Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal
ANÁLISIS

Las diferencias de los precios de la electricidad entre el INE, Eurostat y CaixaBank Research

Torre de electricidad.

7

Una de las ventajas de pertenecer a la Unión Europea se encuentra en la disponibilidad de estadísticas normalizadas y comparables para asuntos tan diversos como la tasa de pobreza o los precios de la electricidad de los hogares.

En relación con los precios de la electricidad, la referencia europea actual es el Reglamento (UE) 2016/1952 del Parlamento Europeo y del Consejo de 26 de octubre de 2016. Pero España tiene concedida una excepción y sigue la Directiva 2008/92/CE, que contenía la normativa anterior.

De acuerdo con esta norma y con la Orden ITC/606/2011, que determina el contenido y la forma de remisión de la información, el Ministerio de Transición Ecológica recaba de las empresas eléctricas, y la remite a Eurostat, la información necesaria para establecer cada semestre el precio en euros por kilovatio hora (kwh) de los consumidores domésticos por cinco tramos de consumo y tres niveles del precio, como indica el siguiente cuadro.



Se observa que casi el 37% del consumo se encuentra en la banda DC de contratos con un consumo anual entre 2.500 y 5.000 kwh. Esta es la banda que se identifica con el consumidor doméstico típico en los informes semestrales de Eurostat.

Los contratos con consumos superiores a 15.000 kwh representan casi el 10% del total y pueden corresponder a empresas personales que convendría excluir para acotar la población a los hogares como consumidores. Con esta restricción a las bandas DA a DD el precio se incrementa en un 3,4%.

La estadística de Eurostat no diferencia entre mercado libre y regulado pero la Estadística de la industria de la energía eléctrica del Ministerio de Transición Ecológica del año 2019 permite una aproximación, recogida en el cuadro 'Distribución de los contratos de luz por tipo de tarifa', a la importancia relativa del mercado regulado con la tarifa PVPC (precio voluntario al pequeño consumidor) y del mercado libre.



Asociando el consumo doméstico con una potencia contratada inferior a 10 kilovatios kv puede estimarse que el 4,5% de los 28 millones de contratos de particulares están acogidos al bono social, el 34,5% a la tarifa PVPC y el 61% al mercado libre.

El gráfico 'Así ha subido el IPC de la luz vs. los precios de Eurostat' recoge la evolución de los precios, con impuestos, del consumo doméstico de electricidad de Eurostat con datos hasta el primer semestre de 2021. Los datos del segundo semestre se publicarán en abril de 2022.

Se presentan los precios para la banda DC asociada al consumidor doméstico típico y para las bandas DB a DD como una versión amplia del consumidor particular al excluir los consumos anuales mayores y menores. Como puede verse en el apartado 'El consumo anual medio de los hogares según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF)' del INE se sitúa en los 2.800 kwh.



El Índice de precios de la electricidad de los hogares está recogido dentro del Índice de Precios de Consumo (IPC) del INE en la clase 0451 y su evolución reciente se incluye en el gráfico 'Así ha subido el IPC de la luz vs. los precios de Eurostat' como referencia.

De acuerdo con la Metodología de 2016, los precios se recogen de forma centralizada de las empresas eléctricas y se tienen en cuenta los distintos tramos de consumo calculando el precio final como media ponderada de los precios de los distintos tramos, usando como ponderaciones el gasto de los hogares en cada tramo.

Pero la metodología del IPC no detalla los tramos ni las ponderaciones. Tampoco informa de la restricción de los precios recogidos al mercado regulado. La nota de prensa de 31 de enero de 2022 sobre el cambio de Base indica expresamente que debe ampliarse la cobertura al mercado liberalizado. 

El cuadro de 'Comparación de precios de la luz en INE, Eurostat y CaixaBank' muestra con claridad que en los tres últimos años los precios, según Eurostat, son más estables que los del IPC de electricidad. En 2019, los precios caen un 6,7% en el IPC y sólo un 1,3% en Eurostat, con una diferencia de 5,4 puntos. En 2020, los precios caen un 9% en el IPC y un 5,4% en Eurostat, con una diferencia de 3,6 puntos. En el primer semestre de 2021, la tasa anual del IPC crece un 22,3%, frente al 3,8% del precio de Eurostat.

La exclusión en el IPC de los hogares en mercado libre podría explicar las importantes diferencias entre la evolución del IPC y la de los precios con impuestos de Eurostat. Estas diferencias se muestran en el gráfico adjunto para los últimos 7 semestres.



Sobre los datos de CaixaBank Research

Recientemente CaixaBank Research ha puesto sobre la mesa una nueva aproximación a los precios de la electricidad a través del importe del recibo mediano de unos dos millones de clientes particulares (excluyendo empresas y autónomos) diferenciando los del mercado regulado y del mercado libre

Con esta base de datos encuentran que el importe del recibo mediano en 2018 es muy similar al del recibo mediano en 2021. El siguiente cuadro resume los datos.



La evolución del importe del recibo refleja el efecto conjunto de la variación del consumo físico en kwh y la variación del precio. Pero si la variación del consumo medio de los hogares es de pequeña magnitud la evolución del importe mediano puede verse como una razonable aproximación a la evolución del precio medio. 

Los artículos de CaixaBank Research proporcionan gráficos, pero ninguna tabla estadística que permita comparar la evolución semestral del recibo mediano con los precios de Eurostat. Sin embargo, los datos mostrados en el anterior cuadro indican que la variación del importe mediano entre 2018 y 2021 es más próxima a la variación de los precios de Eurostat que a la del IPC de electricidad del INE. Cuando CaixaBank Research publique las necesarias tablas estadísticas por semestres podrá valorarse mejor su consistencia con los precios de Eurostat.

En abril de este año, cuando la oficina estadística europea publique los precios del segundo semestre, podrá establecerse con precisión si el precio en 2021 es similar al de 2018, cumpliéndose así el objetivo del Gobierno, y podrá estimarse también el posible sesgo alcista en que ha podido incurrir el IPC de electricidad al excluir los hogares con contrato libre. 

El consumo de electricidad en la Encuesta de Presupuestos Familiares

La Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del INE es la principal fuente de información sobre el gasto de las familias. Es una encuesta a 24.000 hogares que permanecen en la muestra dos años consecutivos renovándose cada año la mitad de las viviendas. Para el gasto en electricidad se solicita el gasto monetario y el consumo físico en kilovatio hora (kwh). Los datos básicos del consumo de electricidad de los hogares se resumen en el cuadro siguiente.



Se observa que el consumo total de los hogares en 2020 es el 80% del que aparecía en el cuadro 'Distribución de los contratos de luz por tipo de tarifa', asociado a los consumidores domésticos, lo que corrobora la idea de que se incluyen en ese cuadro los consumos de empresas personales. 

Llama también la atención la diferencia entre los 18,8 millones de hogares y los 28 millones de clientes domésticos en la estadística del Ministerio. Pero en esta última los denominados clientes son en realidad puntos de suministro y puede haber clientes con más de un punto de suministro.

Además, entre los clientes domésticos se incluyen las viviendas habituales, que pueden asociarse con los hogares, y las no habituales, secundarias u otras, como las viviendas de vacaciones.

El consumo medio por hogar en 2019 se cifra en 2.830 kwh, casi un 20% superior al suministro anual medio de los clientes domésticos. Esto se debe a la citada diferencia conceptual entre hogar y punto de suministro y podría atribuirse en parte a la presencia en estos últimos de las viviendas secundarias.

El precio medio de 0,279 euros/kwh de la Encuesta de Presupuestos Familiares en 2020 es muy próximo al precio con impuestos de la banda DB entre 1.000 y 2.500 kwh.

Se observa, por último, que el consumo medio por hogar en kwh se reduce un 2,4% entre 2018 y 2020.

En junio de 2022, cuando se publique la Encuesta de Presupuestos Familiares de 2021, tendremos una información de la máxima calidad sobre el precio del kwh en 2021 para la totalidad de los hogares con independencia del carácter libre o regulado del contrato. Además, el INE podría proporcionar el precio para ambos tipos de contrato y, dada la permanencia de dos años de los hogares, también puede proporcionar buenas medidas de la variación del precio. 

Etiquetas
stats