Las calles de las localidades vascas han amanecido cubiertas de un polvo anaranjado, consecuencia de la calima que se está extendiendo desde el lunes por la península. El aire procedente del Sáhara, con partículas de polvo en suspensión que dan lugar al fenómenos que se conoce como calima, comenzó a penetrar acompañando a la borrasca Celia. Al extenderse reduce la visibilidad y en las zonas donde se produzcan precipitaciones acompañará esas lluvias de barro.

Estas son las predicciones meteorológicas en Euskadi para este martes: cielo nuboso con predominio de nubes bajas que se disiparán a partir del mediodía, dejando un cielo poco nuboso con intervalos de nubes altas, sin descartar alguna precipitación débil y ocasional. Probabilidad de calima alta. Las temperaturas mínimas permanecerán sin cambios en la costa y aumentarán en el litoral, y las máximas aumentarán notablemente. Viento de componente este en el tercio norte, generalmente flojo y de componente sureste más intenso en el resto, que arreciará al final del día a viento de direcciones sur y sureste. Rachas muy fuertes del sureste en Álava y sur de Bizkaia y de Gipuzkoa y en la costa oriental al final de la jornada.

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats