eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montoro fija la primera semana de abril como límite para conseguir apoyos a los Presupuestos de 2018

El ministro de Hacienda y Función Pública culpa a los grupos de la oposición y a Catalunya de la parálisis en las medidas fiscales del Gobierno

Vincula a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 la convocatoria de oposiciones, la subida salarial para empleados públicos y la reforma de la financiación autonómica

Hace un llamamiento a sus socios en las cuentas de 2017 (Ciudadanos, PNV, CC y NC) para reeditar el acuerdo y asegura que sin tener apoyos garantizados el Gobierno no aprobará el proyecto

- PUBLICIDAD -
La oposición arremete contra Montoro por congelar el gasto básico de las comunidades

EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cree que son los grupos de la oposición los que deben dar explicaciones por la falta de oferta de empleo público, de subida salarial de los funcionarios o de una reforma de la financiación autonómica, y no el Gobierno. Su razonamiento es que si el resto de los partidos no se comprometen a apoyar al PP para sacar adelante el proyecto de Presupuestos de 2018 es su responsabilidad que no se adopten las citadas medidas, que vincula totalmente a la aprobación de las cuentas para este año. Varios grupos de la oposición le han acusado por ello de "chantaje".

Montoro cree que el Gobierno no tiene responsabilidad alguna de la actual situación de parálisis, entre otras cosas porque se ha dirigido a todos los grupos parlamentarios para intentar negociar su apoyo (algo que han negado a continuación varios portavoces).

A juicio del ministro, en el origen de esta situación están los cálculos partidistas de unos y otros, en buena parte a consecuencia del procés catalán. "Es la causa real y clara de la prórroga de los presupuestos", ha lamentado. Montoro daba por hecho el apoyo del PNV hasta que a finales del año pasado los nacionalistas vascos advirtieron de que la intervención del Gobierno en Catalunya lo hacía imposible. No se han mencionado los buenos resultados de Ciudadanos en las posteriores elecciones catalanas y el fiasco del PP, pero esta circunstancia también ha complicado los apoyos parlamentarios en Madrid. 

"Lo que el Gobierno no va a hacer es traer un proyecto de ley de esta envergadura sin los apoyos parlamentarios", ha asegurado el titular de Hacienda y Función Pública en la comisión de Presupuestos del Congreso, frente al criterio de varios de los portavoces que han intervenido, y que han opinado, por el contrario, que la obligación del Ejecutivo es aprobar el proyecto y después negociarlo.

Según Montoro, las causas de que sus socios en la aprobación de las cuentas de 2017 (Ciudadanos, PNV, CC y NC) no parezcan dispuestos a reeditar su voto son  "estrictamente políticas" y "detrás de la prórroga no hay que buscar motivos económicos y ni mucho menos presupuestarios". Al PSOE le ha recordado que con su abstención facilitaron que Mariano Rajoy fuera investido presidente del Gobierno. "Somos un gobierno en minoría tan clara que sin el Partido Socialista no lo seríamos", ha insistido.

"No debemos establecer condiciones que pueden ser moralmente importantes, pero que se quedan pequeñas ante la recuperación económica", ha llegado a mantener Montoro, en referencia al condicionamiento de Ciudadanos de su apoyo a que dimita la senadora del PP Pilar Barreiro, imputada en el caso Púnica. "Esperemos que la estabilidad económica no dependa de la defensa de corruptos", ha respondido en su turno de palabra el portavoz de la formación naranja, Francisco de la Torre. El ministro ha desvelado que esta condicionalidad no le fue planteada por el diputado de esa formación José Manuel Villegas hasta el pasado viernes, día que precisamente habían quedado para actualizar los acuerdos del pacto de Gobierno, y que Ciudadanos canceló la cita "hasta nuevo aviso".

Las motivaciones que ha enumerado Montoro para que se apoyen los presupuestos son la subida de los sueldos de tres millones de empleados públicos (aunque ayer le dijo al sindicato CSI-F que se produciría  por decreto en caso de no aprobarse las cuentas); actualizar la financiación de las administraciones territoriales y poner al día las inversiones en "numerosos territorios".

El portavoz del PSOE José Javier Lasarte, ha respondido al ministro que si espera aprobar presupuestos de 2018 "lo lógico sería cuidar a los socios, no abroncarles". Le ha reprochado el "chantaje" de las medidas de no disponibilidad presupuestaria y se ha referido a esta situación de parálisis como "una versión castiza del shutdown estadounidense" (cierre del gobierno federal por la falta de acuerdo presupuestario). 

"Ustedes no pueden pedirnos un cheque en blanco", ha alegado a su vez ante los lamentos de Montoro el portavoz de Ciudadanos, Francisco de la Torre. Además de los compromisos contra la corrupción le ha recordado que no se han cumplido condiciones como la equiparación salarial de los cuerpos policiales. 

Según el portavoz de Unidos Podemos, Segundo González, "quien desestabiliza el país" es Montoro por no presentar presupuestos. Ha afirmado que Montoro "es un peligro para la economía de nuestro país porque piensa que los recursos públicos son suyos" y "está acostumbrado a incumplir la Constitución".

Además, le ha acusado de "ocultar información a esta Cámara y a todos los ciudadanos" sobre los efectos de la prórroga, en referencia al  límite del 50% para el gasto de los ministerios, y de incluir "chapuzas" en dichos criterios. 

Con los portavoces de formaciones catalanas el intercambio dialéctico de Montoro ha subido de tono a lo largo de la intervención. El ministro ha animado a los partidos independentistas a intentar cambiar la Constitución si quieren lograr la salida de Cataluña de España en lugar de hacer "declaraciones".

Primera semana de abril como fecha límite

Montoro ha fijado como fecha límite para aprobar el proyecto de presupuestos en Consejo de Ministros la primera semana de abril, con el objetivo de evitar que su tramitación parlamentaria se solape con los del ejercicio 2019.

"El Consejo de Ministros tiene el límite en final de marzo, si me apuran la primera semana de abril" para aprobar las cuentas de 2018, ha afirmado.

El ministro ha recordado que la tramitación parlamentaria del Presupuesto suele durar unos tres meses, por lo que si el proyecto presupuestario de 2018 se aprobara más tarde de abril no lograría el visto bueno de las Cortes antes de julio, y ese mes ya debería haberse iniciado el trámite del techo de gasto de 2019, ya que la legislación establece que debe aprobarse en Consejo en junio, es decir, que ambos debates coincidirían, informa Efe.

Subida de 12.000 millones en la recaudación

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha avanzado que la recaudación tributaria de 2017 superó en un 6,3% la del ejercicio anterior, con lo que se sitúa "muy cerca de los máximos históricos", informa Efe.

Durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Montoro ha explicado que la recaudación de la Agencia Tributaria de 2017, cuyo dato no ha desvelado, supera en casi 12.000 millones, un 6,3%, la de 2016 (186.249 millones de euros).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha