eldiario.es

9
Menú

¿Será el nuevo Citroën C1 un pequeño SUV 100% eléctrico?

Como vehículo pensado para circular sobre todo en ciudad, la tercera generación del modelo francés podría derivar en un pequeño SUV cero emisiones

- PUBLICIDAD -
Citroën C1.

Citroën C1.

La historia de colaboración entre el Grupo PSA y Toyota es dilatada y ha abarcado desde turismos a vehículos de mayor tamaño. Ahora, la joint venture presenta novedades de calado, a la vista de lo dicho por Linda Jackson, directora ejecutiva de Citroën (una de las marcas de PSA), en el Salón del Automóvil de París. Jackson ha sugerido que el nuevo C1, modelo desarrollado conjuntamente con el Peugeot 108 y el Toyota Aygo, podría ser 100% eléctrico en su tercera generación.

En declaraciones a Autonews, la ejecutiva de Citroën sostiene que el segmento A (coches urbanos) tiene cada vez menos peso en términos de volumen de ventas y, dado que se compone de vehículos pensados para circular sobre todo en ciudad, está llamado a una creciente electrificación. Smart hace tiempo que tiene clara esta deriva y ha anunciado que sus modelos ForTwo y ForFour solo dispondrán de versión EQ (eléctrica) a partir de 2020, algo que posiblemente secunde el Renault Twingo, que comparte plataforma con ellos. Otros fabricantes están dando pasos en la misma dirección.

Toyota Aygo.

Toyota Aygo.

En lo que se refiere al C1, hay dudas de que los planes de PSA coincidan en esta ocasión con los de su socio Toyota. El vicepresidente ejecutivo de la marca japonesa, Didier Leroy, ha declarado también en París que, si ambas empresas plantean estrategias divergentes, el acuerdo se romperá en este caso, por mucho que la relación entre ellas sea “excelente”.

Hasta ahora, el modelo de Citroën, el Aygo y el Peugeot 108 (y antes el 107) se fabricaban en la planta checa de Kolín, propiedad del Grupo PSA. Teniendo en cuenta que la segunda generación de los trillizos se lanzó en 2014, Toyota y PSA disponen de apenas un año para decidir lo que cada uno pretende hacer en la tercera.

Estas no son las únicas novedades acerca del C1 y sus hermanos. Otro alto representante de Toyota, Johan van Zyl, director ejecutivo de la marca en Europa, ha confirmado que el nuevo Aygo tendrá aspecto de todocamino, lo que lo convertiría en un modelo A-SUV. En el caso de que la colaboración entre franceses y japoneses se mantuviera, también los nuevos Citroën C1 y Peugeot 108 serían pequeños SUV, y completamente eléctricos, como cabe esperar de las palabras de Linda Jackson.

Opel Adam.

Opel Adam.

Existe otra derivada en esta cuestión. Desde hace unos meses, PSA es propietaria de Opel –con la que ha conformado también joint ventures muy ventajosas en el pasado–, y no resulta descabellado pensar en otro modelo gemelo de los C1 y 108 con el emblema del Blitz (rayo) en la calandra, sobre todo si recordamos que en 2019 dejarán de comercializarse los dos coches pequeños de Opel, el Adam y Karl. Así las cosas, la cooperación de Toyota podría no ser tan necesaria como en el pasado.

En cuanto a la electrificación del segmento A, no solo Smart avanza por ese camino. Volkswagen ha lanzado ya el e-Up, al que seguirán el año próximo las versiones eléctricas del Skoda Citigo y del Seat Mii, otros tres modelos idénticos, en este caso del Grupo VW. Entre tanto, Fiat prepara la variante eléctrica del 500, el coche más vendido de su categoría.

- PUBLICIDAD -