La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

10 vinos de menos de 12,5 grados alcohólicos con mucho sabor

Foto: Pixabay

Desde hace unas décadas, pareciera que los vinos, para que sean gustosos, hayan de tener más de 14% en volumen, llegando incluso a 15,5%, tal como en su día te explicamos en Ocho razones por las que el vino tiene cada vez más graduación. Los grandes gurús del vino pusieron de moda esas potentes garnachas y otras variedades que maridan perfectamente con un chuletón, pero no siempre nos queremos comer un chuletón.

En palabras de Jesús, un socio y lector de eldiario.es, "a los que nos gusta disfrutar de varios vasos de vino, esa graduación se nos sube rápido a la cabeza y, sobre todo a una cierta edad, ya no podemos andar con esas". Y más allá de la edad, durante el confinamiento nos pasa lo mismo a todos, que el vino es para disfrutarlo con mesura, no para emborracharse.

Como estos vinos son bastante difíciles de encontrar en los supermercados e incluso en una somera batida por Internet, nuestro lector nos pedía que buscáramos propuestas con menos graduación, "con vinos suaves, tanto blancos como tintos, y poniendo en cada uno de ellos su graduación alcohólica, así como dónde poder comprarlos". Aquí van nuestras propuestas, Jesús.

Vinos suaves con entrega a domicilio

Nos hemos puesto manos a la obra consultando a cantidad de Denominaciones de Origen y de bodegas, entre otras, las cuarenta pertenecientes a la Asociación Spanish Organic Wines, que elaboran vinos ecológicos. Y nos hemos encontrado bastantes más descubrimientos de los que imaginábamos de menos de 12,5%, incluso en rosados y claretes; todos ellos buenos vinos –lo sabemos porque los hemos catando– que ofrecen todo el sabor en boca y se pueden pedir a domicilio a las propias bodegas que enlazamos. Aquí está nuestra selección:

Los tintos más intensos

Goliardo es un blend de las uvas autóctonas loureiro, caiño y espadeiro, el más refinado de la colección Tintos de Mar de la bodega Forjas del Salnés, que también elabora el Goliardo Caiño, entre otros monovarietales de la DO Rías Baixas. Que nadie se crea que por tener 12% Vol es menos potente de sabor, porque presenta el característico regusto salino de los vinos atlánticos, con un puntito muy agradable a pimienta que se disuelve acariciándote los labios untuosamente. Tanto es así que marida de cine con un buen entrecot o con un estofado de toro. En torno a 25 euros.

Carles Andreu 12@ Trepat es el mejor y más antiguo representante de la uva trepat, autóctona de la DO Conca de Barberá, como bien acreditan los archivos de esta bodega familiar que descubrió la baja graduación de esta variedad hace siglos y le está sacando el mejor partido aún en la actualidad. De hecho, el símbolo de 12 arrobas juega con la unidad de medida antigua que hoy en día relacionamos con lo virtual. Pero este vino, por más que sea ligero (12% Vol), es realmente una delicia con ese toque a frutos negros, a bayas, a pimienta; y con un retrogusto largo que va muy bien con una tabla de quesos. Unos 14 euros.

Capricho DiVino es una línea de la bodega ecológica Vega Tolosa compuesta por un tinto de 12% Vol y un rosado de 12,5%, ambos de la variedad bobal, más un blanco viognier y moscatel de tan solo 11% Vol. Aunque por la forma de las botellas y porque ponen semi-sweet pudieran parecer esos frizzantes dulcérrimos, nada que ver: son tres vinos elegantes y ecológicos, sin azúcares añadidos, les sacan el dulzor justo para expresar la fruta pero con mucho equilibrio, nada empalagosos (curiosamente, ¡el tinto es el más dulce!). Ideales para pescados, arroces y carnes blancas. En torno a 6 euros.

Santalba Cotas Altas es un tinto de la Rioja Alta de 12% Vol, que, a pesar de tener 60% garnacha y 40% tempranillo, resulta bastante ligero y fresco, con toda la explosión en boca a frutas rojas pero equilibrado y versátil, pues sirve lo mismo para una parrillada que para un cerdo a la mostaza o un pollo al curry. Por 7,15 euros.

¿Rosado o clarete?

Albret Rocío rosado es una garnacha navarra de color rosa púrpura, sutilmente afrutada, con la fresa como protagonista, floral, balsámica… Es un vino de 12% Vol de la Bodega Albret, que, pese a tener una crianza sobre sus lías en barricas de roble francés de 225 litros, resulta muy fácil para tomar solo al atardecer, aunque también marida con ensaladas, pastas, arroces, verduras y marisco. Alrededor de 6 euros.

Clarete 2019 de Luis Oliván es una apuesta personal de este elaborador de vino independiente que, en vez de hacer un rosado con uvas tintas, ha creado esta delicia de color rosa pálido con uvas blancas y tintas de los parajes de Bespén, en Huesca. Con 12,5% Vol, es afrutado a la par que floral, mineral y sinuoso en la boca, vamos, que te va a apetecer otra botella (y solo hay 600). Con un tartar de salmón pega genial. Por 11 euros.

Blancos infalibles

Agaliu 2018: este blanco de 12% Vol de L’Olivera, bodega ecológica de la DO Costers del Segre, es un macabeo 100% fermentado en barrica y sobre lías, lo cual lo convierte en una delicatessen fina y elegante con una amalgama de sabores perdurables en boca como la bollería, la manzana y el plátano maduro. Por eso lo maridaríamos con mariscos y ceviches o tartares. Por 10,70 euros.

Orovelo 2019 es un blanco de la variedad Albilla de Manchuela fermentado sobre lías y envejecido en tinajas nuevas de barro durante siete meses en la bodega ecológica La Niña de Cuenca, de la DO Manchuela. Es ligero, muy fresco, nada que ver con otros albillos del resto de España, porque es una variación especial que ha quedado solo en esta zona entre Cuenca y Albacete. Tiene solo 12,5 % Vol, ideal para tomar solo o para una mariscada económica a base de mejillones, berberechos, langostinos y cañaillas. Por 14,45 euros.

Donzella 2018 es un blanco xarel.lo de la bodega centenaria Suriol del Castell de Grabuac, de la DO Penedés, un ecológico de 12 graditos. Nos parece un vino muy peculiar, goloso y ligeramente especiado, quizá su curioso sabor se deba a que fermenta en lías durante cinco meses en cubas soterradas, a la antigua usanza. Con unas hamburguesas de (o con guarnición de) verduras, marida estupendamente. 9,90 euros.

El Príncipe y el Birrete es un albariño de Rías Baixas, de la bodega Vinaltia, 12,5% Vol que expresan lo más característico de esta variedad atlántica en este blanco joven, afrutado, ligero y fácil de beber. Le pega todo tipo de marisco o pescado, incluso el sushi. 12,85 euros.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
9 de mayo de 2020 - 21:45 h

Descubre nuestras apps

stats