Niños y vuelta al cole: medidas para proteger a abuelos y padres

El Gobierno amplía por decreto ley el permiso por paternidad a 8 semanas en 2019 y progresivamente a 16 en 2021

La vuelta al cole de este año ha venido marcada sobre todo por la aplicación de numerosas medidas de prevención para evitar el contagio por COVID-19. Libros y material escolar han quedado desbancados por mascarillas para mayores de seis años, distancia física e higiene de manos escrupulosa. 

La COVID-19 en los colegios agrava el síndrome de los abuelos esclavos: "Es mi labor, aunque me mande al otro barrio"

La COVID-19 en los colegios agrava el síndrome de los abuelos esclavos: "Es mi labor, aunque me mande al otro barrio"

Estas son algunas de las medidas de prevención más comentadas en las reuniones previas al primer día de escuela. Con ellas, se pretende minimizar el riesgo tanto para el personal docente, como trabajadores de los centros escolares y alumnos. Pero esto no significa que muchos padres y abuelos no estén preocupados por lo que esta vuelta presencial a la escuela puede significar.

El motivo es que un posible contagio en el entorno educativo puede llegar al círculo familiar. La potencial exposición de un niño al virus hace considerar a muchas familias cómo pueden mantenerse seguras, ya que muchas veces son los abuelos los que se encargan de recoger al niño en la institución educativa o bien cuidarlos mientras las padres trabajan.

Diez acciones para proteger abuelos y padres del coronavirus

Desde el inicio de la pandemia se ha insistido en que las personas mayores de 65 años son uno de los grupos de población más vulnerables y que, para minimizar el riesgo de propagación del virus, deberían evitarse las reuniones con nietos y abuelos y que estos recojan a los niños a la escuela. Si, pese a las recomendaciones, no hay más remedio, o abuelos y nietos viven juntos, las Recomendaciones para una vuelta al cole segura. COVID-19, de la Clínica Universidad de Navarra dicen que, al llegar a casa: 

  • Los niños deben quitarse los zapatos antes de entrar.
  • Deben lavarse bien las manos con agua y jabón o una solución hidroalcohólica antes de tocar nada. Es la principal medida para prevenir la propagación del virus y la primera cosa que deben hacer al llegar a casa.
  • Deben cambiarse de ropa y dejar que se airee y, si es posible, que le toque el sol. Es decir, disponer de una ropa del cole y otra ropa de casa, sobre todo si son niños de infantil (tres, cuatro y cinco años), que basan su juego sobre todo en el suelo.
  • Es recomendable que se duchen al llegar del colegio. 
  • Lavar objetos como móviles, gafas o estuches, pendientes, pulseras, etc.
  • La ropa puede lavarse con un programa superior a los 40ºC.
  • Los táperes o las fiambreras usados en la escuela deben lavarse, preferiblemente, en el lavavajillas o con agua caliente y jabón.
  • Ventilar bien las zonas comunes de la casa.
  • Desinfectar habitaciones como la cocina y el baño con agua y lejía (25 mililitros de lejía por cada litro de agua).
  • Si se convive con una persona con alguna patología de riesgo, intentar, si es posible, usar un baño distinto y aplicar las recomendaciones generales (mascarilla y distancia de 1,5 metros).

Otro aspecto importante, al que hasta ahora no se ha prestado atención, es tener más conciencia de cómo se interactúa con los miembros de la familia. Posiblemente no somos conscientes de que muchas veces bebemos del mismo vaso que nuestro hijo, que guardamos juntos los cepillos de dientes, que nos acabamos la comida que han dejado en el plato, etc. Son acciones normales y cotidianas que, como padres y abuelos, hemos hecho siempre. Ahora es un buen momento para modificar ciertas rutinas diarias. 

¿Qué ocurre cuando los padres están separados? 

Las medidas que hay que adoptar son las mismas para todos. Pero en el caso de que uno de los padres dé positivo por COVID-19 o tiene síntomas, o es el niño el que está infectado o tiene síntomas, debe aplicarse el autoaislamiento de 14 días para contener la propagación del virus. Importante: durante este tiempo, el niño no puede trasladarse de una casa a otra. 

Niños y COVID-19, qué dicen los estudios

A pesar de que la transmisión domiciliaria parece ser la forma más probable de contraer COVID-19 porque lo más probable es que las personas, en casa, relajan las medidas de higiene y distanciamiento físico, según un análisis de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, el riesgo de que los niños contraigan COVID-19 parece ser menor que el de los adultos

En Estados Unidos y China, dos de los países con más casos confirmados, los niños representan el 2% de los casos y tienen más probabilidades de ser asintomáticos. Otro dato alentador es el que sugiere un estudio según el cual, en grupos de hogares de China, Singapur, Corea del Sur, Japón e Irán, menos del 10% de los niños han sido los principales transmisores, lo que significa que el virus pasa de un adulto a otro de manera mucho más efectiva que de un niño a otro.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2020 - 22:54 h

Descubre nuestras apps

stats