eldiario.es

Menú

Cultura

Antón García Abril: Es difícil cultivar amor a la música, estamos sacudidos por el pop

- PUBLICIDAD -
Antón García Abril: Es difícil cultivar amor a la música, estamos sacudidos por el pop

Antón García Abril: Es difícil cultivar amor a la música, estamos sacudidos por el pop

El compositor Antón García Abril considera que el amor por la música se puede cultivar, pero admite que es muy difícil, porque de alguna manera estamos "sacudidos brutalmente" por la música pop y rock, que salvo algunas obras muy encomiables, estéticamente es bastante deficitario.

Para el creador turolense, una de las figuras más notables de la composición española, el amor por la música se puede cultivar desde el principio, y quizá habría que comenzar en las edades tempranas, pero es muy difícil luchar por igualarse al pop y al rock o por lo menos "no ser despreciado".

García Abril (Teruel, 1933), que cuenta, entre otros, con el Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria, el equivalente al Cervantes en la música clásica, y con la Medalla de Oro de la Academia de Cine, estima que los medios de comunicación buscan beneficios económicos, que se está creando un mundo absolutamente materialista y economicista y esto "va en contra de los valores humanísticos".

Así lo ha indicado a Efe con motivo de la lectura en la Universidad de Zaragoza de la tesis doctoral del pianista valenciano Claudio Carbó Montaner centrada en la música para piano de García Abril, algo muy atractivo e interesante para el compositor, ya que un trabajo de investigación sobre su obra puede descubrirle aspectos a través de lo que los demás ven en ella.

Carbó sostiene que la obra de García Abril "llega al corazón" y tiene "la misión de hacer el mundo mejor y más bello", una apreciación que el compositor comparte totalmente.

El proyecto de la música, no solo de la suya, de todos los creados e intérpretes, de todos los que aman la música, persigue siempre transmitir un mensaje de espiritualidad, de belleza.

Y aunque García Abril admite que le es muy difícil definir su obra, asegura que procura no apartarse nunca de lo que considera como parte importante de la música: un mensaje de comunicación entre los seres humanos en el que la belleza tiene que primar sobre todo.

En su opinión, el panorama de la composición española está "como nunca de bien" y hay compositores de mucho talento y algunos practicando una música llena de humanismo.

La oferta de jóvenes compositores, para García Abril, es muy interesante en toda España, pero la demanda, como pasa con los intérpretes, no está en el mismo nivel.

Así, ha bromeado con que la gente sabe que existió Beethoven, porque era sordo, o Mozart, por la película, pero olvida que hay compositores jóvenes que crean música pero "en solitario", porque "nadie la airea", ni la radio, ni la televisión ni la prensa en general.

Y aunque las instituciones hacen cosas para apoyar a los creadores, abandonan un poco el apoyo a los jóvenes intérpretes, compositores o musicólogos cuando hay verdaderos valores.

"Cuando ves un valor auténtico hay que elevarle", y ahí es donde a su juicio muchas veces se falla.

Además, defiende que en España la enseñanza de la música, en el nivel medio y superior, está "estupendamente bien", aunque opina que puede haber deficiencias muy importantes en la primera enseñanza de un niño y que a la Universidad le haría falta, como ocurre en Estados Unidos, incorporar la música, porque de alguna manera crea un "caldo de cultivo" atractivo entre los que estudian otras disciplinas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha