Extremadura acogerá la primera fábrica de celdas de baterías del sur de Europa

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, junto a los responsables del proyecto de almacenamiento energético de la empresa Phi4Tech

Extremadura contará a mediados de 2023 con la primera fábrica de celdas de batería del sur de Europa. Se ubicará en la Plataforma Logística de Badajoz y forma parte de un proyecto integral de almacenamiento eléctrico que también incluye una fábrica de cátodos en la provincia de Cáceres.

Phi4Tech, la empresa promotora, ha presentado el proyecto este miércoles junto al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que cuenta con una inversión de 600 millones de euros. Según los datos aportados, en la fábrica de Badajoz, cuyas obras comenzarán a finales de año y concluirá en 2023, se desembolsarán 400 millones y creará 200 empleos en una primera fase y 500 cuando alcance la producción máxima.

El proyecto también ha tenido en cuenta el equilibrio entre provincias, por lo que la fábrica de cátodos cacereña supondrá una inversión de 200 millones de euros y prevé crear 360 puestos de trabajo. No obstante, habrá que esperar hasta conocer la ubicación exacta de esta planta, que los promotores desvelarán en los próximos días. Como dato a tener en cuenta, uno de los socios estratégicos del proyecto integral de almacenamiento eléctrico es Lithium Iberia, que promueve la mina de litio de Cañaveral (Cáceres). También se incluye la reapertura de la mina de níquel de Aguablanca en Monesterio (Badajoz). Con ello, la inversión global se acerca a los 1.000 millones de euros.

Phi4Tech asegura que tiene asegurada la inversión necesaria, que será privada, pero que participan en varios manifiestos de interés para acceder a fondos europeos, un aspecto que no comprometerá la apuesta por Extremadura, según han dicho. En concreto, la empresa participa en el consorcio creado por el Gobierno con Seat e Iberdrola para levantar una gigafactoría de baterías para vehículos eléctricos.

Fábrica de Badajoz

La fábrica de celdas de baterías ocupará 177.000 metros cuadrados de la Plataforma Logística de Badajoz. Su capacidad inicial será de 10 GW al año, aunque comenzará a funcionar con un módulo de 2 GW. El presidente de Phi4Tech, Mario Celdrán, ha asegurado que en el año 2027 se podría llegar a los 20 GW, si bien esto dependerá de los clientes y de la propia capacidad logística del proyecto.

La empresa tecnológica tiene acuerdos con varios clientes pero, por ahora, ningún contrato con el sector de la automoción. "Somos más que eso", ha señalado, al tiempo que ha indicado que entre sus clientes figuran Data Centers y el sector de las energías renovables.

Según Celdrán, Phi4tech creará en Extremadura un híbrido de batería y supercondensador de última generación, que asegura la carga rápida, una alta durabilidad y una química "extremadamente favorable con la mejor ratio carga/descarga del mercado".

Esta fábrica, el yacimiento de litio de Cañaveral, donde también se transformará este metal; la planta de níquel de Monesterio; y la factoría de cátodos son un conjunto de eslabones que representan el eje principal de un sector, el de las fábricas de baterías, que forman parte del futuro más inmediato de la nueva revolución industrial, tecnológica y medioambiental.

Sin embargo, Extremadura aspira también a acoger la fábrica de ensamblaje de baterías destinada a la automoción, un proyecto al que aspiran varias comunidades autónomas.

"Extremadura no renuncia a nada y para cualquier proyecto estamos presentando nuestra candidatura. Confío plenamente en que se nos va a permitir volar a la misma altura que los demás", ha dicho el jefe del Ejecutivo extremeño, Guillermo Fernández Vara, durante la presentación del denominado "Proyecto integral de almacenamiento energético en Extremadura".

Extremadura, cuya Revolución Industrial llegó 150 años más tarde, "ve ahora como llega a la revolución tecnológica y energética en primer lugar", ha aseverado Vara. 

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2021 - 12:15 h

Descubre nuestras apps

stats