El estudio de seroprevalencia del Gobierno arrancará la semana que viene con 6.660 test en la Comunitat Valenciana

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante su comparecencia en las Corts Valencianes.

"Quiero empezar mostrando mis condolencias a las familias y amigos de las 1.132 personas fallecidas y mi admiración y reconocimiento al personal sanitario que está haciendo frente a este pandemia; mis condolencias también a los seres queridos de esos cuatro profesionales de la sanidad que han perdido la vida en el ejercicio de su labor".

Así ha empezado su intervención la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en su comparecencia en las Corts para dar cuenta de su gestión frente a la crsisis sanitaria en la Comunitat Valenciana.

Barceló ha afirmado que estamos frente a "un antes y un después en nuestras vidas, el mundo ya ha cambiado y lo que se demuestra es que sin salud se para el mundo".

La consellera ha hecho un repaso cronológico de las medidas que se han tomado en la Comunitat Valenciana desde que arrancó la crisis y de la evolución de la misma en todo este tiempo: "gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios y del equipo de salud pública se logró detectar la trazabilidad de los casos hasta el 14 de febrero y eso permitió contener la pandemia hasta esa fecha y posibilitó que no se colapsara el sistema sanitario". En ese momento había 188 positivos confirmados.

Barceló ha detallado que los días más críticos se produjeron el 28 de marzo con 368 personas ingresadas en un solo día, el 29 de marzo cuando se alcanzó el pico máximo de contagios en un día con 750 positivos y el 3 de abril, con la mayor cifra de muertes en 24 horas, con 68 casos.

"Entre el 2 y 8 de marzo se vivieron los momentos más críticos a nivel asistencial con una media diaria de 380 personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI); en Madrid los ingresos diarios eran de 1.500 pacientes y en Catalunya se multiplicaron por cuatro", ha comentado la responsable de la sanidad pública valenciana.

La consellera ha detallado también cómo se realizará en la Comunitat Valenciana el estudio de seroprevalencia que llevará a cabo el Gobierno en todo el país en coordinación con las administraciones autonómicas.

Finalmente habrá un millar de pruebas más de las anunciadas inicialmente. En concreto, llevarán a cabo un total de 6.660 pruebas: 2.400 en Alicante, 2.940 en València y 1.320 en Castellón. Las pruebas se distribuirán por municipios en función de sus habitantes.

"La participación será voluntaria, con el consentimiento informado de cada miembro del hogar, incluyendo el asentimiento de los menores entre 8 y 15 años", ha explicado Barceló, quien ha añadido que "el test de detección de anticuerpos es una herramienta para la investigación epidemiológica, no es una herramienta diagnóstica; su objetivo es el de estimar la prevalencia de infección, evaluar los cambios para monitorizar la evolución de la pandemia, con especial atención a la aparición de nuevas infecciones derivadas de la transmisión".

La consellera también ha hecho autocrítica y ha solicitado disculpas: "hemos cometido errores. Indudablemente. Ayer el president Puig, en un ejercicio de humildad poco común en política, hizo autocrítica y pidió perdón. Me sumo

a ello, y no es la primera vez que lo hago".

La responsable de Sanidad ha pedido disculpas "a los profesionales sanitarios, se merecían más; más protección en los primeros momentos, más previsión, más medios humanos desde el primer minuto; viéndoles cómo trabajan, cómo luchan por cada vida, el trato humano que dispensan a los enfermos, viendo su capacidad de entrega, de sacrificio, de generosidad y de servicio público; viéndoles el rostro de cansancio acumulado, autoexigencia y responsabilidad, ¿quién sería capaz de no querer todo lo mejor para nuestros profesionales? Soy la máxima responsable de algo tan sensible como es la sanidad, el sistema sanitario, y por lo tanto respondo de esta gestión".

Residencias

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha reconocido que "sin duda, la cara más dura del virus se ha revelado en las residencias de personas mayores. Con nuestros mayores".

La consellera ha explicado la gestión que se ha llevado a cabo en los centros: "Los primeros brotes, en Torrent y en Alcoi, revelaron la virulencia que tenía el COVID entre personas ya de por sí vulnerables. Por esta razón, el 18 de marzo acordamos mediante normativa medidas extraordinarias para que la Conselleria de Sanitat pudiera mantener una vigilancia activa dentro de las residencias de mayores, salvaguardando las competencias que los equipos directivos o la propia gestión sociosanitaria pudieran tener".

La responsable de Sanidad ha detallado que se han realizado hasta ahora 8.196 pruebas, 140 residencias han presentado algún brote, 1.671 personas residentes han dado positivo por coronavirus, de los cuales 372 han requerido hospitalización. Además, 493 trabajadores han dado positivo en total y han fallecido 394 personas; se han mantenido 33 residencias bajo vigilancia activa y se han cerrado los brotes de 47 residencias. El 76% de las residencias no han tenido ningún caso de coronavirus.

Críticas de la oposición

La oposición se ha mostrado muy dura por la gestión de la crisis por parte de la Conselleria de Sanidad. Tanto el PP, como Ciudadanos y Vox han centrado sus críticas en la falta de material de protección para los profesionales sanitarios, en la llegada de mascarillas defectuosas que se han tenido que retirar, en la ausencia de test masivos y en la ejecución con retraso de unos hospitales de campaña que hasta ahora no se han utilizado. También han coincidido en elogiar la actuación de los profesionales sanitarios.

Aún así, el único que ha pedido la dimisión de la consellera ha sido el portavoz de Vox, José María Llanos, quien ha llegado a decir que ha habido "falta de respiradores que ha obligado a los profesionales a decidir quién vive y quién muere", cuando el porcentaje de ocupación de las UCI de los hospitales valencianos alcanzó su nivel máximo el 1 de abril con un 71,4% de ocupación, quedando por tanto un 28,6% de camas con respiradores disponibles.

También han sido llamativas las palabras del portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular de la Comunitat Valenciana (GPP), José Juan Zaplana, quien ha afirmado que el PP ha sido el partido que ha fortalecido el sistema sanitario valenciano, pese a la privatización de varios departamentos y a los recortes llevados a cabo especialmente entre los años 2008 y 2015, cuando se eliminó a las personas inmigrantes sin papeles de determinados servicios o se implantó el copago en diferentes productos.

Zaplana ha dicho que no van a solicitar la dimisión de Barceló porque en este momento de crisis no sería responsable, pero en este punto ha hecho un paralelismo al accidente de Metro al recordar que ahora ha habido "1130 muertos y cero responsables políticos".

La diputada Ciudadanos, Yaneth Giraldo, ha criticado la desprotección del personal sanitario y ha lamentado el contagio de más de 1.600 profesionales. Se trata, según ha subrayado Giraldo, "de un 16,8% de los contagiados, lo que supone 7 puntos más que la media de Madrid".

"Se han visto profesionales rebuscando en la basura para hacer acopio de material, se han repartido 16.000 mascarillas fake y se han comprado mascarillas que no cumplen con la normativa europea”, ha añadido, al tiempo que ha criticado que "la Conselleria empezó a comprar el material sanitario tres días después de la declaración del estado de alarma".

La diputada de la formación liberal ha considerado que esta "falta de planificación" se puede comprobar también en los "tres hospitales de campaña que todavía están por terminar".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats