eldiario.es

9
Menú

EXTREMADURA

El Gobierno avala dar más margen a las nucleares para decidir sobre su futura renovación

La normativa actual marca que las nucleares deben iniciar los trámites de renovación de licencias tres años antes de que expiren, lo que implica que Almaraz debe hacerlo antes del 8 de junio

El cambio normativo que propone el Gobierno, y que ha avalado el Consejo de Seguridad Nuclear, permitiría aplazar esos plazos 

La Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear denuncia que es una decisión precipitada, sin informe jurídico, y a las órdenes de las eléctricas 

- PUBLICIDAD -
La Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) comenzará en enero la recarga de su unidad I

Central Nuclear de Almaraz

La normativa actual marca que las plantas deben iniciar los trámites de renovación de licencias tres años antes de que expiren. Con ella la central de  Almaraz contaba de límite hasta el 8 de junio para pedir la renovación, algo que cambia con la modificación que está impulsando el Gobierno y que este martes ha recibido el aval del Pleno del CSN.

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear ha dado el visto bueno a la reforma del sistema de renovación de las licencias de las centrales nucleares propuesto por el Gobierno, que permitirá a las plantas aplazar este trámite hasta dos meses después de la publicación del Plan de Energía y Clima.

La votación ha salido adelante con el voto a favor de cuatro de los consejeros que integran el Pleno. Mientras que la quinta, Cristina Narbona, ha votado en contra y emitido una explicación de su postura, que el regulador no hará pública hasta finales de semana.

La renovación de Almaraz

La decisión se produce a una semana de que la central extremeña de Almaraz, operada por Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Endesa, tuviera que presentar la petición de renovación para seguir operando más allá de 2020, cuando uno de los reactores de la planta habría cumplido ya los 40 años de vida útil para los que fue diseñado.

La propuesta del Gobierno modifica varias órdenes ministeriales, cambiando el plazo de los tres años por el siguiente texto: "Podrán solicitar una nueva autorización de explotación de la central en el plazo máximo de dos meses, a contar desde la fecha de aprobación del Plan Integral de Energía y Clima". "O, en su caso, en la fecha en que el titular ha de presentar la Revisión Periódica de Seguridad de la central, en el supuesto de que el referido Plan no hubiera sido aprobado dos meses antes de dicha fecha", continúa.

El Plan de Energía y Clima, en el que el Gobierno tiene que revelar su apuesta energética para reducir emisiones y cumplir con el Acuerdo de París, tiene que estar listo a comienzos de 2018, según los plazos dados por la Unión Europea.

La normativa que prevé aprobar el Gobierno desvincula también el envío de la documentación necesaria para evaluar una solicitud de renovación de licencia de la presentación de la misma, lo que podría implicar que los técnicos CSN lleven a cabo los trabajos de evaluación de esa documentación y que, finalmente, el operador opte por no pedir la autorización.

Voces en contra

La Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear del CSN (ASTECSN) ha denunciado en un comunicado esta aprobación "precipitada, sin informe jurídico público y que busca tomar una decisión que puede ser muy relevante en el panorama energético español".

Según ha dicho la portavoz de esta asociación, Nieves Sánchez, esta decisión "se fundamenta en la petición de una entidad privada" -en referencia a la demanda de Iberdrola al Gobierno de contar con más tiempo para decidir sobre la renovación de licencias- y "no atiende al necesario sosiego y debate público que debe acompañar a este tipo de decisiones". Para Sánchez "ésta es una maniobra más que desacredita al Consejo como regulador independiente, es una muestra de su captura y preocupante politización".

El diputado de Podemos Juan López de Uralde ha subrayado que "estamos ante una decisión gravísima del CSN, ya que se trata de una nueva modificación legal para facilitar, sin debate social ni político, el alargamiento de la vida de las centrales nucleares, con independencia de los riesgos para el medio ambiente y las personas".

Manifestación en Madrid

El Movimiento Ibérico Antinuclear ha convocado una manifestación en el centro de Madrid el próximo 10 de junio bajo el lema "Cerrar Almaraz y todas las demás", en la que se pedirá el cambio de modelo energético y medidas para sustituir el parque nuclear por energías renovables.

El Pleno también ha dado luz verde, con cuatro votos a favor y la abstención de la consejera Narbona, a la revisión de la Guía de seguridad GS-1.10, cuya novedad fundamental estriba en que desliga la presentación de la documentación para las Revisiones Periódicas de Seguridad de la vigencia de los permisos de explotación de las plantas.

La revisión de la citada guía incorpora la actualización de las normas internacionales más exigentes, en materia de revisión periódica de seguridad en las plantas nucleares. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha