Blogs y opinión

Sobre este blog

Este blog se ocupará de las series más influyentes del momento, recomendará otras que pasan más desapercibidas y rastreará esas curiosidades que solo ocurren detrás de las cámaras.

'Orange Is the New Black' T7: las reclusas de Litchfield y la libertad envenenada

Sobre este blog

Este blog se ocupará de las series más influyentes del momento, recomendará otras que pasan más desapercibidas y rastreará esas curiosidades que solo ocurren detrás de las cámaras.

A la mitad del metraje de Cadena perpetua, la cámara salía por fin de la prisión de Shawshank. Lo que venía a continuación podía entenderse casi como un cortometraje independiente de la trama, a través del cual el compungido espectador descubría qué ocurría con Brooks (James Whitmore) una vez este era puesto en libertad y podía reintegrarse en la sociedad. No le iba muy bien.

Tras toda una vida encerrado entre cuatro paredes, el antiguo bibliotecario de Shawshank era incapaz de rehacerla, de encontrarle un sentido fuera de los barrotes. La experiencia tan dura vivida en prisión lo había dejado marcado e incapaz de avanzar, y no podía dejar de pensar en sus compañeros. Los que se habían quedado atrás. Los que se habían convertido en su familia.

Orange Is the New Black llega a su fin este verano, y lo hace consciente del poso que el presidio ha dejado en sus protagonistas. Piper Chapman (Taylor Schilling) ha salido de la cárcel junto a Sophia Bursett (Laverne Cox) tras varios traslados, un motín y un redescubrimiento del amor entre los muros de Litchfield.

Descubre nuestras apps