks es el creador de esta historia de espionaje con centro en Berlin y aroma a ciencia ficción

El oscarizado J.K. Simmons es el protagonista y la auténtica estrella de la serie

- PUBLICIDAD -
Foto: hbo.es

Foto: hbo.es

Espoleado por la canción 'Driving My Life Away', del cantante de country Eddie Rabbitt, aunque poco tiene que ver con la serie protagonista de mi recomendación semanal: ‘Counterpart’. La Guerra Fría ha dado, da y seguirá dando fantásticas historias de espías, en este caso, con un toque de ciencia ficción que le da un aroma especial y distintivo.

La serie creada por Justin Marks construye con matices de la vieja escuela de espías una efectiva alegoría a la Berlín dividida por el símbolo más representativo y reconocible de la Guerra Fría: el Muro. El director Morten Tyldum (‘ The Imitation Game’) se encarga de imprimir en el piloto un sello digno de las buenas historias de espionaje británicas con ese tono contenido. ‘Counterpart’ tendrá todo lo imprescindible del género: secretos, mentiras, agentes dobles, medias verdades, intriga, suspense y misterio. El aliciente, aunque a veces sea una mera excusa, será su afán por llevar el conflicto a la interdimensionalidad.

Foto: HBO.es

Foto: HBO.es

La historia de ‘Counterpart’ está protagonizada por Howard Silk, interpretado por J.K. Simmons el ganador de un Óscar y un Globo de Oro por ‘ Whiplash’, un tranquilo burócrata que trabaja en una agencia gubernamental. Todo cambiará en su vida cuando se entera que esta organización oculta una puerta de acceso a una dimensión paralela. Un conducto que se creó hace 30 años atrás un experimento fallido durante la Guerra Fría.

La existencia anodina de Howard terminará de dar un cambio radical cuando se topa con su otro “yo”, perteneciente a la otra dimensión, y se meta de lleno en una historia de espionaje que se va tornando más truculenta y violenta con el paso de episodios.

‘Counterpart’ es una serie que necesita un cierto recorrido para desarrollar correctamente todo el universo que rodea a la historia. Aunque, la parte de ciencia ficción es un simple macguffin, al principio, va ganando entidad con el paso de los capítulos; de hecho, la primera parte de la temporada se usa para construir el universo y todos los puntos de referencia y anclaje de los protagonistas. Después se irá desenrollando la madeja para conseguir un buenísimo desarrollo en la recta final. La ciencia ficción sirve para plantear una historia de espías de orden mundial/interdimensional donde los personajes son el verdadero punto de interés de la serie.

Foto: Hbo.es

Foto: Hbo.es

Porque la serie creada por Justin Marks despega impactante, se desarrolla en algún tramo algo perezosa y algo tópica, pero, poco a poco el espectador se verá atrapado por un universo que será cada vez más complejo e interesante armonizado por la banda sonora de Jeff Russo (‘ Fargo’, ‘ Legion’ o ‘ Altered Carbon’), con una ambientación que recuerda a la Berlín de la época y, para finalizar, unos personajes que crecen enormemente.

Los dos mundos paralelos que tomaron un camino distinto, con todo lo que ello conlleva, hace 30 años, es la clave de ‘Counterpart’; además, a esto hay que sumarle una gran epidemia de gripe que diezmó y condicionó el desarrollo de uno de ellos, y trajo como consecuencia: cambios sociales, económicos y políticos. Por lo tanto, se formaron dos concepciones muy distantes del mundo, aun siendo las “mismas” personas a ambos lados. El hecho -la gran pandemia de gripe- se torna como elemento modificador y diferenciador de los otros “yo” de los protagonistas.

Sin embargo, esto es lo que resulta más interesante a la hora de que el espectador diferencie entre buenos y malos -si es que se puede elegir-, o que simplemente se posicione en algún bando. Ya que las líneas que separan las motivaciones de todos los personajes son bastante difusas y es fácil sentirse identificado con el comportamiento de los supuestamente buenos y de los supuestamente malos. Cada uno de ellos tiene un leitmotiv muy reconocible para la audiencia del que serán presa.

Foto: hbo.es

Foto: hbo.es

Tiene que ser incómodo, confortable o liberador, depende con el ángulo con lo mires, observar y charlar en el espejo delante de tu otro “yo”. Una conversación que en ningún caso será fácil, pero, más, cuando en la otra dimensión hay un cierto halo de recelo como en ‘Counterpart’.

Solo 30 años han valido para que cada personaje y su “yo” de la dimensión paralela sean en esencia lo mismo, pero, en muchos aspectos muy diferentes, debido a las decisiones divergentes que han tomado a lo largo de ese tiempo, que les ha servido para desarrollar personalidades y vidas dispares; además, cada uno de ellos tiene sus propias dicotomías morales, motivaciones y dilemas.

Si esto es así se podría decir que todos somos la suma de nuestras decisiones, gracias al libre albedrío. Sin embargo, ‘Counterpart’, presenta un universo donde hay componentes que han modificado de una manera drástica ambos mundos y, por lo tanto, no resulta todo tan sencillo sino más complejo. Esos elementos modificadores han cambiado una dimensión drásticamente a nivel social, económico y político a lo que hay que sumar las esferas de poder.

Foto: hbo.es

Foto: hbo.es

‘Counterpart’ no versa sobre una guerra ideológica sino más bien de una guerra entre dos mundos tan iguales y, a la vez, tan distintos. Una guerra de concepción. Una batalla ante tu propio “yo”. Una lucha ante tu “propia” toma de decisiones tan liberadora como aterradora. En esencia diferentes.

Por último, recalcar el magnífico y arduo actoral de J.K. Simmons, la auténtica estrella de ‘Counterpart’. Sin embargo, no puedo dejar escapar el excelente trabajo de las actrices Olivia Williams, como mujer de Silk, y Sara Serraiocco, en el papel de una asesina proveniente del otro lado.

‘Counterpart’ es una excelente recomendación para quien le guste las historias de espionaje con toques de ciencia ficción de desarrollo lento pero seguro y, con un aroma, que recuerda a las clásicas historias de espías británicas. La primera temporada, ya renovada por una segunda, se puede disfrutar en HBO España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha