eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La gran banca engorda el colchón para hacer frente a las consecuencias de los desmanes financieros

Los casos de abusos bancarios son uno de los apartados que más peso suponen dentro del dinero que tienen reservado las entidades financieras para hacer frente a pagos 'no previstos'

Abengoa se ha convertido en otro factor inesperado que puede producir daño en los balances de los bancos españoles

El banco malo también marcará de rojo las cuentas de los grandes bancos que invirtieron en su creación

- PUBLICIDAD -
Protesta contra las cláusulas suelo de las hipotecas. ©EFE

EFE

Las provisiones continúan lastrando -aunque algo menos- los resultados de la gran banca española que sigue teniendo que contar en sus resultados con riesgos futuros y problemas jurídicos que pueden acarrear costes 'inesperados' para las entidades. Bajo este apartado de provisiones, los bancos reservan un dinero destinado a hacer frente a estos imprevistos, siguiendo políticas de prudencia y también recomendaciones del Banco de España. En los primeros años de la crisis, la mayor parte de este colchón se consumía por impagos y pérdidas procedentes del sector del ladrillo. Ocho años después, el inmobiliario cada vez representa menos riesgos y los litigios por abusos financieros o las potenciales pérdidas de importantes entidades son las que amenazan con adelgazar los beneficios de las entidades.

En el terreno de los abusos financieros, la salida a bolsa de Bankia o las  cláusulas suelo de las hipotecas consumirán previsiblemente la mayor parte de estas dotaciones hechas por las entidades financieras. Pero la declaración del preconcurso de Abengoa también ha puesto en el punto de mira los préstamos que las entidades tienen con la empresa, obligando a muchas a apartar también dinero para hacer frente al posible impago de esta deuda.

Además, el cambio en las normas contables que afectan a la Sareb -el conocido como banco malo- ha hecho que todas las entidades que participan en él -la única de las grandes que no invirtió es BBVA- tengan que provisionar por las futuras pérdidas. Estas provisiones son como una hucha donde las entidades apartan dinero para prepararse en el caso de que tengan que pagar en un futuro, sin ser pérdidas reales todavía. El reparto de esta cantidad total es desigual en función de la exposición que cada entidad tiene a estos problemas.

Banco Santander

La entidad presidida por Ana Patricia Botín ha provisionado 992 millones de euros en sus cuentas de 2015 para España. El banco no detalla qué porcentaje del total se destina a cada concepto. Santander es una de las principales entidades españoles por exposición a Abengoa, la compañía de renovables que se encuentra en negociaciones con sus acreedores para tratar de lograr la viabilidad de la firma tras declarar el preconcurso de acreedores. Además, la entidad cántabra fue uno de los principales inversores (y actuales accionistas) del banco malo. A cierre del ejercicio pasado, en  la memoria de Gobierno Corporativa de Sareb la participación de Santander es del 17,28%, lo que le convertía en el principal accionista privado, por delante del 12,44% de Caixabank, del 6,93% de Sabadell y del 5,97% de Popular.

Fuera de España, Santander ha hecho una provisión de 600 millones de euros por las reclamaciones abiertas por unos seguros de impago comercializados en Reino Unido y conocidos por sus siglas PPI. Estas provisiones han aparecido en las anteriores cuentas del banco dado que los problemas de comercialización de estos productos en 2009 han dado lugar a reclamaciones posteriores. Estos productos fueron ofrecidos en el Reino Unido para la protección de pagos asociados a préstamos personales sin garantía y a tarjetas de crédito. El problema en la comercialización que reclaman los afectados es que a pesar de contratarlos nunca podrían usarlos por no cumplir los requisitos necesarios. El incremento de esta dotación se debe a que el regulador británico ha puesto un límite temporal para las reclamacioners por lo que se espera que estas lleguen más rápido.

BBVA

Las aportaciones por provisiones en España en las cuentas de 2015 ascienden a 478 millones, en tanto que se contabilizaron otros 1.332 millones en pérdidas por deterioro de activos. Tampoco en esta ocasión se detallan las partidas.

El banco no tiene participación en la Sareb ni dio préstamos a Abengoa. Pero la entidad sí comercializó hipotecas con cláusulas suelo (también a través de Catalunya Caixa), que ya retiraron tras la sentencia del Tribunal Supremo. Sin embargo, el banco no ha pagado la retroactividad más allá de mayo de 2013 a la espera de que el Tribunal de Justicia Europeo falle sobre la posibilidad de pagar todo lo cobrado en la vida de la hipoteca.

Caixabank

La dotación para otros riesgos de la entidad asciende a 923 millones donde incluye suelo, Sareb y otras contingencias que pudieran surgir, como una posible sentecia de retroactividad sobre las cláusulas suelo (aunque el banco no detalla en qué porcentaje se dirige a una u otra partida). Gonzalo Gortázar calificó de "máxima prudencia" su forma de provisionar. "Dentro de esa partida hay distintos conceptos, entre los cuales está una decisión por nuestra parte, de nuevo muy prudente, de dotar la totalidad de nuestra exposición a una posible sentencia que declarara la retroactividad de las cláusulas suelo hasta mayo de 2013", explicó sin cuantificar cifra en la presentación de resultados. "También hemos tomado una actitud muy conservadora a la valoración de otras inversiones que tenemos, reflejando los valores presentes para nosotros, y concretamente una actitud muy conservadora respecto a nuestra inversión en Sareb, que también impacta por esa línea”, añadió.

Bankia

Las provisiones de Bankia están relacionadas con las causas que tiene pendiente en los juzgados, tras el fallo del Tribunal Supremo que  deja sin excusas a Bankia para devolver el dinero a los minoritarios que acudieron a la salida a Bolsa y que se llevan una parte importante de sus provisiones. Sin embargo, de los 1.840 millones provisionados no todo recae en las cuentas del banco de 2015. De la cantidad total hay un 40% que se queda Bankia y un 60% en BFA -la matriz de Bankia controlada por el Estado-. Además, hay 780 millones que ya se dotaron contra los resultados de 2014 y el resto contra 2015.

La provisión realizada con cargo a 2015 asciende a 1.060 millones de euros en el grupo BFA Bankia. De esta cantidad, 599 van contra patrimonio y 461 millones han ido contra cuenta de resultados. Bankia explica que esto se hizo así por la forma en la que los jueces están deshaciendo las operaciones en las sentencias. Los magistrados en sus fallos retrotraen la operación y hacen como si no hubiese existido. Como lo que captas en una salida a bolsa es capital al deshacer la operación también se devuelve capital. Los 461 millones restantes van contra la cuenta de resultados porque son para hacer frente a las costas de los juicios. Estas provisiones, contablemente se incluyen dentro del monto total de 2.898 millones, que Bankia recoge en sus cuentas.

Respecto a las cláusulas suelo, este apartado tambien afectaría a la entidad. La entidad calcula que el efecto hasta 2013 sería de 80 millones que aseguran ya están "absorbidos y dotados". Consideran que si hubiera retroactividad adicional tampoco sería muy significativa. Bankia además es una de las entidades españolas que tiene mayor exposición a Abengoa, con créditos que rondan según algunas estimaciones los 582 millones de euros.

Popular

Es la entidad que ha cuantificado de forma más explícita sus provisiones por las hipotecas con cláusulas suelo en 350 millones de euros en sus cuentas de 2015. Además, la entidad de Ángel Ron ha provisionado en 53 millones de euros por su exposición a Abengoa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha