eldiario.es

9

Las otras fallas critican el arte con 300 sillas de madera y reivindican igualdad o investigación cientifica

Borrull-Socors ha plantado un iglú con sillas abandonadas para criticar diferentes aspectos del arte y a los supuestos entendidos en la materia.

La falla Corona tratará de salvar el fuego, la Ferroviaria critica la desingualdad en el ámbito laboral y la comisión de la plaza Jesús y Palleter reclaman investigación científica.

Monumento de la falla Borrull-Socors, durante su elaboración

Monumento de la falla Borrull-Socors, durante su elaboración Vicente Greus Verdú

No tienen los grandes presupuestos ni las dimensiones de las fallas de Especial, pero destacan precisamente por sus diseños diferentes o por lo comprometido de sus mensajes.

Y es que, hay vida más allá de los tradicionales monumentos, algo que también contribuye a enriquecer la fiesta.

En este sentido, el proyecto de la falla Borrull-Socors está siendo uno de los más comentados. Según ha explicado su presidenta, Pepa Gómez, está ideado y elaborado por cuatro falleros de la comisión.

Bajo el lema compartido con la falla infantil, al formar parte del conjunto, '#A100ir #A100art', han reunido 300 sillas abandonadas, recogidas por todo el barrio, y las han dispuesto en forma de iglú, un iglú al que se podrá acceder y que será una suerte de galería de arte urbano.

Según Gómez, "la idea era criticar un poco diferentes aspectos del arte y a los críticos de ese arte; en el interior del iglú se podrán obervar otras 20 escenas, por ejemplo, cuestionando el arte taurino o las desigualdades entre el hombre y la mujer en el mundo del arte".

Sobre las sillas, "la idea era trabajar con materiales sostenibles y volver un poco a los orígenes de l'estoreta, pero desde una visión actual".

En cuanto a la falla infantil, "es otro iglú hecho con triángulos de madera y tela al que los niños podrán entrar a jugar; por las ventanas podrán sacar y usar las marionetas que han elaborado los niños para hacer respresentaciones".

Por su parte, la falla Mossén Sorell-Corona, una de las principales referencias dentro de las fallas experimentales, ha confiado este año su proyecto 'Salvar el Foc' obra de Fermín Jiménez Landa y ejecutada por Manolo Martín.

Jiménez Landa realizó una presentación del proyecto a los falleros a través de un vídeo que testifica cómo el artista salvaba el fuego de la cremà.

Y a raíz de ahí, esa llama ha seguido viva en toda suerte de velas, candelas, calentadores de gas; ha sido compartida entre miembros de la comisión y permanece viva en sus hogares, con el objetivo de que ese mismo fuego forme parte de multitud de actividades de la comisión durante este ejercicio y se mantenga encendido hasta la cremà de la falla de 2018.

Esta acción performativa dará vida a la falla que prepara con la ayuda de El Taller de Manolo Martín, colaborador de confianza de la comisión tras la sincronía alcanzada en el pasado ejercicio.

Fallas reivindicativas y comprometidas

La falla Bailén-Xátiva, conocida como 'La Ferroviaria' dedica sus monumentos a la campaña de Cruz Roja para combatir estereotipos laborales, sumándose a la campaña 'En realidad no tiene gracia'.

La acción es posible gracias a la colaboración desinteresada de la comisión y a la implicación de sus artistas falleros Raúl Martínez 'Chuky' y Víctor Navarro.

A través del humor, estas fallas ponen de manifiesto las dificultades de muchas personas para lograr su acceso al mercado laboral.

Los monumentos falleros dedicados a Cruz Roja Española se podrán contemplar en el céntrico emplazamiento de las calles Bailén con Xátiva, frente a la Estación del Norte de Valencia.

El proyecto quiere movilizar a toda la sociedad a favor de la igualdad de oportunidades y de trato, resaltando las dificultades para lograr trabajo por parte de personas migrantes y refugiadas, mujeres, y mayores de 45 años.

Por su parte, la comisión Plaza Jesús ha fusionado la fiesta con la divulgación científica, centrando la actividad de su casal en la neurociencia. Lucía Hipólito y Yolanda Campos, investigadoras de la Facultad de Farmacia de la Universitat de València han organizado los actos, que también incluyen una neuromascletà y la presentación de una aplicación fallera que utiliza la realidad aumentada.

Las Fallas de 2018 serán, de nuevo, un escenario de difusión artística y cultural dirigido a todos los públicos. La Falla Plaza Jesús, con las investigadoras de la Universitat de València Lucía Hipólito y Yolanda Campos, es pionera en la incorporación de la divulgación científica a su programa de actividades y a su monumento fallero.

Ya hace tres ediciones que organizan la Neuromascletà, acto divulgativo que forma parte de la semana de conocimiento del cerebro impulsado por Dana Foundation, una entidad que apoya la investigación neurocientífica con premios, la publicación de trabajos y la organización de seminarios y actividades de carácter divulgativo. El proyecto de falla de Plaza Jesús este año es parte de esta semana del cerebro.

La Falla Palleter-Erudito Orellana ha organizado un completo programa de actividades para los días de Fallas, que incluye talleres, lecturas, juegos, jornadas divulgativas y otras propuestas orientadas a desestigmatizar y normalizar la enfermedad, dar apoyo a pacientes de cáncer de mama, sus familiares y al público en general, a la vez que concienciar sobre la importancia de la investigación.

Este es el objetivo prioritario del proyecto solidario 'Plantar la Esperanza', que tiene como protagonistas a las mujeres que sufren o han sufrido cáncer de mama y a sus familias, con el que la Falla da un significado especial a su 50 aniversario.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha