eldiario.es

9

Cultura

"Lobos sucios", la película que remueve secretos enterrados por el franquismo

"Lobos sucios", la película que remueve secretos enterrados por el franquismo

"Lobos sucios", la película que remueve secretos enterrados por el franquismo

Los bosques de tejos, las meigas, los nazis, las minas de wolframio y el enorme corazón de los gallegos confluyen en una historia que conmueve, tanto por lo que cuenta como por cómo se cuenta: es "Lobos sucios", una película con la que su productora y guionista, Paula Cons, ha intentado cerrar heridas.

"Lo peor de todo lo que cuenta la película es pensar cómo fue posible que nadie supiera nada de lo que estaba pasando en Galicia mientras el mundo libraba la Segunda Guerra Mundial, cómo los nazis se llevaban el mineral de las minas gallegas con el consentimiento de Franco. La censura -dice a Efe- hizo un trabajo excelente".

La película, que dirige el joven coruñés Simón Casal y protagonizan las actrices Marien Álvarez, ganadora de un Goya, y Manuela Vellés, está basada en hechos reales ocurridos en la postguerra que, sorprendentemente, son apenas conocidos incluso por los propios gallegos.

Entre ellos, el director, de 31 años, que tampoco lo sabía, pero que después de enrolarse en el proyecto acabó hablando con su abuelo: así se enteró de que "en aquella época hubo muchos que se hicieron millonarios con el wolframio", un negocio que no fue sólo cosa de nazis, comenta con Efe.

"De aquellos manejos no supo ni el pueblo alemán", asegura Cons, realmente sorprendida de la aceptación que ha tenido la película entre los círculos judíos de EEUU, donde conocieron esta historia después de que "Lobos sucios" pasara por el festival de Mill Valley, generando una expectación conmovedora.

De ahí, la cinta ha ido al Miami Jewish Film Festival, y a los festivales de cine judío de Washington, Los Ángeles, Boston y al Orange County Jewish Film Festival, de la prestigiosa universidad judía de Irvine, California.

Porque "Lobos sucios", además de mostrar la complicidad de la dictadura de Franco con el régimen de Hitler, facilitando a los nazis "trabajadores muy rentables", como eran los presos políticos, explica Cons, cuenta también cómo los mismos mineros ayudaban a los judíos a escapar.

"La situación era complicada. Corría 1943 y los nazis se veían como benefactores, puesto que llevaban comida y desarrollo, todo ello en la ignorancia del pueblo respecto a lo que estaban haciendo; sentían tanto dolor tras la Guerra Civil que ni siquiera sabían que el mundo vivía otra guerra".

Cons es, además de productora, periodista y guionista de la película, junto a Carmen Abarca, Noelia del Río y Felipe Rodríguez, un gallego que supo de la historia por su familia y que rodó años antes un documental con entrevistas a los pocos supervivientes, la minera Manuela Vellés entre ellos.

"El personaje de Marien Álvarez se llama Manuela como homenaje a ella", explica la productora.

Si aquel documental tenía al preso Miguel Peña como protagonista, las mujeres de la película pronto se dieron cuenta de que había que contarla en clave femenina.

Así, el equipo aprovechó la emotiva historia real de las hermanas Lola y Amparo Touza, símbolo de la solidaridad gallega con los judíos, a los que ayudaban a huir a Portugal, camino de América.

Al coraje de la hermana pequeña, en la cinta Candela (Vellés), hubo que sumar la necesidad de la mayor, con una hija enferma y sin marido, "meiga" por herencia, cuya sensibilidad atrae al mando nazi que busca, a toda costa, explicaciones místicas que justificasen la supremacía aria.

"Esa raíz esotérica viene de Himmler; al lado de la mina había un bosque de tejos, y los alemanes sabían que los tejos no forman bosques, de hecho, es uno de los poquísimos que hay en Europa", explica Cons.

Producida por Agalla Films, "Lobos sucios" ha logrado catorce nominaciones a los Premios Mestre Mateo, que convoca la Academia Galega do Audovisual, y es la preferida después de "El desconocido", del también debutante Dani de la Torre, que tiene 16.

A Casal, este éxito le provoca ganas de que el público más joven vea la película y reflexione "en toda esa indiferencia que tenemos hoy hacia los refugiados que huyen de los horrores de la guerra".

"Que piensen lo que supuso para estas aldeanas, que vivían en un microcosmos en Galicia, que llegase aquella gente de tan lejos con unas necesidades tan extrañas, hablando una lengua que no entendían y en un contexto histórico desconocido, como era la Segunda Guerra Mundial. Que fueran capaces de escucharles y ayudarles a escapar".

Alicia G.Arribas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha