eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Series para ver y leer

- PUBLICIDAD -
Hank, con lectura muy interesante en 'Breaking Bad'

Hank, con lectura muy interesante en 'Breaking Bad'

Más que nunca la literatura está sirviendo de inspiración para las series de televisión. Algunas musas son sagas con millones de fans que llevaban años esperando su salto a la gran o pequeña pantalla, otras son novelas que primero se pasearon por el cine y luego se han beneficiado de una reinvención televisiva y las hay que han despertado el interés de lectores potenciales al ser transformadas en ficciones audiovisuales. Dejando a un lado el debate entre lectores de los libros y fans de las series, que centraba el post anterior, hoy es turno de repasar lecturas que complementan la experiencia de ver una serie de televisión y algunas novelas que han sido adaptadas recientemente.

Libros que inspiran series

Entre todas las que se emiten actualmente, se merece encabezar esta lista Orange is the new black porque nació de un libro y porque ha servido para promocionar otros libros que nada tienen que ver con ella. La historia de Piper Chapman está basada en el relato autobiográfico de Piper Kerman Orange is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres ( Editorial Ariel) y sus compañeras de prisión son unas grandes aficionadas a la lectura. En las dos temporadas emitidas se han hecho referencias a las obras de Shakespeare, Pablo Neruda  o Richard Frost y por la pantalla han desfilado ejemplares de Bajo la misma estrella, Cincuenta sombras de Grey, Criadas y señoras y Perdida, todas ellas convertidas ahora en películas, pero también de la saga de Harry Potter, Orgullo y prejuicio, Los miserables o El umbral de la noche de Stephen King. Esta afición de las protagonistas recuerda mucho al amor que tenía Sawyer por sus libros en Perdidos.



Las siguientes de la lista, por actualidad, son The Leftovers ( Colmena Ediciones), la novela que su autor Tom Perrotta ha llevado junto a Damon Lindelof a HBO (a partir de septiembre en Movistar TV en Canal + 1), Resurrection ( Editorial Planeta), el best-seller de Jason Mott que se convirtió en una de las series revelación de la pasada midseason ( AXN), y la novela en la que se basa Los 100 (Syfy), editada por Alfaguara. Las siguientes serán Outlander, una saga que en España se ha publicado bajo el título de Forastera (Salamandra), Constantine, basada en los cómics de Hellblazer de DC Comics, y quizás la más esperada, la sexta novela de Canción de Hielo y Fuego (Ediciones Gigamesh). Todavía no hay fecha de lanzamiento para Vientos de invierno pero George R.R. Martin ya ha anunciado que no participará como guionista en la quinta temporada de Juego de Tronos para poder centrarse en ella.

En los próximos meses también llegarán American Gods (Roca Editorial), la novela de Neil Gaiman que se convertirá en serie en la cadena Starz después de haber sido descartada por HBO, la adaptación de Preacher en la que trabaja la cadena AMC o la serie que prepara Guillermo del Toro basada en el cómic Monster, del dibujante japonés Naoki Urasawa, para HBO.

Libros sobre series

La experiencia que es capaz de crear una serie no se limita a su simple visionado. Los libros sobre la industria televisiva, sobre sus creadores o de aquellos autores que apuestan por analizarlas desde otra perspectiva también están viviendo un buen momento. Una de las obras más destacadas de los últimos meses es Hombres fuera de serie (Editorial Ariel). Su autor es Brett Martin y analiza varias series a través de sus creadores: David Chase- Los Sorpano, David Simon- The Wire, David Milch- Deadwood, Alan Ball- A dos metros bajo tierra, Mathew Weiner- Mad Men o Vince Gilligan- Breaking Bad... Es muy interesante, está muy bien documentando y si a alguno le apetece seguir haciendo un repaso por las series estadounidenses más importantes de los últimos años, puede acudir también al libro Revolution was televised del crítico estadounidense Alan Sepinwall (por ahora solo disponible en inglés) o al repaso que hace Jorge Carrión en Teleshakespeare ( errata naturae)


En España hay más libros que siguen esta línea. Los más recientes son Todavía voy por la primera temporada ( Léeme Libros) y Los héroes están muertos ( Dolmen Editorial). En el primero, varios autores coordinados por Edu Galán analizan el gran momento que viven las series de televisión desde diferentes enfoques y así escriben sobre de series internacionales como Breaking Bad, Perdidos, The Good Wife pero también sobre dos españolas tan alejadas como Crematorio y Manos a la obra. Los héroes están muertos tiene un acercamiento un poco más académico, sus responsables son profesores universitarios,  a cómo la figura del héroe clásico se ha ido transformando en las series actuales. Están las habituales como The Wire, Breaking Bad, The Shield, Mad Men pero también se acuerdan de Hora de aventuras.

Las series también han servido para poner de moda destinos turísticos como ha hecho Juego de Tronos con Islandia, Croacia o Malta. Otras ciudades no necesitan promoción y gracias a las ficciones televisivas y el cine han llegado a ser muy familiares para espectadores que no las han visitado nunca. En Nueva York en serie (Léeme Libros), la periodista Aloña Fernández Larrechi hace un recorrido por la Gran Manzana a partir de los dramas y comedias que mejor la han retratado. Sirve de guía turística y también para conocer detalles muy jugosos sobre Mad Men, Louie, Friends, 30 Rock o Sexo en Nueva York.

Uno de los libros más originales es probablemente Serial ( El Gaviero, 2014), en el que 21 poetas homenajean a otras tantas series a través de sus protagonistas. La selección recorre 40 años de televisión e incluye odas a Juego de tronos, La casa de la pradera, Los Soprano, Girls, Breaking Bad, Aquellos maravillosos años o The Big Bang Theory (TNT).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha