eldiario.es

9

"Ni objetos sexuales ni elementos decorativos": manual para el tratamiento mediático de la violencia machista

Las comunicadoras Ana Gimeno y Remei Castelló elaboran el nuevo libro de estilo de la Unió de Periodistes para evitar y combatir estereotipos en el tratamiento periodístico de la violencia contra las mujeres

Violeta Tena, vicepresidenta de la Unió de Periodistes, presenta a las periodistas y autoras del manual, Anna Gimeno y Remei Castelló

Violeta Tena, vicepresidenta de la Unió de Periodistes, presenta a las periodistas y autoras del manual, Anna Gimeno y Remei Castelló Unió de Periodistes

Los periodistas valencianos cuentan desde este martes con una nueva herramienta para tratar la violencia contra las mujeres. Las periodistas Ana Gimeno y Remei Castelló recogen el testigo de Rosa Solbes y Emília Bolinches, que realizaron el primer manual para la Unió de Periodistes en 2002, Notícies amb llaç blanc. El proyecto que acaba de presentarse, financiado por el Ayuntamiento de Castellón para la Unió de Periodistes, se enmarca en los compromisos del Pacto valenciano contra la violencia machista.

El manual cuenta con importantes novedades en terminología, como la definición de 'feminicidio', un vocablo utilizado especialmente por las feministas latinoamericanas, que designa un delito de odio: el asesinato de una mujer por el hecho de serlo.  En España, el portal feminicido.net lleva la cuenta de mujeres asesinadas por sus parejas, exparejas o familiares varones que responden a estam motivación. "Marcela Lagarde fue pionera en el uso de este concepto en las investigaciones en castellano a finales de los años 90, en relación a los graves asesinatos de mujeres a Ciudad Juárez (México)", recuerdan las autoras.

En los primeros apartados del texto se interpela directamente a los profesionales de la comunicación, a los que se les pide que no reproduzcan los mitos de la violencia machista. Así, recomienda no confundirla con la violencia doméstica, no equiparar las denuncias por agresiones de mujeres con las de los hombres, no asociar la violencia con raza, etnia, nivel socioeconómico o nivel de desarrollo de un país. Señala expresamente algunos errores comunes, como el de presentar los celos o un divorcio como una causa de la violencia. "Si los mostramos como causas, pueden usarse para excusar o justificar erróneamente al maltratador por la acción violenta y se esconde la causa radical -de raíz-: las relaciones de poder establecidas por el machismo en virtud de las cuales él [el agresor] cree que puede controlar y ejercer una dominación sobre las mujeres", explican las autoras.  

El manual es asimismo una guía de lenguaje inclusivo, un instrumento para la redacción no discriminatoria. Aunque reconoce el debate abierto sobre los pronombres neutros y la eliminación del género gramatical, aboga por mencionar el femenino expresamente, "para hacer visible la realidad de la discriminación de las mujeres por el hecho de ser mujeres".

Respecto a la publicación de contenidos, el manual incluye algunos avisos a los responsables de los medios de comunicación. "Los rankings de belleza son infantiloides y malévolos. Colocar las personas, mayormente las mujeres, en una posición de concurso bajo el criterio masculino hegemónico de belleza con los hombres como jueces, es una práctica machista que es del todo rechazable. No tiene ningún interés informativo, no sólo cuando se trata de política, sino en cualquier ámbito. Supone cosificar las mujeres y reducirlas a meros objetos. Desvía la atención y desprecia su faceta profesional o aquella por la cual tiene que ser valorada realmente".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha