Arrancan las primeras manifestaciones contra el protocolo educativo de la Xunta: "Vamos a volver a confinarnos y no estamos preparados"

Los sindicatos 'fumigan' el protocolo de la Xunta para el curso escolar 2020/21

Este miércoles se iniciaron las manifestaciones contra el protocolo educativo que la Xunta pretende imponer para el curso que viene en los centros no universitarios. Los sindicatos protestaron con cacerolas delante de la sede de la Consellería de Educación, en Santiago de Compostela, porque consideran que el Ejecutivo de Núñez Feijóo "solo tiene en cuenta el criterio del coste cero" y que se está abocando a la comunidad educativa a una nueva etapa de docencia a distancia "para la que no estamos preparados". El día 28 está convocada una segunda concentración.

La Xunta desconoce si reforzará el profesorado o hará inversión contra la COVID a un mes y medio de inicio del curso

La Xunta desconoce si reforzará el profesorado o hará inversión contra la COVID a un mes y medio de inicio del curso

Más de mil personas acudieron a San Caetano cacerola en mano para intentar que la Xunta retire el protocolo sanitario para el curso 2020/21, en el que no se contempla el aumento del profesorado, del presupuesto de los centros, ni se reduce la ratio de alumnos por aula. En el acto, representantes de los sindicatos que convocaron la manifestación -CIG, ANPE, CCOO y UGT- 'fumigaron' simbólicamente el protocolo de la Consellería, que cuenta con el rechazo de la mayor parte de la comunidad educativa.

"La Xunta está poniendo en riesgo la presencialidad para el curso que viene", explicó el secretario nacional de CIG-Ensino, Suso Bermello que, junto al resto de sindicatos, abandonó la semana pasada la mesa sectorial en la que se debatía con el Gobierno autonómico la viabilidad del documento. Luz López, de CCOO, aseguró que esas negociaciones eran un "paripé" y que el ejecutivo de Feijóo en ningún momento tuvo intención de adoptar un protocolo consensuado. La Consellería presentó el documento y dio 48 horas a los sindicatos para preparar alegaciones. Al día siguiente de reunirse en la mesa sectorial, la Xunta convocó una comisión intercentros en la que dar validez definitiva al documento.

La comunidad educativa lleva protestando desde el momento de la presentación del protocolo, pocos días después de las elecciones en las que Feijóo consiguió su mejor resultado al frente del Partido Popular y su cuarta mayoría absoluta consecutiva. Las principales quejas están relacionadas con la falta de personal docente, la alta carga presupuestaria que supondrá para los centros hacerse cargo del material santiario -sin que estos reciban retribución por parte de la Xunta- y que el límite de alumnos por aula se mantenga en 25, a pesar de que el Ministerio de Sanidad recomendó reducir esta cifra a 15 o, como mucho, a 20 estudiantes.

También preocupa a los sindicatos una posible vuelta al confinamiento durante el curso escolar, una situación en la que se tendría que regresar a la docencia a distancia. "La Consellería solo plantea un curso de formación de 15 horas que no es para nada suficiente", indicó Julio Díaz, presidente de ANPE en Galicia. Otras autonomías, como la Comunidad Valenciana, han decidido aumentar la inversión en materia educativa para el año que viene, apostando por reducir la ratio de estudiantes por aula o incrementar el número de profesores. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió la semana pasada que Galicia es la comunidad con más docentes por alumno de España y que el protocolo para el próximo curso sigue todas las recomendaciones sanitarias. Ante la convocatoria de nuevas manifestaciones, Feijóo instó a la comunidad educativa a "sentarse a dialogar".

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2020 - 13:40 h

Descubre nuestras apps

stats