El Banco Santander se compromete a apoyar la recuperación con 40.000 millones más en créditos

Ana Botín, presidenta de Santander, junto a las responsables de Lavandería Romeral, una de las pymes clientes del banco, ganadora de los galardones ‘Mejor Lavandería de España‘ en 2018 y 2020.

La pandemia está dejando una huella profunda en el tejido empresarial español. Desde el estallido del coronavirus, ha necesitado medidas de emergencia para resistir el parón de la actividad. La decisión de Banco Santander de aumentar este año 40.000 millones de euros su cartera de créditos será un nuevo balón de oxígeno.

Proporcionar liquidez y transmitir confianza a los clientes está siendo clave para afrontar la nueva situación. Y las pequeñas y medianas empresas, motor de la economía, son una prioridad. Volver a abrir las puertas de los negocios es facilitar a muchas familias el empleo para mantenerse a flote y poder salir del bache. “Muchos empresarios han pasado unos meses muy difíciles y siguen necesitando nuestro apoyo ahora que están empezando a remontar. El desafío ahora es ayudar a las pymes a sobrevivir para recuperar puestos de trabajo y minimizar el impacto de las deudas incobrables, para una recuperación más sostenible”, ha comentado Ana Botín en sus redes sociales.

La presidenta de Banco Santander ha explicado recientemente los planes del grupo para seguir inyectando liquidez este año y apoyar la recuperación. “Hay que proteger a las empresas viables, apoyar a las empresas innovadoras con potencial transformador, y tengan por seguro que los bancos seguiremos estando ahí. Nuestro sector es el mejor posicionado para entender qué necesita cada empresa y cuál es la mejor manera de ayudarlas a salir reforzadas. En 2020 hemos demostrado que somos capaces de proteger y apoyar a nuestras pymes, canalizando fondos en un momento de crisis. Esperamos seguir contribuyendo a la recuperación con un crecimiento de su cartera de créditos de 40.000 millones de euros en todas nuestras geografías”, señaló la máxima ejecutiva del banco durante su intervención en la junta general de accionistas del pasado mes de marzo. 

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, la entidad dejó clara su intención de ser "parte de la solución de esta emergencia sanitaria y económica sin precedentes". El año pasado, en el peor momento de la crisis, la entidad concedió 1.000 millones de euros en nuevos créditos cada día. En total, el grupo apoyó a seis millones de clientes, a través distintas medidas de emergencia, entre ellas periodos de carencia para hipotecas y otros préstamos por valor de 112.000 millones de euros, lo que representa en torno al 12% de su cartera de crédito total. De este volumen, 70.000 millones fueron para hipotecas (principalmente residenciales); 20.000 millones para préstamos al consumo (en buena medida adquisición de automóviles), y 22.000 para pymes y empresas. 

Para estar cerca de las pymes, Santander ha desarrollado planes de trabajo en cada uno de los mercados en los que opera. Por ejemplo, ha puesto en marcha medidas en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) o la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial en Brasil. En España, ha sido la entidad que más préstamos ICO gestionó el pasado año, con una cuota del 27%. “España fue la más rápida a la hora de aportar liquidez a las empresas a través de los préstamos ICO gracias a la excelente colaboración público-privada y a la capacidad de llegada de los bancos, su conocimiento y su estrecha relación con las empresas. Una de cada cinco empresas en España ha recibido un préstamo ICO y se han concedido un total de 116 mil millones de euros de financiación, un 10% del PIB”, detalló Botín. 

Ahora, para simplificar la extensión de los plazos de devolución y la carencia de los préstamos ICO concedidos el pasado año —según el real decreto aprobado por el Gobierno en noviembre—, Santander España cuenta con un modelo automatizado que permite realizar todo el proceso de manera online. Basta con enviar la solicitud a través de canales digitales. Además, ofrece a cada cliente la mejor solución personalizada en función de su perfil, con propuestas específicas para los distintos sectores y ha publicado recientemente en su blog siete consejos para impulsar la expansión y el crecimiento de las pymes. A través de ellos explica cómo hacer una hoja de ruta para definir la estrategia que debe seguir una empresa para alcanzar sus objetivos y poder dar el salto a nuevos mercados con éxito, según las necesidades del negocio, el análisis de viabilidad y el marco en el que se va a llevar a cabo su desarrollo. 

Precisamente, la internacionalización de las pymes españolas es otra de las preocupaciones del Santander, que destinó el año pasado 20.000 millones de euros para impulsar el negocio internacional de las pequeñas y medianas empresas a través de anticipos de exportación, financiación, avales o créditos documentarios. También ha potenciado servicios digitales innovadores que facilitan la agilidad de los procesos: los cobros internacionales, el seguimiento de los pagos, los avales digitales o la contratación de divisas. Y cuenta con Santander Trade, que conecta a más de 16.000 empresas de distintos países para que puedan de relacionarse comercialmente entre ellas; o International Desk, una herramienta que facilita la entrada en otro país (desde su creación en 2011 ha apoyado el salto al exterior de 5.000 empresas).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats