eldiario.es

9

DESALAMBRE

La Audiencia Nacional absuelve al exministro de Guatemala Vielmann de ordenar asesinatos de presos

Carlos Roberto Vielmann erstaba acusado de haber mandado a un cuerpo policial clandestino que matara a presos problemáticos

La Audiencia considera que no hay pruebas de que lo ordenara y tampoco constancia de "un plan diseñado desde el Gobierno para su eliminación"

La sentencia cuenta con un voto discrepante de uno de los tres magistrados, José Ricardo de Prada

A juicio hoy un exministro de Guatemala por ordenar la ejecución de 8 presos

El ex ministro guatemalteco del Interior Carlos Vielmann. EFE

La Audiencia Nacional ha absuelto al exministro de Gobernación de Guatemala Carlos Roberto Vielmann de haber mandado a un cuerpo policial clandestino que matara a presos problemáticos, al considerar que no hay pruebas de que lo ordenara y tampoco constancia de "un plan diseñado desde el Gobierno para su eliminación".

Vielmann, para quien el fiscal pedía un total de 160 años de prisión, fue juzgado como promotor de ese grupo, que asesinó supuestamente a siete reclusos en la toma policial en 2006 de la prisión la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón y hasta a otros tres que se fugaron en 2005 de la cárcel conocida como el Infiernito.

Sin embargo, según la sentencia de la Sección segunda de la Audiencia –que cuenta con un voto discrepante de uno de sus tres magistrados, José Ricardo de Prada– no ha quedado probado en el juicio celebrado hace unas semanas que Vielmann supiera de la intencionalidad de esos asesinatos.

"Tampoco existe la menor constancia de un plan diseñado desde el Gobierno para su eliminación física", aseguran los dos jueces firmantes de la sentencia, Concepción Espejel y Juan Pablo González, que añaden que los hechos juzgados son "muy graves, pero aislados y en los que se aprecia una importante dosis de improvisación".

En el caso de los prófugos –la Fiscalía le responsabilizaba del asesinato de uno y la acusación particular elevaba ese número a tres–, la sala indica que no ha quedado acreditado que "tuviera conocimiento de las circunstancias reales en que se produjo la recaptura y fallecimiento" de los presos, "más allá de los reportes que de tales acontecimientos iba recibiendo por los canales oficiales".

Respecto a los siete reclusos muertos en el asalto a Pavón el 25 de septiembre de 2006, cree que el hecho de que Vielmann acudiera ese día a supervisar el operativo no significa que estuviera enterado de la ejecución por parte de la Policía de los presos más conflictivos, que tenían prácticamente tomado el penal.

"No consideramos probado que el acusado Carlos Roberto Vielmann participase en la ejecución de los reclusos, ni ordenándola, ni autorizándola, ni manifestando su respaldo o aquiescencia, ni que conociese o tuviese razones para conocer o prever que podía producirse".

No hay, dice el tribunal, ninguna prueba de cargo contra Vielmann, ya que ninguno de los testigos lo sitúan en la escena de las ejecuciones, sino en el puesto de mando del operativo de toma de control de la prisión, y "nada más natural" que, en su calidad de ministro, se desplazara allí para supervisarlo e informar al Gobierno.

"Su condición de ministro de la Gobernación en el momento de la captura de los presos evadidos o su presencia física en el centro penitenciario (de Pavón) en el momento del operativo diseñado para la toma de control de dicho centro carece de relevancia", concluye la sentencia.

Tampoco se le puede condenar, afirman los jueces, por el solo hecho de que fuera el máximo responsable jerárquico cuando se recapturó a los presos del Infiernito y se produjo el asalto a Pavón, ya que ello "abocaría a un régimen legal de responsabilidad objetiva, que, en nuestro sistema, no tiene cabida".

Estos argumentos no los comparte el magistrado De Prada, que cree que podía haber sido condenado al menos de un delito de comisión por omisión.

Según este juez, no es verosímil que Vielmann no fuera consciente de lo que estaba ocurriendo en Pavón, un recinto cerrado "cuyo interior estuvo recorriendo a pie y lo sobrevoló y en el que se llevaron a cabo acciones parapoliciales evidentes por personas disfrazadas de 'swat', con pasamontañas y armas espectaculares que nada tenían que ver con el armamento oficial".

Por estos hechos ya fue condenado en Suiza a cadena perpetua Erwin Johann Sperisen Vernon, que era director general de la Policía Nacional Civil de Guatemala en la época de Vielmann, y en Guatemala a otros 33 años de prisión Víctor Hugo Soto Dieguez, exjefe de la División de Investigación Criminal de la Policía.

En Austria fue juzgado Javier Estanislao F.D. que era responsable de la Subdirección de la Policía Nacional Civil y, al igual que Vielmann, fue absuelto.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha