La inversión en infraestructuras se dispara un 20%, hasta 10.192 millones

Obras de una línea de AVE.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por el Gobierno prevé un incremento del 20% en la dotación para inversión en infraestructuras, hasta 10.191,5 millones de euros, frente a los 8.487 millones de los últimos presupuestos vigentes, los de 2018. La dotación para infraestructuras supone el 52,8% de la inversión pública, que se prevé ascenderá a 19.300 millones en 2021, un 30,2% más, gracias al adelanto de los fondos europeos.

De los 10.191,5 millones de inversión en infraestructuras, el 69% corresponderá a los entes públicos y sociedades mercantiles, con una inversión de 7.047 millones por parte de empresas como Adif, Aena o Puertos del Estado, que supone el 77% de las inversiones del sector público estatal con presupuesto estimativo (9.128 millones). El resto de la inversión corresponde al Estado. 

De la inversión prevista total, la mayor parte (46%) corresponde a ferrocarriles, con una inversión de 4.736 millones, un 27% más que en los presupuestos vigentes. A carreteras se destinarán 2.175 millones, un 4,7% más. A Puertos, 1.003,6 millones, un 24,3% más; y a aeropuertos, 1.059,01 millones, un 41% más.

En Alta Velocidad, "durante 2021 se mantendrá el estudio de aquellos tramos aún sin una definición concreta y se impulsará los que se encuentran en ejecución, con especial atención a los corredores de conexión europeos; todo ello, con el fin de extender sucesivamente los beneficios de una red de estas prestaciones a una mayor proporción de la población" y potenciar la utilización del ferrocarril para el transporte de mercancías con destino a otros países. 

En este aspecto, las actuaciones se concentrarán en los corredores Norte-Noroeste, Mediterráneo, Andalucía, Extremadura y Mediterráneo-Cantábrico.

Está previsto que de los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia se aporten a 4.696 millones a lo que el proyecto de Presupuestos denomina "políticas de infraestructuras y ecosistemas resilientes", que van a contar con una partida presupuestaria de 11.527 millones de las que la mayor parte (no todo) serán infraestructuras. De ese importe, el 59% lo sufragará el presupuesto nacional y el restante 41% con cargo a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea.

Parte de los fondos de esta partida se destinarán a transferencias a entidades públicas para que realicen actuaciones inversoras en materia de transportes. ADIF recibirá 675 millones de euros y ADIF-Alta Velocidad, 1.285 millones de euros; a ENAIRE le corresponderán 29 millones; a RENFE Viajeros S.A, 13 millones y Puertos del Estado recibirá 140 millones.

La inversión en infraestructuras presupuestada para 2021 supone un ligero incremento con respecto a los 10.030 millones que preveían los presupuestos de 2019, que no llegaron a aprobarse, y que contemplaban superar la barrera de los 10.000 millones por primera vez desde 2012. Pese al crecimiento de este año, esos casi 10.200 millones están todavía muy lejos del récord de los Presupuestos de 2009, cuando se superaron los 22.000 millones de euros. El mínimo histórico, 7.534 millones, se alcanzó en 2013.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 17:24 h

Descubre nuestras apps

stats