La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de Orbán al embargo al petróleo ruso agrieta la unidad de la UE
La “COVID incidental” limita la vuelta a la normalidad de los hospitales
'El aborto y la renovación del CGPJ y del Constitucional', por Javier Pérez Royo

Guía de limpieza: cómo dejar impoluto tu móvil, portátil, ratón y teclado

Limpiar móvil, portátil, teclado y ratón.

Son muchos los dispositivos que utilizamos, prácticamente, todos los días. Desde el portátil, hasta el ratón, auriculares o incluso teclado, son algunas de las herramientas que pueden ser parte de nuestra vida cotidiana. Y como tales, después de un tiempo es necesario que las limpiemos.

Son varias las personas que pueden ser reacias a limpiar dispositivos electrónicos ya que existe la impresión de que son frágiles o difíciles. Aun así, sobre todo periféricos como el teclado o el ratón, son utensilios que se ensucian muy fácilmente y acumulan polvo, o pelos si tenemos mascotas, entre las ranuras. 

Sobre todo ahora que se acerca el verano y empezamos a abrir las ventanas y corre el viento y el polvo, ¿cómo se limpian estos dispositivos? En ConsumoClaro hemos preparado cuatro guías breves para que puedas dejar impoluto tu móvil, portátil, tu teclado o tu ratón.

1. Limpiar el móvil

Qué necesitamos: Paño de microfibra, alcohol isopropílico del 70% o más, gamuza de gafas.

Pasos:

  1. Apagar el móvil y desconectarlo.
  2. Aplicar un poco de alcohol sobre el paño y frotar con cuidado contra la pantalla y contra la parte de atrás. Asegúrate de que es alcohol isopropílico o agua con jabón, otros productos pueden dañar el panel.
  3. Para limpiar las lentes de la cámara, es aconsejable utilizar una gamuza de gafas, ya que están diseñadas específicamente para no rayar ni estropear lentes.

2. Limpiar el portátil

Qué necesitamos: Alcohol isopropílico de 90% -hay menor riesgo de que se dañen los componentes-, paños de microfibra, bastoncillos, espray de aire comprimido.

Optativo: guantes de látex, pulsera antiestática o productos específicos -venden kits de limpieza, normalmente más caros-.

Pasos:

  1. Apagarlo. Quitar la batería si es posible.
  2. Limpiar las ranuras y puertos: Lo primero es, utilizando el espray de aire comprimido, limpiar las ranuras y puertos externos del portátil. Hay que hacerlo con cuidado y evitanto batir o mover bruscamente el bote, ya que de lo contrario el aire comprimido puede salir en forma líquida. También se puede reforzar la tarea con un bastoncillo, aunque cabe la posibilidad de que deje algún resto. El espray debe inclinarse para evitar que el polvo entre dentro, el objetivo es sacarlo de las ranuras. A priori, si se hace esto habitualmente, no será necesario abrirlo.
  3. Lo siguiente a limpiar puede ser la pantalla. Es muy importante no utilizar productos de limpieza multiusos o dedicados a espejos/ventanas; estos líquidos suelen tener amoniaco, un compuesto que puede afectar a las pantallas. Normalmente, lo más aconsejable es hacer una limpieza en seco. Se pueden utilizar paños de microfibra que sea suave y sin polvo: se debe pasar el paño con cuidado y sin aplicar mucha presión, ya que puede afectar al funcionamiento.
  4. Si es necesario hacer una limpieza húmeda -porque haya una mancha o una zona muy sucia-, se puede mezclar agua destilada con el alcohol isopropílico y, con un paño, extenderlo con cuidado.
  5. Para limpiar el teclado, debemos utilizar los bastoncillos y pasarlos entre las teclas. También se puede acompañar del espray de aire comprimido para terminar de expulsar el polvo o partículas que se acumulan entre las teclas. Además, una vez se haya pasado el bastoncillo y/o espray de aire comprimido, se puede voltear boca abajo con cuidado para que así caigan el resto de partículas.
  6. Y por último, el exterior del portátil. Se aplica un poco de alcohol isopropílico en el paño -nunca hay que hacerlo directamente sobre el ordenador- y se frota débilmente la tapa y laterales.

3. Limpiar el ratón

Qué necesitamos: Alcohol isopropílico de 90%, papel higiénico, bastoncillos, palillos de dientes, paños de microfibra. Opcional: espray de aire comprimido.

Pasos:

  1. Apagar el ordenador y desconectar el ratón. Si es bluetooth y funciona por pilas, sacarlas.
  2. Para la mayor parte de la superficie, bastará con mojar el paño de microfibra con un poco de alcohol isopropílico y frotaremos todas las zonas del ratón. Desde la parte de arriba hasta la base, de tal manera que limpiaremos la mayor parte del dispositivo.
  3. Para limpiar el sensor, debe mojarse muy poco el bastoncillo y frotar el sensor de la parte de abajo con cuidado. Después, es recomendable dejarlo boca arriba para que se seque.
  4. Si tu ratón tiene detalles o, por ejemplo, franjas que sirven de adorno pero acumulan mucho polvo: envuelve un palillo de dientes en papel higiénico. Con este apaño, podremos limpiar pequeños recovecos y detalles del ratón.

4. Limpiar el teclado

Qué necesitamos: Espray de aire comprimido, un cepillo pequeño (vale uno de dientes sin utilizar, a ser posible, con cerdas duras), cuchillo de filo romo o un extractor de teclas.

Pasos:

  1. Apagar el ordenador y desconectar el teclado. Si es un portátil, apagarlo y, si es posible, sacar la batería.
  2. Girar el teclado y sacudirlo o darle unos pequeños golpes en la parte de abajo para sacar la suciedad que haya entre las teclas.
  3. Con un bote de aire comprimido, se sopla en los espacios entre las teclas para tratar de sacar pelusas o pelos que pueda haber. 
  4. Se pasa un cepillo de dientes o una brocha pequeña por la superficie del teclado.

Aunque con los pasos anteriores debe ser suficiente, en algunos casos es necesario “desmontar” el teclado -sobre todo si no se limpia habitualmente-. En el caso de que llevemos, al menos, seis meses sin limpiarlo y lo utilizamos diariamente es recomendable:

  1. Apagar el ordenador y desconectar el teclado.
  2. Sacar una fotografía del teclado para recordar posteriormente el orden de las teclas.
  3. Utilizando el cuchillo de filo romo o un extractor especial, se quitan una por una todas las teclas con cuidado de no perderlas. Una vez las saquemos, se ponen en remojo con una pastilla para limpiar dentaduras postizas -eliminan aceites y esterilizan sin afectar al resultado- durante 4 o 6 horas.
  4. Una vez haya transcurrido ese tiempo, las enjuagamos bien, las frotamos con suavidad y las dejamos secando al menos una noche.
  5. Mientras las teclas están en remojo, frotamos la base del teclado en seco con un cepillo de cerdas duras; Nos ayudará a sacar toda la suciedad.
  6. También es recomendable soplar con aire comprimido, para terminar de limpiarlo.
  7. Para la parte de abajo, bastaría con pasar el paño de microfibra y un poco de alcohol.

Una vez ya sabes cómo limpiar los diferentes periféricos de tu PC y tu portátil, lo más recomendable es limpiarlos una vez al mes si hacemos un uso diario de ellos. Cuanto más tiempo pase entre limpiezas, más tardaremos en dejarlos impolutos.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats