La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El enoturismo se reinventa en tiempos de pandemia

El enoturismo se reinventa en tiempos de pandemia
Ronda (Málaga) —

0

Ronda (Málaga), 1 nov (EFE).- El enoturismo se reinventa en tiempos de pandemia con opciones alternativas como catas virtuales organizadas desde Málaga -en las que se enviarán las botellas al domicilio del consumidor y se le explicará telemáticamente la elaboración y cómo se degusta- o un juego de escape presencial.

La covid-19 ha obligado a los bodegueros a ofrecer estas posibilidades para ciudadanos ávidos de experiencias en este segmento turístico, entre las que destaca la cata que ya prepara la Ruta del Vino de Ronda y Málaga, en la que un experto detalla cuál es la manera correcta de descorchar, servir y paladear el producto.

Otra de las opciones que llevarán a cabo estos productores de vino, que buscan promocionar este sector, consiste en un “escape room” en los que realizar diferentes juegos con los ojos vendados y en los que el olfato será el protagonista para distinguir los vinos, como explica a Efe el gerente de este ente asociativo, Óscar León.

La Ruta del Vino de Ronda y Málaga, que tiene su sede en la ciudad rondeña, gestiona además actividades como catas presenciales, tanto de mostos para niños –cuando aún no ha fermentado la uva y no tiene alcohol-, como de vinos (solos y maridados), así como alojamientos en destinos singulares dedicados al vino, entre otros.

El enoturismo parece expandirse con cautela –con permiso del coronavirus- en la provincia de Málaga. En ella existen 45 bodegas y tres denominaciones de origen, -las de Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga-, con más de 20 tipologías que atraen a los visitantes.

El gerente de esta ruta afirma que desde que terminó el primer estado de alarma hubo un repunte bastante grande en actividades enoturísticas los fines de semana, incluso superior a las mismas fechas de 2019 y según él, hay –a pesar de la pandemia- más movimiento del turismo local en el interior de la provincia.

“Las épocas de crisis son también de posibilidades”, insiste León, que ha ensalzado los “espectaculares” vinos de Málaga así como su proceso manual y ha incitado a los turistas a que acudan a probar este producto agroalimentario “muy cuidado”, que se reivindica como un atractivo turístico de zonas de interior de la Costa del Sol.

Los principales espacios enoturísticos que han debido adaptarse a los nuevos tiempos son las bodegas y el director comercial de una de ellas -Quitapenas de Málaga-, Víctor Suárez, apuesta por disponer de códigos de respuesta rápida –QR- con los que los turistas en sus visitas reciban información en el móvil y evitar contactos directos.

“Lo que nos está dando la covid es tiempo para reinventarnos, señala Suárez, cuya bodega, con 140 años de historia, recibe a dos tipos de turistas: grupos de españoles o franceses, a los que les “encantan” los vinos de Málaga y con una media de más de 50 años; y particulares y parejas, donde la experiencia es más cercana.

La venta a grandes superficies y las visitas individuales son ahora las que producen ingresos a bodegas como esta y Víctor Suárez destaca la versatilidad y autenticidad de los vinos de Málaga y asegura que son pocos los visitantes que se marchan sin comprar un “Pedro Ximénez” o un “Pajarete”.

Daniel Luque

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 16:31 h

Descubre nuestras apps

stats