eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE pide al Gobierno investigar a los supermercados DIA por su relación con los franquiciados

Entre 70 y 80 franquiciados de la cadena de supermercados se asocian para denunciar las formas de actuar de la multinacional española

El Gobierno deberá responder a una pregunta parlamentaria sobre si está investigando los contratos de la empresa con sus distribuidores

- PUBLICIDAD -
Dia planea ampliar su servicio de compra 'online' tras su implantación en la Comunidad de Madrid

La cadena de supermercados DIA saltaron a cotizar en bolsa en 2011

Al grupo de supermercados DIA le ha salido un enemigo interior. Un grupo de franquiciados que acusa a la multinacional española de llevar a cabo prácticas irregulares e, incluso, abusivas. Esas prácticas han provocado serios problemas económicos a pequeños empresarios que en los últimos años han abierto establecimientos de la cadena de precios low cost.

“Representamos a entre 70 y 80 franquiciados de toda España, pero no estamos solos: tenemos contacto con supermercados en Francia, Argentina, Brasil y Portugal”, explica Francisco García Barba, presidente de la Asociación Afectados Franquicias Supermercados (Asafras). “Pero esto no es nada nuevo. Viene de hace muchos años porque la empresa siempre ha funcionado del mismo modo”, añade. En concreto, Asafras acusa a DIA de “llevar a cabo una mala praxis cimentada en una documentación precontractual engañosa y un falso estudio de mercado, seguida de la firma de un contrato abusivo”.

La patata caliente ya ha llegado al Gobierno vía Congreso de los Diputados. El pasado mes de noviembre, Valeriano Gómez, portavoz del PSOE en la comisión de Economía de la Cámara Baja, preguntó por las relaciones entre DIA y este grupo de franquiciados al secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. A finales de enero, el PSOE ha dado un paso más y ha presentado a la Mesa del Congreso varias preguntas escritas al Gobierno.

En su escrito, presentado por el diputado por Soria, Félix Lavilla, explica que los “problemas fueron detectados, inicialmente, en Toledo por la diputada socialista en esta provincia” y que, “tras analizarlos y ampliar la documentación”, fueron remitidos al secretario de Estado de Comercio. “Los hechos descritos en el dossier que se remitió pudieran revestir el carácter de prácticas comerciales abusivas muy graves y el distribuidor en cuestión opera en diversos países de nuestro entorno pudiendo perjudicar seriamente un modelo de negocio tan importante y consolidado como la franquicia, la imagen de nuestro país y la de nuestros empresarios en el ámbito internacional”, apostilla.

Por ello, pregunta al Gobierno sobre qué valoración hace de las quejas por parte de los franquiciados; sobre las “medidas y gestiones” que haya llevado a cabo al respecto y los “resultados” de las mismas; y sobre qué medidas va a seguir impulsado para resolver, si se confirmase, “la situación que denuncian estos franquiciados y evitar situaciones similares”.

La Secretaría de Estado de Comercio no ha contestado a este medio sobre la situación en que se encuentran las quejas presentadas por los franquiciados del grupo DIA.

Quejas, por el momento, por la vía administrativa

El representante de Asafras afirma que, a día de hoy, se han puesto en contacto con las autoridades de Competencia, el Ministerio de Economía y el Defensor del Pueblo. “Nos han pedido más información, más documentación, pero no hemos vuelto a saber nada más. Franquiciados de España, Portugal y Francia hemos ido, juntos, a Bruselas, a explicar nuestro caso, pero no tenemos respuesta. En Brasil, incluso, lo ha denunciado un diputado del PSOL”, apunta García Barba.

Sin embargo, sus quejas, por el momento, no han llegado a la vía judicial. “Sí que queremos acudir a los tribunales, llevamos dos años intentándolo, pero no hemos podido dar con un abogado que nos ponga las demandas. Ahora tenemos uno que sí dice que va a interponer una querella”, aclara.

“En mi caso, yo tenía un supermercado DIA en Cobeja de la Sagra (Toledo). Intenté desvincularme de la cadena y, cuando me fui con otra empresa, me ejecutaron un aval de 12.000 euros y me fastidiaron. Me he quedado sin supermercado y en la ruina porque aún tengo deudas hasta 2037 y quien me avala en todo esto es mi padre. Veremos a ver qué pasa porque estoy sin trabajo”, relata el exfranquiciado.

Su asociación ha elaborado un informe en el que explica las, a su juicio, prácticas irregulares que abarcan el día a día del negocio, como su política de descuentos a través de cupones cuyo coste repercute en el franquiciado, hasta la estrategia de negociación de la empresa desde el momento en el que se inician los contactos para poner en marcha la franquicia.

Por ejemplo, Asafras critica que “los camiones/pedidos se abonan prácticamente en el día sin posibilidad de vender la totalidad de lo recepcionado, así que da la impresión que el verdadero negocio de DIA es comprar a sus proveedores pagándoles a  varios meses mientras que a los sufridos franquiciados se les cobra casi en el momento, mediante transferencia bancaria o cheque bancario conformado y sin ningún tipo de descuento o ‘rapel’ por pronto pago, con la alevosía de no servir el camión si no está realizado el pago”.

Litigios “inexistentes”, según la cadena

DIA señala que actualmente cuenta con una “red de franquicias de más de 2.600 tiendas en seis países, con un probado modelo de éxito”. “Entre una red tan amplia de franquiciados no descartamos que pueda existir, de manera puntual, alguna diferencia de carácter contractual, sobre la que, lógicamente, no podemos hacer ningún comentario, ya que la compañía tiene como política el respeto tanto a los procesos como a las decisiones judiciales”, asegura. Las fuentes de la compañía consultadas añaden, respecto a las quejas de Asafras, que “el nivel de litigiosidad relacionado con este asunto es inexistente”.

Además, la compañía afirma que la “situación de su red de franquicias es absolutamente estable, con tendencia positiva en su evolución” y que “dispone de un sistema de medición de la satisfacción de los franquiciados cuyos resultados, en este último año, han sido ampliamente satisfactorios”. En concreto, la empresa de súper indica que, hasta septiembre de 2013, contaba con una red de 2.696 franquicias, de las que 1.400 estaban en España, y que estas últimas suponían alrededor de 5.200 empleos. En el mercado español, sumando sus tiendas propias, rondaba entonces los 4.100 establecimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha