Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Turquía confía en el turismo ruso para recuperarse de la catástrofe de 2020

Turquía confía en el turismo ruso para recuperarse de la catástrofe de 2020
Estambul —

0

Estambul, 29 jun (EFE).- Pese a estar aún en la lista roja de varios de sus principales países emisores de viajeros, Turquía espera que la temporada turística alcance, si no los niveles previos a la pandemia, sí al menos cifras mucho mejores que las del desastre del año pasado, sobre todo gracias a los visitantes de Rusia.

"La situación ha mejorado un poco respecto al año pasado. La gente parece que viajará más, estamos a un 15 por ciento de ocupación, pero así es muy difícil sobrevivir", señala a Efe Erkan Diler, gerente en un hotel de Antalya, en la costa mediterránea.

EN LA LISTA ROJA

Con un índice de 66 contagios diarios por cada millón de habitantes, más del doble que en la Unión Europea, los Gobiernos de Alemania, Bulgaria y Reino Unido, de los que en 2019 salieron el 20 % de los visitantes que recibió, mantienen sus advertencias y recomendaciones de no viajar a Turquía.

Rusia, el país que más alimenta el turismo turco, con cerca del 15 %, reanudó hace unas semanas los vuelos con Turquía, que había restringido desde abril debido al aumento de contagios.

La reanudación de los vuelos desde Rusia ha tenido un efecto inmediato en el aumento de las reservas.

"Hay una demanda masiva para ir a la costa Turca. El tráfico aéreo ha subido un 30 %", explicaba recientemente Mehmet Issler, vicepresidente de Türofed, una patronal de hoteleros, según informa el diario Sabah.

Por su parte, Turquía solo exige un test PCR negativo, si no se está vacunado o se ha pasado la enfermedad, para los visitantes de estos países, pero no cuarentena de ningún tipo, pese a que Rusia ha registrado esta semana un nuevo récord de fallecidos por coronavirus y la incidencia de casos es cinco veces mayor a la turca.

Turquía solo aplica cuarentena de catorce días a visitantes de ocho países, pero ninguno está entre los veinte que más viajan al país euroasiático.

REAPERTURA TOTAL EN JULIO

Turquía levantó a principios de junio un confinamiento total de tres semanas en el que solo se permitían servicios esenciales y consiguió reducir el número de contagios desde los 65.000 diarios en abril a los 6.000 actuales.

El Gobierno dejó claro que las restricciones no afectaban a los visitantes extranjeros, que podían salir a la calle y disfrutar de gran variedad de servicios.

Sin embargo fuera de las zonas más turísticas, los restaurantes, tiendas y museos permanecieron cerrados.

"Costará arrancar porque nosotros recibimos turistas sobre todo de Rusia. Creo que la temporada de verdad empezará en julio", explica Diler.

"Hemos bajado los precios y ofrecemos nuevas promociones, con servicios adicionales gratuitos", puntualiza.

Otra hostelera de Antalya señala a Efe que algunos bares y restaurantes aún no han abierto para la temporada turística, debido a que el toque de queda a las diez de la noche no se levantará hasta que termine junio.

Esa provincia de costa recibió 5,5 millones de turistas en 2020, una cifra nimia comparada con los 20 millones del año anterior.

Ahora se espera que tres millones de rusos lleguen entre junio y septiembre a esta costa mediterránea, según la asociación de tour operadores ATOR.

En 2019, antes de la pandmeia, Turquía acogió a 45 millones de turistas, siete millones desde Rusia, una cifra que se hundió hasta 16 el año pasado, según el Instituto de Estadística turco (TUÏK).

Ese desplome supuso la pérdida de 8.300 millones de euros y más de 320.000 personas del sector se quedaron sin trabajo.

La Federación de Hoteleros de Turquía (Türofed) anunció en mayo que esperan recibir entre 25 y 30 millones de turistas este año, lo que, el mejor de los escenarios, supone aún sólo un 66 % de las cifras prepandemia.

TURISMO A CUENTAGOTAS

En Estambul, turistas procedentes de Ucrania y de países del Golfo Pérsico transitan por monumentos y terrazas, aunque muchos establecimientos siguen medio vacíos.

"Vienen turistas a cuentagotas, la situación es muy difícil para los trabajadores del sector. Tenemos que adaptarnos constantemente a otros perfiles de turista para sobrevivir", señala a Efe Aylin Sapanci, guía turística en la urbe de Bósforo.

Para atraer el turismo, el Gobierno turco anunció en mayo que el los trabajadores del sector turístico y hostelero tendrán prioridad para ser vacunado contra la covid y ofrecer así una mayor protección a los visitantes.

Un vídeo promocional para atraer turistas con el lema "Disfruta, estoy vacunado" causó polémica entre los turcos, que se quejaban de tener que cerrar comercios y permanecer en sus hogares para evitar contagios, mientras los turistas hacían vida normal en la calle.

Lara Villalón

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2021 - 10:08 h

Descubre nuestras apps