La incidencia de COVID-19 en Galicia supera la media estatal por segunda vez en la pandemia

Personal sanitario atiende a un paciente en una UCI.

La incidencia de la COVID-19 en Galicia supera a la media de España. Desde que empezó la pandemia, esta es la segunda ocasión en la que la comunidad tiene un dato más alto que el promedio estatal. Hay que remontarse a principios de agosto para encontrar una situación similar. De hecho, el discurso del Gobierno gallego y de su presidente, Alberto Núñez Feijóo, viene siendo desde hace más de año y medio que la situación gallega es mejor que la media española y que esta es la comunidad en la que, en proporción, han muerto menos personas con COVID-19 en la Península. Cada jueves, Feijóo arranca la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta repasando las últimas cifras y destacando la comparación con los datos de España.

De acuerdo con los datos más recientes recopilados por el Ministerio de Sanidad, publicados el miércoles por la tarde, la incidencia acumulada a 14 días de 221,85 casos por 100.000 habitantes, frente a los 217,10 de España. A siete días también el dato gallego es peor: 137,02 frente a 121,32.

La incidencia de la COVID-19 lleva casi un mes y medio subiendo de forma continua, si se mide en el número de casos activos, que prácticamente duplica la cifra de hace una semana. En las últimas 24 horas la sanidad gallega ha detectado 780 nuevos contagios. De este modo, las personas que están ahora mismo pasando la infección suben a 6.495, frente a las 3.168 de hace ocho días. El incremento continuado de contagios se está dejando notar en la presión hospitalaria. Hay 32 personas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) -dos más que hace 24 horas- y 155 en planta -16 más-.

Según los datos publicados este jueves por la Consellería de Sanidade, con información hasta las 18,00 horas de este miércoles, la presión hospitalaria sube en cinco de las siete áreas sanitarias gallegas. Baja ligeramente en A Coruña y Cee y se mantiene sin cambios en la de Santiago y Barbanza. Ourense, citada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como la zona que concentra las preocupaciones en este momento, comunicó que hay un paciente menos en la UCI, pero hay cuatro más en planta y son ya 51.

Los casos activos siguen subiendo en las siete áreas sanitarias gallegas, con la de Vigo a la cabeza (+189), seguida de la de Ourense (+137), Pontevedra y O Salnés (+75); A Coruña y Cee (+73); Lugo (+25); Santiago y Barbanza (+15) y Ferrol (+8).

De este modo, con más casos se mantiene la de Vigo, con 1.841; seguida de la de Ourense, con 1.709; A Coruña y Cee, con 911; Pontevedra y O Salnés, con 667; Lugo, con 573; Santiago y Barbanza, con 488; y a la cola sigue la de Ferrol, con 306.

Los datos actualizados el miércoles por el Ministerio de Sanidad indican que la incidencia a 14 días en Galicia es de 221,85 casos por 100.000 habitantes -la jornada pasada estaba en 203,97-, por lo que supera la media de España, que está en 217,10.

Según los datos actualizados por la Consellería de Sanidade, desde el inicio de esta crisis sanitaria se han efectuado 3.013.065 PCR en Galicia, 7.736 más que las registradas hasta el día anterior y unas 700 más que las hechas la jornada pasada.

En cuanto a la tasa de positividad de las pruebas PCR -número de infecciones detectadas cada 100 test-, aumenta al 8,54 por ciento, por encima del umbral del 5% que fija la Organización Mundial de la Salud (OMS) para dar por controlada la pandemia.

Desde que comenzó la pandemia se han confirmado en Galicia 2.673 fallecimientos de personas que habían dado positivo en una prueba para detectar la COVID-19. Las últimas dos muertes comunicadas se produjeron el miércoles. Son un hombre de 91 años que estaba ingresado en el Hospital de Verín (Ourense) y una mujer de 81 que estaba en el Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP). Ambos tenían patologías previas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats