Feijóo pide "no dramatizar" por la pandemia y vuelve a cargar contra el Gobierno central por el regreso a las aulas

El Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ofrece una rueda de prensa tras reunirse por videoconferencia con el comité clínico de expertos sanitarios, este miércoles en Santiago de Compostela, donde ha anunciado nuevas medidas de cribado con PCR para la comarca de A Coruña.

Tras de una nueva reunión del comité clínico de la Xunta de Galicia para analizar la situación epidemiológica de la comunidad, Alberto Núñez Feijóo indicó que no se debe "dramatizar" ante el repunte de contagios, puesto que las cifras de ocupación hospitalaria se mantienen en niveles bajos. Además, cargó de nuevo contra el Gobierno central por el regreso a las aulas y volvió a pedirle "un protocolo único" al respecto y "no improvisar" a poco más de dos semanas del inicio del curso. No dio detalles de por qué es tan necesario ese plan estatal. Lo que sí hizo fue asegurar que seguiría "actualizando" el plan sanitario de la Xunta hasta mediados de septiembre, a pesar de que la comunidad educativa ha anunciado su intención de ir a la huelga si sus reclamaciones de mayor seguridad sanitaria y jurídica no son atendidas.

La CIG, sindicato mayoritario de educación en Galicia, amenaza con una huelga en el inicio de curso si la Xunta no modifica su protocolo

La CIG, sindicato mayoritario de educación en Galicia, amenaza con una huelga en el inicio de curso si la Xunta no modifica su protocolo

El presidente en funciones del Gobierno gallego hizo un repaso de los últimos datos sobre la epidemia. Según sus cifras, el porcentaje de camas ocupadas en Galicia por pacientes con coronavirus es del 1,3%, mientras que en España esa cifra supera el 5%. Considera, por lo tanto, que la situación "es menos mala" que en el resto del país y pide a la población "no dramatizar" por el aumento de casos, ya que los números de personas hospitalizadas y de fallecimientos se mantienen por debajo de los registros de finales de marzo, abril y principios de mayo. "Cuantas más pruebas PCR realicemos, más personas contagiadas descubriremos", adujo.

Sin embargo, reconoció que la situación del área sanitaria de A Coruña y especialmente de esa ciudad y su contorna "sigue siendo preocupante". La incidencia del virus por cada 100.000 habitantes, según las cifras ofrecidas por el propio Núñez Feijóo, muestra un descenso gradual. En los últimos 14 días, en esa zona se alcanzaron los 241 casos por 100.000 habitantes, los 114 en los últimos siete y los 37 casos si se tomaban como referencia los datos de los tres días anteriores. Estos datos, afirmó, abren "una ventana de esperanza". El resto de los numerosos brotes que registra la comunidad, como el de las zonas de Melide, Monforte o el que se declaró en la residencia de mayores de O Incio, en Lugo, "están mayormente controlados y estamos actuando en ellos".

El incierto regreso a las aulas

A pesar de que la comunidad se encuentra "en una situación compleja", la evolución sanitaria no fue el principal tema a debatir por el comité clínico de la Xunta. El presidente en funciones del Ejecutivo gallego aseguró que gran parte de la reunión giró alrededor del plan de regreso a las aulas, una cita programada para el próximo 10 de septiembre. A poco más de dos semanas para ese día, Alberto Núñez Feijóo cargó de nuevo contra el Gobierno central por "no atender las peticiones de las autonomías" y no plantear un protocolo "homogéneo" para toda España.

"Todavía está sin fecha la reunión de presidentes que nos prometieran en La Rioja", criticó el líder del PP de Galicia. Las Consellerías de Sanidade y Educación mantendrán el jueves una conferencia sectorial con el Gobierno central para abordar cómo se iniciará el próximo curso, aunque Feijóo explicó que por el momento no contaban con ninguna propuesta. De esta manera, a pesar de pedir "no improvisar" en materia educativa, anunció que la Xunta seguiría adelante con su polémico protocolo y que se seguiría "actualizando" hasta principios de la segunda semana de septiembre, momento para el que está programado el primer día de clase. Las competencias en educación, como las de sanidad, son de la Xunta de Galicia.

El objetivo que persigue el Ejecutivo de Núñez Feijóo con su plan sanitario es "enviar un mensaje de tranquilidad a las familias". El presidente llegó incluso a afirmar que habría más riesgo de contagio fuera de las aulas que dentro de ellas. Poco antes de pronunciarse en esos términos, recordó alguna de las "exhaustivas" medidas que contempla el protocolo, como el uso obligatorio de mascarillas para alumnos y profesores o la realización de pruebas serológicas a los docentes. No mencionó, sin embargo, la distancia de seguridad estipulada entre alumnos o el número de estudiantes por aula que mantiene a pesar de las recomendaciones de la OMS y el propio Ministerio de Sanidad de rebajarlas, y que la han valido duras críticas por parte de la comunidad educativa.

Feijóo declaró que para modificar el protocolo tenía puesto el ojo en los países del norte y del centro de Europa, que abogan por el regreso al colegio mayoritariamente presencial. No obstante, continúa obviando a colectivos docentes, estudiantiles, sindicatos y familias, que a lo largo de mes y medio se han movilizado reclamando más personal, medios y unas medidas que se alejen "de la política del coste cero". La Xunta espera, a todos los efectos, llenar las aulas en septiembre. Una huelga de profesores y alumnos, que no descartan los sindicatos, amenaza con vaciarlas si no se atienden sus demandas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps