La portada de mañana
Acceder
España se asoma al colapso sin que haya llegado aún el impacto de la tercera ola
La extrema derecha violenta, sobre el futuro después de Trump: "Estamos solos"
Opinión - 14F, un 'spin-off' malo de octubre del 2017, por Neus Tomàs

Siete detenidos en Galicia por la presunta estafa de 20 millones en ayudas laborales

Crespo, ante Montoro y Rajoy en un acto con empresarios en La Moncloa

Praza Pública

Fraude de subvenciones, estafa y malversación de caudales públicos, falsedad documental, cohecho y blanqueo de capitales. Son los delitos que, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), se investigan en el marco de la Operación Zeta, el caso de supuesta estafa en ayudas laborales que investiga un juzgado de A Coruña desde finales de 2011 y que ha derivado en la detención de siete personas. De las indagaciones policiales se desprende que las personas investigadas manejaron hasta 20 millones de euros públicos a través de entidades aparentemente sin ánimo de lucro que organizaban cursos para personas desempleadas y actividades semejantes. Parte de ese dinero, dicen, fue a parar a bolsillos privados.

Estas irregularidades, parte de las cuales ya fueron admitidas por la propia Xunta de Galicia a través de la Consellería de Traballo, fueron detectadas por la investigación a la empresa Azetanet y a la Fundación para el Desarrollo de la Empleabilidad y la Formación, ambas encabezadas por el coruñés Gerardo Crespo, conocido por su afinidad con el PP, su vinculación a entidades vecinales de corte conservador y por liderar organizaciones para la inserción laboral de personas con discapacidad. El propio Crespo, según ABC, es una de las personas detenidas, entre las que también se encuentran personas ligadas a la Federación Gallega de Hostelería y el responsable de una asociación de trabajo autónomo.

A lo largo de esta operación, en la que ya han sido investigadas hasta 61 personas, la Policía ha detectado una manera de actuar basada en el "posible uso instrumental" de dichas entidades sin ánimo de lucro, que recibían subvenciones de organismos como la Xunta a pesar de ser "presuntamente ficticias en su actividad, estructura y/o asociados". Una parte del dinero tendría "destino privado".

Sombras sobre la Consellería de Traballo

La sombra de este caso está desde hace tiempo sobre el departamento de Traballo de la Xunta. Así, el pasado 25 de septiembre el Consello da Xunta oficializaba el cese de uno de los hombres fuertes del departamento de Beatriz Mato, el director general Odilo Martiñá, quien un día después tuvo que comparecer ante la Policía para dar explicaciones sobre las subvenciones investigadas. Los agentes, según ha trascendido, cuestionaron a Martiñá, entre otros asuntos, por la documentación que habían recopilado días atrás en la sede de la Xunta sobre las ayudas recibidas, precisamente, por las entidades que dirige Crespo.

La figura de Crespo y sus relaciones con Traballo estuvieron también de actualidad a finales de 2010, cuando el alcalde de Oleiros, el independiente Ángel García Seoane, llevó ante la Fiscalía el empresario después de que este recibiera un millón de euros de la Consellería para la organización de cursos. Según García Seoane, estas adjudicaciones se habían realizado "a dedo" y se habían basado en la "afinidad con el PP" profesada por Crespo. El regidor oleirense lanzaba estas acusaciones después de que la conselleira Mato fuese nombrada 'Coruñesa del año' por la asociación de vecinos que dirige Crespo.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2014 - 17:43 h

Descubre nuestras apps

stats