La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

Cinco recetas de ensaladas con verduras de temporada para afrontar el otoño con sabor y fuerzas

Ensalada de calabaza

La versatilidad de las ensaladas es infinita en cualquier época del año y, aunque es verdad que suelen ser más comunes en verano, lo cierto es que las posibilidades de adaptarlas a los productos de cada temporada son inmensas. 

Seis ensaladas de toda la vida para afinarse tras los atracones de agosto

Seis ensaladas de toda la vida para afinarse tras los atracones de agosto

El otoño trae consigo nuevos alimentos que añadir a nuestras despensas y, por ello, hemos recopilado diferentes recetas de ensaladas cuyos elementos principales están en temporada, por lo que no tendrás problema para encontrarlos en supermercados y fruterías. Todas ellas han sido facilitadas por José Miguel Valdivieso, cocinero del restaurante Uskar, en Madrid.

Y, además, la variedad y originalidad de ingredientes como la calabaza, la remolacha o las espinacas –entre otros– no solo aportará sabores variopintos a tus platos, sino que será una fuente de energía debido a las múltiples propiedades beneficiosas para la salud que contienen las verduras de esta época del año. 

Carpaccio de remolacha con pesto

  • Asamos al vapor una remolacha mediana con piel en el horno a 130ºC hasta que esté tierna, dependiendo del tamaño, pero serán entre 50 minutos y hora y media.
  • Una vez la remolacha esté hecha, dejar enfriar, pelar y cortar a láminas como si fuese un carpaccio.
  • Poner en el plato varias láminas dando volumen. 
  • Los recortes o los trozos más gorditos, triturarlos con aceite de oliva, una cucharada sopera de soja, dos láminas de jengibre y cuatro granos de pimienta rosa hasta que quede como una crema para crear el pesto.
  • Salsear con esta crema, poner scamorza ahumada al gusto (vale cualquier queso ahumado en láminas), de diez a doce piñones tostados, un poco de rúcula y mojo verde. 
  • Añadir un toque de comino o pasta de curry verde.

Calabaza con yogur

  • Pelar una calabaza cacahuete y cortarla a dados de 2x2. Aliñarla con una cucharada sopera de aceite de oliva, sal, una pizca de cada especia como clavo, canela, nuez moscada y comino. 
  • Asar la calabaza a 160ºC en el horno durante 35/45 minutos, consiguiendo que esté tierna. Retirar y dejar enfriar.
  • Hacer una salsa de yogur, con un yogur griego azucarado y añadirle sriracha al gusto de picante (vale otra salsa picante). 
  • Poner calabaza en la base y salsear con la salsa de yogur y sriracha, añadir un puñado de frutos secos al gusto, hierbabuena picada y seis rebanadas de pan tostado en dados. 
  • Terminar con un buen chorrito de aceite de oliva.

Espinaca y apio

  • A un yogur natural, añadir una cucharada sopera de miel, un puñado de nuez moscada, aceite de oliva, orégano y pimienta. Reservar la salsa.
  • Poner una bolsa de espinacas baby frescas, una manzana cortada a láminas o dados y dos ramas de apio, todo en crudo. 
  • Añadir la salsa y diez lascas de queso parmesano.

Ensalada de repollo y lombarda

  • Cortar un repollo y una lombarda en juliana y ponerlos en una placa de horno. Reservar. 
  • Hacer un sofrito de seis dientes de ajo laminados. Una vez esté dorado el ajo en caliente, echar encima de las coles (lombarda y repollo).
  • Cuando estén frías, añadir un tercio de vinagre de Jerez, una cebolla morada en juliana y anchoas al gusto. ¡Delicatessen!

Ensalada de boletus de temporada

  • Con ayuda de una mandolina, o con un cuchillo muy afilado, cortar tres boletus grandes a láminas muy finitas y aliñar con un buen aceite de oliva, sal y pimienta, a ser posible recién molida. 
  • Para darle un toque especial, infusionar 200 ml de aceite en dos ramas de romero y una de pino. Para ello, calentar el aceite de oliva y, una vez apartado del fuego, meter las ramas de romero y pino hasta enfriar. 
  • Sofreír los recortes o trozos de boletus más gordos con medio diente de ajo y un chorrito de vino blanco. Incorporar 50 ml de nata.
  • Cuando estén cocinados, triturar para hacer una crema, la cual irá en la base de la ensalada en frío. 
  • Encima de la crema, poner los boletus aliñados con el aceite de romero y pino.
  • Acabarla con piñones tostados y con trufa de otoño que tiene matices a frutos secos.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats