eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

'Hierro': cuando el escenario se convierte en un personaje más

En 'Hierro', la isla se convierte en un personaje más.

El género del murder mystery suele ser más estimulante cuanto mayor es su coqueteo con la claustrofobia y más se estrechan sus paredes en torno a un número concreto de sospechosos. El investigador, en dicho escenario, va interrogando exhaustivamente a cada uno de ellos y haciendo sus cábalas paralelamente a las del televidente o lector, que sabe (como él sabe) que el asesino está entre ellos.

A lo largo de las cerca de seis décadas en que se extendió su producción, Agatha Christie fue la reina de este tipo de historias. Ya fuera junto a Hércules Poirot o Miss Marple, el lector accedía en sus novelas a un cosmos limitado donde, según se desplegaba la trama, dejaba de importar todo lo que ocurría fuera de ese vagón de tren, ese barco, o esa mansión en medio de ninguna parte.

Christie sabía, como lo saben los responsables de Hierro, que cuanto más asfixiante fuera el caso mayor sería la implicación del receptor. El asesinato del joven Fran (Alex Zacharias) el día de su boda, sin embargo, no tiene lugar en una habitación cerrada que desconcierte a los policías. Tampoco en un tren lleno de gente que ya se la tenía jurada de antes.

Seguir leyendo »

'Hierro': Candela Peña se enfrenta al aislamiento y la hostilidad para resolver un asesinato

Candela Peña y Darío Grandinetti protaonizan 'Hierro'.

En Chinatown, a Jack Gittes (Jack Nicholson) le rompían la nariz por meterla donde no le llamaban. En La isla mínima, las enigmáticas marismas del Guadalquivir enmarcaban las desventuras de dos policías incapaces de fundirse con su entorno, y de dejar de parecer forasteros observados con suspicacia por los lugareños. Unas reacciones similares a las que despierta la jueza Candela Montes (Candela Peña) a su llegada a la isla de El Hierro, donde acaba de producirse un asesinato.

El Hierro es la isla más remota del archipiélago canario, y su adscripción a la provincia de Santa Cruz de Tenerife no ha impedido que en ella se haya criado una población con sus propias reglas, tradiciones y códigos. Una población donde Díaz (Darío Grandinetti) ha sabido más o menos echar raíces para conseguir poner en pie un negocio no demasiado lícito pero que, tras el asesinato que empuja a Candela sobre sus pasos, empieza a tambalearse.

Hierro, serie desarrollada por los hermanos Jorge (director) y Pepe Coira (creador), da inicio como tantas otras formidables intrigas policíacas: con el hallazgo de un cadáver. En este caso, el de Fran (Alex Zacharias), que ese mismo día se iba a casar con Pilar (Kimberly Tell), la hija de Díaz. Algo que no sólo conduce al llanto desgarrador de una hija caprichosa y malcriada por su padre, sino a que el dudoso cariz de las actividades de este pasen a primer plano.

Seguir leyendo »

'Animado presidente' T2, el Donald Trump más salvaje se enfrenta a Alexandria Ocasio-Cortez

El Trump más salvaje (y naranja) protagoniza la segunda temporada de 'Animado presidente'.

El primer episodio de Animado presidente se estrenó en Showtime el 11 de febrero de 2018. Poco más de un año antes, Donald Trump había sido elegido presidente de los EEUU, y la realidad que nos rodeaba había emprendido un rumbo inesperado y terrorífico, capaz de superar cualquier amago de ficción, o de intento de afrontar la excentricidad de aquel personaje con una risa distanciada.

Con alguien como Trump en el poder, cualquier posible carcajada era susceptible de congelarse, de revelarse insensata ante la gravedad de la situación y los peligros a los que arrojaba al mundo. Y, sin embargo, gente como Bill Maher, Trevor Noah o John Oliver (todos provenientes del late night estadounidense) intentaron defender esa carcajada. Mantenerla con vida porque entendían que, ahora, era más necesaria que nunca.

Stephen Colbert fue uno de ellos, y sus esfuerzos acabaron conduciendo a la producción de Animado presidente, cuya segunda temporada estrena Movistar Series. Antes de convertirse en una ambiciosa apuesta televisiva con artistas como Steve Conner o Mack Williams (responsable de la fantástica Archer) involucrados, la recreación humorística del gobierno de Donald Trump se había limitado a unos cuantos sketches emitidos en The Late Show with Stephen Colbert.

Seguir leyendo »

'Riviera' temporada 2: intrigas y chantajes con sabor mediterráneo

Julia Stiles encabeza el reparto de 'Riviera'.

Cuando Georgina (Julia Stiles) se mudó a la Riviera francesa jamás llegó a pensar que su vida correría peligro. De hecho, este destino no le inspiraba otra cosa que satisfacción y la certeza de que ya no tendría que preocuparse por su bienestar económico, garantizado por su recién estrenado marido Constantine (Anthony LaPaglia). Pero Constantine murió. En el primer episodio de Riviera.

La explosión en el yate donde este millonario celebraba una de sus extravagantes fiestas supuso un punto y aparte para la vida de Georgina. Esta joven apasionada por el arte se encontraba sola e indefensa entre los miembros de la familia de su marido muerto; un clan, el de los Clio, que bajo sus engañosos modales ocultaban una intención muy clara de preservar el statu quo ahora que había muerto el patriarca.

Así, de la noche a la mañana, la protagonista tuvo que enfrentarse a las intrigas de ese clan con el que compartía alojamiento, y esas palabras de cortesía envenenada que tanto nos dan la vida a los fans de los culebrones sofisticados. Una agresividad llameante camuflada en unas exquisitas maneras que dejan entrever con claridad lo muchísimo que se odian quienes las muestran. Y en Riviera, para alegría y estímulo de la audiencia, se odian todos.

Seguir leyendo »

'Instinto': las limitaciones del deseo

Mario Casas en un fotograma de Instinto.

"Claro que te quiero, Bill, pero hay una cosa muy importante que debemos hacer cuanto antes: follar", le decía Nicole Kidman a un confundido Tom Cruise al final de Eyes Wide Shut. Con su última película, Stanley Kubrick se marcaba una monumental reflexión sobre el ser humano y su conflictiva relación con el deseo, y clausuraba una década cinematográfica, la de los 90, que había conseguido convertir el erotismo en un reclamo para la taquilla.

De Instinto básico a La última seducción, pasando por Acoso, el sexo se vinculó con tramas siniestras, rodeadas de violencia, que acentuaban la perdición para el hombre (generalmente interpretado por un Michael Douglas en constante empalme) al tiempo que refrendaba su incombustible capacidad de atracción. En este último film de Barry Levinson, más que en cualquier otro, acababa relacionándose también con el poder y las dinámicas empresariales, e incluso con una peculiar psicosis tecnológica.

Si sorprenden los primeros minutos de Instinto es porque, probablemente, no se tenga constancia de la tremenda locura paranoico-erótica que supusieron los años 90. Su protagonista, Marco Mur (Mario Casas), es el joven líder de ALVA, una todopoderosa empresa tecnológica a punto de terminar de desarrollar un coche que utilice el viento como energía. Algunos de los planos dedicados a retratar el interior de la compañía, por tanto, parecen ciencia ficción. Pero solo son una máscara.

Seguir leyendo »

'The Fix': venganza por vía judicial

Imagen promocional de 'The Fix'.

Existe un atractivo inexplicable en los dramas judiciales. Sus tramas suelen recluirse en salas cerradas, con los asistentes suponiendo un reflejo del espectador, y cada uno de sus abundantes giros está construido exclusivamente en torno al testimonio y al diálogo. En su mayor parte se ofrecerían como obras de teatro hipervitaminadas, si no fuera porque muchas veces la exposición de estos procesos es sumamente realista, o incluso sus referentes pueden llegar a superar la ficción a la que inspiran.

El momento de O.J. Simpson probándose los guantes encontrados en la escena del crimen del que se le acusaba (el asesinato de su ex mujer Nicole Brown Simpson y Ronald Goldman) superó, un 15 de junio de 1995, cualquier escena impactante que los estadounidenses hubieran podido ver antes en películas tan celebradas como Doce hombres sin piedad, Veredicto final o Algunos hombres buenos. Nunca había habido nada parecido. Nunca ninguna ficción podría superarlo.

Ryan Murphy solo pudo tratar de recrearlo en su serie The People v. O.J. Simpson: American Crime Story, donde repasaba toda la historia, y utilizar el incidente de los guantes como catalizador de una derrota inevitable: la de la fiscal de Los Ángeles Marcia Clark, interpretada en la ficción por Sarah Paulson, frente a un O.J. Simpson que conseguía salir indemne.

Seguir leyendo »

'The Missing: Baptiste': los secretos de Ámsterdam

Tchéky Karyo (izquierda) protagoniza ‘The Missing: Baptiste'.

Uno de los modelos de personaje más reconocibles y queridos por el público que suele habitar el thriller es el del investigador cansado. Ese tipo que lleva décadas viendo morir a sus compañeros, lidiando con superiores despóticos y comprometiéndose con los casos más difíciles, y que en el crepúsculo de su vida empieza a plantearse (en la mayoría de ocasiones, contra su voluntad) la jubilación. Acabar con todo para, por una vez, limitarse a descansar.

La llamada de la acción, sin embargo, es tan poderosa que ni el hecho de que te queden un par de meses para entregar la placa logra por sí mismo dejarte con los brazos cruzados, desatenderla y pensar que ya habrá alguien, más joven y hábil, que pueda sucederte. Y el investigador cansado vuelve a las calles, porque es lo único que sabe hacer.

A esta filosofía siempre se ha plegado militantemente The Missing pero su nueva entrega, Baptiste, hace de ella su razón de ser. El título designa al detective protagonista, interpretado por Tchéky Karyo, y con él ya consigue anunciar su intención de punto y aparte: una puerta a una nueva etapa de The Missing donde los casos no son tan importantes como el modo en que influyen en la vida de ese hombre hastiado y empujado por un kamikaze sentido del deber.

Seguir leyendo »

'Enemigo público': cómo cazar a un asesino recurriendo a las habilidades de un psicópata

Imagen promocional de la segunda temporada de 'Enemigo Público'. Copyright: Entre Chien et Loup / Playtime Films / Rtbf (télévision belge) / Proximus

Uno de los aspectos en los que más se suele incidir tanto para considerar El silencio de los corderos una obra magna de los años 90 como para ensalzar el trabajo de Anthony Hopkins es el escaso tiempo en pantalla con el que contó su papel: apenas 25 minutos. Menos de un tercio del metraje total del film de Jonathan Demme, pero para este actor galés debió ser suficiente.

Estos 25 minutos bastaron para acabar de introducir a Hannibal Lecter en la historia del cine y de paso en nuestras pesadillas recurrentes, pero no solo daban cuenta de un talento incontestable para la actuación, sino del propio espectador que la contemplaba. Un espectador tan aterrado como Clarice Starling pero que tampoco, como el personaje de Jodie Foster, podía llegar a contener su fascinación.

En la primera temporada de Enemigo público, Angelo Bison contó con mucho más tiempo tanto para desarrollar su personaje como para, en directa consecuencia, seducir al público con una mirada elegante, fría, suavemente malévola. Su Guy Beránger era el centro de la trama; un asesino de niños supuestamente redimido cuya reinserción en la sociedad era observada con gran suspicacia por un pueblo entero. Sobre todo, cuando en esa misma localidad se producía la desaparición de una niña.

Seguir leyendo »

'Gigantes' temporada final: la importancia de apellidarse Guerrero

Isak Férriz es Daniel Guerrero en 'Gigantes'.

"Justo cuando pensaba que estaba fuera, vuelven a involucrarme", se lamentaba Michael (Al Pacino) en una memorable escena de El Padrino. Parte III. El antiguo Don, tras haber sido castigado por sus actos y perder a su familia más cercana, pensaba que podía por fin apartarse del negocio criminal en la última entrega de la trilogía de Francis Ford Coppola, pero se equivocaba. Porque ser el hijo de Vito Corleone tiene un precio, y el peso de la sangre no puede ser dejado de lado.

La necesidad acuciante de una redención, ya sea motivada por las malas decisiones o una herencia asfixiante, ha sido parte troncal de múltiples dramas mafiosos, desde Atrapado por su pasado de Brian De Palma hasta Posibilidad de escape de Paul Schrader. Y ahora, en la segunda y última temporada de Gigantes, esta redención imposible pasa a primer plano, cuando los hermanos Guerrero se disponen a rendir cuentas con su pasado y son testigos de cómo su familia y el imperio construido durante años están a punto de desmoronarse.

El destino de estos protagonistas estaba escrito desde hace mucho tiempo. Enrique Urbizu, junto a su habitual Michel Gaztambide y el guionista Miguel Barros, nunca pensaron en Gigantes como una serie proclive a alargarse durante varias temporadas, sino como una historia con un final muy claro que tardaría en alcanzar justo lo que necesitara, ni más ni menos. Es por ello que su primera temporada —o su primera mitad, como sería más apropiado llamarla— se extendió únicamente a los seis capítulos, y esta nueva entrega dura otro tanto.

Seguir leyendo »

Cómo sobrevivir al duro invierno de 'Juego de Tronos'

Imagen promocional de la octava temporada de Juego de Tronos.

"Se acerca el invierno" es el lema de la casa Stark y, de igual modo que "Oye mi rugido" o "Nosotros no sembramos" definen a los Lannister y los Greyjoy, estas cuatro palabras nos dicen mucho sobre el carácter de los protagonistas principales (o algo parecido) de Juego de Tronos. La necesidad de estar preparados. La fatalista seguridad de que todo puede ir a peor, de un momento a otro.

Las estaciones pueden durar años en el mundo que desarrolló George R.R. Martin en 1993, y es por ello que la espera hasta el invierno se ha ido alargando indefinidamente, desde que Lord Eddard Stark (Sean Bean) aconsejaba a sus hijos que se preparasen para lo que estaba por venir. Ahora esos hijos han crecido, sus padres han muerto, y el invierno, efectivamente, está aquí para ponerles a prueba.

Juego de Tronos, serie que adapta la saga Canción de hielo y fuego, llegará a su fin en los próximos días, después de un año entero sin que supiéramos de las vidas de Stark, Lannister y compañía. En el último capítulo de su séptima temporada asistíamos por fin a la llegada de ese invierno que pronosticaba el pobre Ned, y en su forma más terrorífica: los Caminantes Blancos, un ejército de no-muertos que ha atravesado el Muro y se dispone a conquistar Poniente.

Seguir leyendo »