Emoción en Soria: los fotógrafos españoles celebran el futuro Centro Nacional de Fotografía

Ana Tenías

Soria —

0

El característico frío de Soria no ha logrado ganar este viernes al calor de los más de 200 profesionales de la fotografía que se han reunido en la plaza San Esteban para celebrar el futuro Centro Nacional de Fotografía. Es un gran día para el sector de las artes visuales en España. El gremio lleva reclamando desde hace más de cuarenta años la presencia de una institución capaz de proteger el patrimonio, expandir la cultura visual y respaldar la nueva creación cultural contemporánea, y desde hace doce esperando la formalización de la propuesta. Hoy, en la antigua sede del Banco de España soriano, por fin se ha percibido un atisbo de realidad.

El Centro Nacional de Fotografía de Soria: 20 años de ideas y obras para dar uso a un edificio vacío

Más

España es uno de los cuatro países europeos que todavía prescinden de un centro de conservación de la imagen: en noviembre de 2010 se anunció la creación del nuevo archivo histórico, pero no fue hasta hace un año cuando el presidente del actual Gobierno confirmó la creación del Centro Nacional de Fotografía en la ciudad de Soria, un proyecto que anuncia el Ministerio de Cultura y Deporte y el Ayuntamiento de Soria con el fin de convertir el antiguo Banco de España de la ciudad castellanoleonesa en una institución de alcance nacional e internacional. La ciudad ha acogido este viernes la presentación del proyecto y le sigue una programación de actividades relacionadas con la fotografía y la imagen los días 3 y 4 de diciembre. 

Por el interior del emblemático edificio que reformó el famoso arquitecto José Yarnoz Larrosa en 1933 se han paseado algunos de los rostros más conocidos de la fotografía española: Gervasio Sánchez, Juan Manuel Castro Prieto, Sofía Moro, Chema Conesa o Estela de Castro son algunas de las innumerables figuras que han ocupado las mismas calles por las que un día paseó Machado y que han acabado comiendo los típicos torreznos de la zona. Aunque el antiguo Banco de España continúa con las paredes, el suelo y los techos descubiertos —síntoma de la paralización de rehabilitación del Gobierno del Partido Popular—, a través de los ojos de todos ellos se podía ver con claridad los cimientos de un futuro imaginado. 

Sueño cumplido para la asociación de fotógrafos

Todos los Premios Nacional de Fotografía, junto a más de un centenar de figuras relacionadas con el mundo de la imagen y alrededor de 8.000 personas afiliadas, sostienen desde 2021 la Plataforma Centro de Fotografía e Imagen, una asociación que ha luchado durante mucho tiempo por el nacimiento de una sede oficial que albergue el trabajo fotográfico del país, entre otros objetivos que expresan en su manifiesto. Tras varios intentos fallidos en 1995, 2008 y 2010, la celebración de acciones previas y la presentación del Centro que toma con antelación el espacio del Banco de España —todavía no ha sido acondicionado ni funciona aún como sede— parece depositar por fin un abismo de esperanza para el futuro de las artes visuales en España.

“Era necesario desde hace muchos años porque en este país la fotografía siempre ha sido infravalorada. No hay cultura fotográfica en España. No se da importancia a los fotógrafos. El día de hoy significa que por fin nuestro trabajo se pone en valor”, dice la famosa fotógrafa de los Reyes Estela de Castro. “Fuera de la fotografía, no nos conoce nadie”.

Fuera de la fotografía, no nos conoce nadie

Pero todavía queda un largo recorrido. “La Plataforma desaparecerá cuando realmente haya un centro activo y en funcionamiento”, asegura la comisaria de arte Sandra Maunac en una conversación con elDiario.es, que como miembro de la Plataforma ha presentado el evento junto a Carlos Martínez Mínguez, alcalde de Soria, Virginia Barcones Sanz, delegada del Gobierno de Castilla y León y Mercedes Roldán, subdirectora general de Museos Estatales. “Esperamos tener presencia hasta el final del proyecto, porque si no, se convertiría una vez más en un proyecto político hecho por técnicos que están fuera de la realidad del panorama”, añade.

Euforia e incertidumbre, los protagonistas de la presentación

Abrazos, reencuentros, largas conversaciones y risas compartidas: el tumulto de voces y la multitud de gente han persistido desde el principio de la mañana hasta el final de la tarde. La sensación de estar viviendo “una fiesta” ha sido claramente compartida: “Es una alegría porque detrás de esto hay muchas reuniones y muchísimo trabajo, y ver que da fruto, que ya tiene forma y que va poquito a poco pa’lante es como para vivirlo así”, ha expresado la retratista Sofía Moro en una conversación con elDiario.es. “Yo soy una optimista por naturaleza, y lo que veo es que va bien”, ha dicho. 

“El día de hoy significa un gran avance para el mundo de la fotografía, por eso para mí es tan emocionante”, relata De Castro. Lo mismo siente José Manuel Castro Prieto, que concibe el evento como “el momento de mostrarle a todos la fuerza que tiene la fotografía”. El Premio Nacional de Fotografía 2015 le cuenta a elDiario.es que “este es el arranque de lo que será el futuro”.

Que no se atrevan a hacer con Soria lo que no se atreverían a hacer con Madrid, es decir, hundirlo en la miseria

Pero para algunos, todavía no se puede cantar victoria. El reconocido Gervasio Sánchez piensa que el proyecto “puede ser muy enriquecedor” siempre que haya “una capacidad económica y una gestión de proyecto muy importante”. El autor merecedor del Premio Nacional de Fotografía 2009 cuenta a elDiario.es que “a veces el realismo conduce al pesimismo” y que por eso “habrá que esperar” para ver si el proyecto se cumple de verdad: “Tenemos ganas de ver que esto no es un envoltorio con el que ponerse medallas durante unos meses o unos años”, dice. Que la sede se sitúe en una ciudad pequeña no es solo un hecho significativo —consecuencia de la exigencia europea a España de descentralizar el país—, sino también un reto al que enfrentarse porque “es necesario que el Estado español entienda que el centro en Soria debe ser tan importante como si estuviese en Madrid o en Barcelona; que no se atrevan a hacer lo que no se atreverían a hacer en Madrid, es decir, hundirlo en la miseria” dice Sánchez. “Deben invertir económicamente millones de euros cada año para que el proyecto adquiera la forma que le hemos estado dando”.

Chema Conesa dice para elDiario.es que la elaboración final del proyecto es una situación que les “sobrepasa”, ya que su actuación “es solamente la de intentar que esto sea un centro del siglo XXI, pero intentarlo a nivel de asesoramiento y de opinión, no a nivel ejecutivo”, dice el fotógrafo y periodista. “Nosotros no tenemos el más mínimo poder para decidir nada: eso lo lleva la Administración, el Ministerio y todas las fuerzas políticas y administrativas de este país, que son las que tienen siempre la última palabra”.

Apertura y proyecto

Sin embargo, el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, explica que la Plataforma “ya está presente” en el proceso de creación del centro, y que sus propuestas serán imprescindibles en el proceso de elaboración. Respecto a la fecha de apertura Mínguez dice que es difícil saberlo porque “el proyecto de ejecución de obras ocupará todo el año 2023” y la rehabilitación, que conlleva “unos 18 meses de obras físicas”, comenzará en 2024.

Chema Conesa ve razonable que con “casi 70 años de retraso” respecto a otros centros de conservación europeos, el archivo español debe hacerse “de la forma más sensata posible”, es decir, basándose “en lo que ahora mismo se utiliza, que es la nueva tecnología y la digitalización para poder estudiar y poder saber dónde está la obra de la fotografía española a todos los niveles y estratos”. Pero la función de conservación no será la única: “Lo que tenemos claro es que no queremos hacer un museo desde el concepto de viejo museo, es decir, un espacio que guarda tesoros artísticos y los tiene ahí como quien tiene en su casa un cofre de oro”, dice el fotógrafo en una conversación con elDiario.es. “La fotografía es un lenguaje, un lenguaje vivo”.

En España tenemos un problema: cualquier premio nacional no sale más allá de los Pirineos

Por eso, lo que desde la Plataforma prevén es que el centro sea “un fondo abierto primero a la educación, al contraste de opiniones, al crecimiento”, explica Chema Conesa. “Nos gustaría que hubiese una escuela de restauración de fotografía, que en este país no existe. También que el centro fuera la cabeza de difusión de la fotografía española a nivel internacional, ya que en España tenemos un problema: cualquier premio nacional no sale más allá de los Pirineos”. Conesa lamenta que en el país hay “grandísimos profesionales” trabajando para numerosos medios extranjeros y sin embargo carecen de reconocimiento. “Ahora mismo en Ucrania hay varios fotógrafos españoles trabajando para medios norteamericanos, y no lo sabe nadie”, dice. “Somos los grandes desconocidos”.

Para el fotógrafo del Premio World Press Photo of the Year de 2011, Samuel Aranda, “la función de Archivo Nacional de Conservación” va a permitir tener “un lugar de referencia para búsqueda de documentos”, algo básico e imprescindible sobre todo en una época en la que ya es habitual encontrarse materiales fotográficos valiosos en la basura y en la que la fotografía no reside en ningún lugar: “Ahora mismo está todo desperdigado por ahí y los archivos se están perdiendo. Es una pena. El patrimonio se debe conservar”, dice Aranda. 

Una proyección y dos exposiciones, protagonistas de la presentación

Este viernes también ha dado apertura a una proyección audiovisual que se repetirá el sábado a las 19:00 y a dos exposiciones que podrán visitarse hasta el 25 de enero de 2023. Ambas sirven como preludio de una interesante programación de actividades gratuitas abiertas a todo el público durante el fin de semana, organizadas por el Ayuntamiento de Soria con el objetivo de acercar la cultura de la imagen y la fotografía a la ciudadanía. 

Tras el coloquio del catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada Antonio Monegal, se ha proyectado la pieza audiovisual No hay imágenes sin imaginación, una obra dirigida por Alejandro Castellote, Chema Conesa y Nerea Ubieto. El aplauso del público ha sido fuerte: gritos, halagos y alguna lágrima han culminado con la proyección que expone fotografías de más de 300 artistas del panorama nacional de la imagen, muchos de ellos presentes en el acto. A través de una muestra del imaginario cultural actual, el filme se define como “un recorrido por el medio fotográfico como forma de representación, expresión y comunicación”, explican en el programa. 

Ramón Masats y la España del tardofranquismo

A las 16:00 se ha inaugurado en el Centro Cultural Gaya Nuño Ramón Masats. Visit Spain, de la mano de su comisario Chema Conesa y la hija del autor, que ha venido en representación de su padre para transmitir su agradecimiento ya que “él ya está muy mayor”, ha dicho durante la intervención. La muestra está compuesta por una mayoría de fotos que Ramón Masats en su día “contempló no válidas”, explica Conesa, a lo que su hija añade que todavía hoy el famoso fotógrafo sigue incluyendo en su archivo nuevas piezas a partir de negativos que desechó en el pasado. 

La exposición se distribuye en dos salas diferentes. A la entrada de la primera planta se observa tras el cristal del marco la silueta de Franco, al que no se le ve cara, sobre un intenso fondo negro. El artista “es uno de los pocos fotógrafos de la época que quiso dedicarse a la fotografía profesionalmente”, dice Conesa, “ya que la gran mayoría en ese entonces lo era por afición”. Masats comenzó a recibir encargos del Ministerio para realizar guías turísticas y, casi sin quererlo, acabó convirtiendo la instantánea en un documento histórico que pone de manifiesto los rituales y rutinas de la España del siglo pasado.

La muestra invoca al autor Premio Nacional de Fotografía 2004 en un recorrido a través de lo castizo y lo folclórico de un país “atrapado en la pobreza material, laminada en lo social y acérrima en su atadura espiritual”, explica el comisario en el panfleto informativo. La construcción de un relato crudo, transparente y muy verdadero nace del largo viaje que hizo Masats por España de 1955 a 1965, pero también se genera mediante la interpretación final “que queda en manos del espectador”, añade Conesa.

Fotolibros: cine, música y literatura

Hora y media después se ha inaugurado también 3X4=AHORA. Cine, música y literatura en el fotolibro en la Sala de Exposiciones del Palacio de la Audiencia. La muestra es “una acurada selección de 30 fotolibros” compuesta por 12 volúmenes de la prestigiosa Colección Gabriela Cendoya Bergareche, que la gestiona el Museo San Telmo de San Sebastián, y 18 publicaciones adicionales.

Muchos de los ejemplares “son imposibles de encontrar hoy en día”, resaltan las fuentes organizativas en el programa. El proyecto profundiza en el estudio del fotolibro mediante un análisis del cine, la música y la literatura de la mano de su comisario el artista visual Jon Cazenave.

Fotografiarse por la retratista Sofía Moro, una de las oportunidades del fin de semana

Las actividades de este día no son las únicas del programa cultural. El sábado por la mañana Carma Casulá y María Ferrer ofrecen en Photowalks. Nuestro mapa un paseo por las calles de Soria en forma de ejercicio interactivo con el objetivo de captar la identidad de la ciudad mediante la forma en la que los ciudadanos la miran y se relacionan con ella. El tour se divide en dos grupos, uno para estudiantes y amateurs y otro para menores de edad y familia, y ambos requieren inscripción previa.

El sábado y el domingo se podrá acudir durante todo el día a Click, Click, Click. Un libro, un taller de fotos y libros para niños y jóvenes regido por el fotógrafo Ricardo Cases y el ilustrador Antonio Ladrillo que pretende profundizar en la posibilidad de contar historias a través de las imágenes y los libros. “El taller está ideado en dos grandes bloques, uno experiencial que invitará a los alumnos a salir a la calle con la cámara para buscar imágenes, y uno centrado en la reflexión para buscar historias a través de las fotografías”, explica la organización en el programa informativo. 

Una de las actividades más esperadas del programa cultural ofrece la oportunidad de fotografiarse por una de las grandes retratistas del país, Sofía Moro, que instalará un fotomatón ambulante en los soportales del Palacio de la Audiencia de Soria. “Me parece algo interesante porque hoy en día todos tenemos fotos nuestras en el móvil, pero pocas buenas”, dice Moro a elDiario.es. A la retratista le parece “una buena oportunidad” de que la fotografía sea “para todo el mundo”. Las fotografías serán gratuitas y por orden de llegada, y se realizarán durante todo el sábado pero se recogerán en papel la mañana del domingo.

A las 19:30 del sábado se presenta la serie documental Detrás del instante, producida por Televisión Española. La pieza “plantea un viaje a la obra de diferentes fotógrafos a partir de la historia que hay detrás de una de sus imágenes”, explican en el programa. Los Cines Mercado de Soria proyectarán dos capítulos, los dedicados a Carlos Pérez Siquier y a Anna Turbau, y el evento contará con la presencia del director Jordi Rovira y el guionista Óscar Moreno.

El final de un intenso fin de semana dejará para los miles de fotógrafos españoles el sabor de una ilusión futura, la satisfacción de un sueño logrado y el sosiego de dejar de ser, para siempre, “los grandes olvidados”.

El característico frío de Soria no ha logrado ganar este viernes al calor de los más de 200 profesionales de la fotografía que se han reunido en la plaza San Esteban para celebrar el futuro Centro Nacional de Fotografía. Es un gran día para el sector de las artes visuales en España. El gremio lleva reclamando desde hace más de cuarenta años la presencia de una institución capaz de proteger el patrimonio, expandir la cultura visual y respaldar la nueva creación cultural contemporánea, y desde hace doce esperando la formalización de la propuesta. Hoy, en la antigua sede del Banco de España soriano, por fin se ha percibido un atisbo de realidad.

El Centro Nacional de Fotografía de Soria: 20 años de ideas y obras para dar uso a un edificio vacío

Más

España es uno de los cuatro países europeos que todavía prescinden de un centro de conservación de la imagen: en noviembre de 2010 se anunció la creación del nuevo archivo histórico, pero no fue hasta hace un año cuando el presidente del actual Gobierno confirmó la creación del Centro Nacional de Fotografía en la ciudad de Soria, un proyecto que anuncia el Ministerio de Cultura y Deporte y el Ayuntamiento de Soria con el fin de convertir el antiguo Banco de España de la ciudad castellanoleonesa en una institución de alcance nacional e internacional. La ciudad ha acogido este viernes la presentación del proyecto y le sigue una programación de actividades relacionadas con la fotografía y la imagen los días 3 y 4 de diciembre. 

Por el interior del emblemático edificio que reformó el famoso arquitecto José Yarnoz Larrosa en 1933 se han paseado algunos de los rostros más conocidos de la fotografía española: Gervasio Sánchez, Juan Manuel Castro Prieto, Sofía Moro, Chema Conesa o Estela de Castro son algunas de las innumerables figuras que han ocupado las mismas calles por las que un día paseó Machado y que han acabado comiendo los típicos torreznos de la zona. Aunque el antiguo Banco de España continúa con las paredes, el suelo y los techos descubiertos —síntoma de la paralización de rehabilitación del Gobierno del Partido Popular—, a través de los ojos de todos ellos se podía ver con claridad los cimientos de un futuro imaginado. 

Sueño cumplido para la asociación de fotógrafos

Todos los Premios Nacional de Fotografía, junto a más de un centenar de figuras relacionadas con el mundo de la imagen y alrededor de 8.000 personas afiliadas, sostienen desde 2021 la Plataforma Centro de Fotografía e Imagen, una asociación que ha luchado durante mucho tiempo por el nacimiento de una sede oficial que albergue el trabajo fotográfico del país, entre otros objetivos que expresan en su manifiesto. Tras varios intentos fallidos en 1995, 2008 y 2010, la celebración de acciones previas y la presentación del Centro que toma con antelación el espacio del Banco de España —todavía no ha sido acondicionado ni funciona aún como sede— parece depositar por fin un abismo de esperanza para el futuro de las artes visuales en España.

“Era necesario desde hace muchos años porque en este país la fotografía siempre ha sido infravalorada. No hay cultura fotográfica en España. No se da importancia a los fotógrafos. El día de hoy significa que por fin nuestro trabajo se pone en valor”, dice la famosa fotógrafa de los Reyes Estela de Castro. “Fuera de la fotografía, no nos conoce nadie”.

Fuera de la fotografía, no nos conoce nadie

Pero todavía queda un largo recorrido. “La Plataforma desaparecerá cuando realmente haya un centro activo y en funcionamiento”, asegura la comisaria de arte Sandra Maunac en una conversación con elDiario.es, que como miembro de la Plataforma ha presentado el evento junto a Carlos Martínez Mínguez, alcalde de Soria, Virginia Barcones Sanz, delegada del Gobierno de Castilla y León y Mercedes Roldán, subdirectora general de Museos Estatales. “Esperamos tener presencia hasta el final del proyecto, porque si no, se convertiría una vez más en un proyecto político hecho por técnicos que están fuera de la realidad del panorama”, añade.

Euforia e incertidumbre, los protagonistas de la presentación

Abrazos, reencuentros, largas conversaciones y risas compartidas: el tumulto de voces y la multitud de gente han persistido desde el principio de la mañana hasta el final de la tarde. La sensación de estar viviendo “una fiesta” ha sido claramente compartida: “Es una alegría porque detrás de esto hay muchas reuniones y muchísimo trabajo, y ver que da fruto, que ya tiene forma y que va poquito a poco pa’lante es como para vivirlo así”, ha expresado la retratista Sofía Moro en una conversación con elDiario.es. “Yo soy una optimista por naturaleza, y lo que veo es que va bien”, ha dicho. 

“El día de hoy significa un gran avance para el mundo de la fotografía, por eso para mí es tan emocionante”, relata De Castro. Lo mismo siente José Manuel Castro Prieto, que concibe el evento como “el momento de mostrarle a todos la fuerza que tiene la fotografía”. El Premio Nacional de Fotografía 2015 le cuenta a elDiario.es que “este es el arranque de lo que será el futuro”.

Que no se atrevan a hacer con Soria lo que no se atreverían a hacer con Madrid, es decir, hundirlo en la miseria

Pero para algunos, todavía no se puede cantar victoria. El reconocido Gervasio Sánchez piensa que el proyecto “puede ser muy enriquecedor” siempre que haya “una capacidad económica y una gestión de proyecto muy importante”. El autor merecedor del Premio Nacional de Fotografía 2009 cuenta a elDiario.es que “a veces el realismo conduce al pesimismo” y que por eso “habrá que esperar” para ver si el proyecto se cumple de verdad: “Tenemos ganas de ver que esto no es un envoltorio con el que ponerse medallas durante unos meses o unos años”, dice. Que la sede se sitúe en una ciudad pequeña no es solo un hecho significativo —consecuencia de la exigencia europea a España de descentralizar el país—, sino también un reto al que enfrentarse porque “es necesario que el Estado español entienda que el centro en Soria debe ser tan importante como si estuviese en Madrid o en Barcelona; que no se atrevan a hacer lo que no se atreverían a hacer en Madrid, es decir, hundirlo en la miseria” dice Sánchez. “Deben invertir económicamente millones de euros cada año para que el proyecto adquiera la forma que le hemos estado dando”.

Chema Conesa dice para elDiario.es que la elaboración final del proyecto es una situación que les “sobrepasa”, ya que su actuación “es solamente la de intentar que esto sea un centro del siglo XXI, pero intentarlo a nivel de asesoramiento y de opinión, no a nivel ejecutivo”, dice el fotógrafo y periodista. “Nosotros no tenemos el más mínimo poder para decidir nada: eso lo lleva la Administración, el Ministerio y todas las fuerzas políticas y administrativas de este país, que son las que tienen siempre la última palabra”.

Apertura y proyecto

Sin embargo, el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, explica que la Plataforma “ya está presente” en el proceso de creación del centro, y que sus propuestas serán imprescindibles en el proceso de elaboración. Respecto a la fecha de apertura Mínguez dice que es difícil saberlo porque “el proyecto de ejecución de obras ocupará todo el año 2023” y la rehabilitación, que conlleva “unos 18 meses de obras físicas”, comenzará en 2024.

Chema Conesa ve razonable que con “casi 70 años de retraso” respecto a otros centros de conservación europeos, el archivo español debe hacerse “de la forma más sensata posible”, es decir, basándose “en lo que ahora mismo se utiliza, que es la nueva tecnología y la digitalización para poder estudiar y poder saber dónde está la obra de la fotografía española a todos los niveles y estratos”. Pero la función de conservación no será la única: “Lo que tenemos claro es que no queremos hacer un museo desde el concepto de viejo museo, es decir, un espacio que guarda tesoros artísticos y los tiene ahí como quien tiene en su casa un cofre de oro”, dice el fotógrafo en una conversación con elDiario.es. “La fotografía es un lenguaje, un lenguaje vivo”.

En España tenemos un problema: cualquier premio nacional no sale más allá de los Pirineos

Por eso, lo que desde la Plataforma prevén es que el centro sea “un fondo abierto primero a la educación, al contraste de opiniones, al crecimiento”, explica Chema Conesa. “Nos gustaría que hubiese una escuela de restauración de fotografía, que en este país no existe. También que el centro fuera la cabeza de difusión de la fotografía española a nivel internacional, ya que en España tenemos un problema: cualquier premio nacional no sale más allá de los Pirineos”. Conesa lamenta que en el país hay “grandísimos profesionales” trabajando para numerosos medios extranjeros y sin embargo carecen de reconocimiento. “Ahora mismo en Ucrania hay varios fotógrafos españoles trabajando para medios norteamericanos, y no lo sabe nadie”, dice. “Somos los grandes desconocidos”.

Para el fotógrafo del Premio World Press Photo of the Year de 2011, Samuel Aranda, “la función de Archivo Nacional de Conservación” va a permitir tener “un lugar de referencia para búsqueda de documentos”, algo básico e imprescindible sobre todo en una época en la que ya es habitual encontrarse materiales fotográficos valiosos en la basura y en la que la fotografía no reside en ningún lugar: “Ahora mismo está todo desperdigado por ahí y los archivos se están perdiendo. Es una pena. El patrimonio se debe conservar”, dice Aranda. 

Una proyección y dos exposiciones, protagonistas de la presentación

Este viernes también ha dado apertura a una proyección audiovisual que se repetirá el sábado a las 19:00 y a dos exposiciones que podrán visitarse hasta el 25 de enero de 2023. Ambas sirven como preludio de una interesante programación de actividades gratuitas abiertas a todo el público durante el fin de semana, organizadas por el Ayuntamiento de Soria con el objetivo de acercar la cultura de la imagen y la fotografía a la ciudadanía. 

Tras el coloquio del catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada Antonio Monegal, se ha proyectado la pieza audiovisual No hay imágenes sin imaginación, una obra dirigida por Alejandro Castellote, Chema Conesa y Nerea Ubieto. El aplauso del público ha sido fuerte: gritos, halagos y alguna lágrima han culminado con la proyección que expone fotografías de más de 300 artistas del panorama nacional de la imagen, muchos de ellos presentes en el acto. A través de una muestra del imaginario cultural actual, el filme se define como “un recorrido por el medio fotográfico como forma de representación, expresión y comunicación”, explican en el programa. 

Ramón Masats y la España del tardofranquismo

A las 16:00 se ha inaugurado en el Centro Cultural Gaya Nuño Ramón Masats. Visit Spain, de la mano de su comisario Chema Conesa y la hija del autor, que ha venido en representación de su padre para transmitir su agradecimiento ya que “él ya está muy mayor”, ha dicho durante la intervención. La muestra está compuesta por una mayoría de fotos que Ramón Masats en su día “contempló no válidas”, explica Conesa, a lo que su hija añade que todavía hoy el famoso fotógrafo sigue incluyendo en su archivo nuevas piezas a partir de negativos que desechó en el pasado. 

La exposición se distribuye en dos salas diferentes. A la entrada de la primera planta se observa tras el cristal del marco la silueta de Franco, al que no se le ve cara, sobre un intenso fondo negro. El artista “es uno de los pocos fotógrafos de la época que quiso dedicarse a la fotografía profesionalmente”, dice Conesa, “ya que la gran mayoría en ese entonces lo era por afición”. Masats comenzó a recibir encargos del Ministerio para realizar guías turísticas y, casi sin quererlo, acabó convirtiendo la instantánea en un documento histórico que pone de manifiesto los rituales y rutinas de la España del siglo pasado.

La muestra invoca al autor Premio Nacional de Fotografía 2004 en un recorrido a través de lo castizo y lo folclórico de un país “atrapado en la pobreza material, laminada en lo social y acérrima en su atadura espiritual”, explica el comisario en el panfleto informativo. La construcción de un relato crudo, transparente y muy verdadero nace del largo viaje que hizo Masats por España de 1955 a 1965, pero también se genera mediante la interpretación final “que queda en manos del espectador”, añade Conesa.

Fotolibros: cine, música y literatura

Hora y media después se ha inaugurado también 3X4=AHORA. Cine, música y literatura en el fotolibro en la Sala de Exposiciones del Palacio de la Audiencia. La muestra es “una acurada selección de 30 fotolibros” compuesta por 12 volúmenes de la prestigiosa Colección Gabriela Cendoya Bergareche, que la gestiona el Museo San Telmo de San Sebastián, y 18 publicaciones adicionales.

Muchos de los ejemplares “son imposibles de encontrar hoy en día”, resaltan las fuentes organizativas en el programa. El proyecto profundiza en el estudio del fotolibro mediante un análisis del cine, la música y la literatura de la mano de su comisario el artista visual Jon Cazenave.

Fotografiarse por la retratista Sofía Moro, una de las oportunidades del fin de semana

Las actividades de este día no son las únicas del programa cultural. El sábado por la mañana Carma Casulá y María Ferrer ofrecen en Photowalks. Nuestro mapa un paseo por las calles de Soria en forma de ejercicio interactivo con el objetivo de captar la identidad de la ciudad mediante la forma en la que los ciudadanos la miran y se relacionan con ella. El tour se divide en dos grupos, uno para estudiantes y amateurs y otro para menores de edad y familia, y ambos requieren inscripción previa.

El sábado y el domingo se podrá acudir durante todo el día a Click, Click, Click. Un libro, un taller de fotos y libros para niños y jóvenes regido por el fotógrafo Ricardo Cases y el ilustrador Antonio Ladrillo que pretende profundizar en la posibilidad de contar historias a través de las imágenes y los libros. “El taller está ideado en dos grandes bloques, uno experiencial que invitará a los alumnos a salir a la calle con la cámara para buscar imágenes, y uno centrado en la reflexión para buscar historias a través de las fotografías”, explica la organización en el programa informativo. 

Una de las actividades más esperadas del programa cultural ofrece la oportunidad de fotografiarse por una de las grandes retratistas del país, Sofía Moro, que instalará un fotomatón ambulante en los soportales del Palacio de la Audiencia de Soria. “Me parece algo interesante porque hoy en día todos tenemos fotos nuestras en el móvil, pero pocas buenas”, dice Moro a elDiario.es. A la retratista le parece “una buena oportunidad” de que la fotografía sea “para todo el mundo”. Las fotografías serán gratuitas y por orden de llegada, y se realizarán durante todo el sábado pero se recogerán en papel la mañana del domingo.

A las 19:30 del sábado se presenta la serie documental Detrás del instante, producida por Televisión Española. La pieza “plantea un viaje a la obra de diferentes fotógrafos a partir de la historia que hay detrás de una de sus imágenes”, explican en el programa. Los Cines Mercado de Soria proyectarán dos capítulos, los dedicados a Carlos Pérez Siquier y a Anna Turbau, y el evento contará con la presencia del director Jordi Rovira y el guionista Óscar Moreno.

El final de un intenso fin de semana dejará para los miles de fotógrafos españoles el sabor de una ilusión futura, la satisfacción de un sueño logrado y el sosiego de dejar de ser, para siempre, “los grandes olvidados”.

El característico frío de Soria no ha logrado ganar este viernes al calor de los más de 200 profesionales de la fotografía que se han reunido en la plaza San Esteban para celebrar el futuro Centro Nacional de Fotografía. Es un gran día para el sector de las artes visuales en España. El gremio lleva reclamando desde hace más de cuarenta años la presencia de una institución capaz de proteger el patrimonio, expandir la cultura visual y respaldar la nueva creación cultural contemporánea, y desde hace doce esperando la formalización de la propuesta. Hoy, en la antigua sede del Banco de España soriano, por fin se ha percibido un atisbo de realidad.

El Centro Nacional de Fotografía de Soria: 20 años de ideas y obras para dar uso a un edificio vacío

Más

España es uno de los cuatro países europeos que todavía prescinden de un centro de conservación de la imagen: en noviembre de 2010 se anunció la creación del nuevo archivo histórico, pero no fue hasta hace un año cuando el presidente del actual Gobierno confirmó la creación del Centro Nacional de Fotografía en la ciudad de Soria, un proyecto que anuncia el Ministerio de Cultura y Deporte y el Ayuntamiento de Soria con el fin de convertir el antiguo Banco de España de la ciudad castellanoleonesa en una institución de alcance nacional e internacional. La ciudad ha acogido este viernes la presentación del proyecto y le sigue una programación de actividades relacionadas con la fotografía y la imagen los días 3 y 4 de diciembre.