Sindicatos y ANPAS pedirán a la Xunta la retirada de su plan para volver a las aulas, que no incluye reducir el número de alumnos por clase

Alumnado de un centro educativo gallego

Los sindicatos y las asociaciones de madres y padres (ANPAS) reclamarán a la Xunta que rectifique su plan para regresar a las aulas el curso que viene, en el que no se planea reducir la ratio de alumnos por aula, en contra de la recomendación del Ministerio de Sanidad. En el protocolo, que será debatido el jueves en una mesa sectorial con los sindicatos, también se indica el uso de mascarilla generalizado cuando no se pueda guardar un metro de distancia entre estudiantes.

El ejecutivo gallego presentó esta semana una primera propuesta de las medidas que regirán en los centros educativos no universitarios en el curso 2020/21. El documento, hecho público el martes, se discutirá este jueves en una mesa sectorial con los sindicatos y posteriormente el viernes en un comité intercentros. El secretario nacional de CIG-Ensino, Suso Bermello, aclaró que van a pedir la retirada del documento por “ser totalmente incongruente e ir al contrario de cualquier medida de precaución”.

De esta manera, la Xunta de Galicia pretende mantener el número máximo de alumnos por aula en 25 para el curso 2020/21, una cifra superior a los 15 que aconseja el Ministerio. La utilización de mascarilla se extenderá durante todo el horario lectivo según las ANPAS, que ven “imposible” que se puedan respetar las distancias “en las condiciones que plantean”.

“Está claro que este gobierno ve la educación como un gasto y no como una inversión”, declaró el secretario de CIG-Ensino, que ve muy difícil la marcha atrás en la decisión. En el plan de regreso a las aulas de los alumnos de último curso de bachillerato, elaborado a finales de mayo, los sindicatos consiguieran que la Xunta modificara algunas medidas. “Con las elecciones ya pasadas parece que lo principal vuelve a ser el aspecto económico y no la seguridad del estudiantado”, explicó Suso Bermello.

Falta de presupuesto en los centros

Desde la Confederación de ANPAS Galegas acusan al ejecutivo de Feijóo de no plantear “medidas concretas y realizables”. La vicepresidenta del colectivo, Isabel Calvete, calificó de “barbaridad” el protocolo de la Xunta y criticó el desamparo de los centros a nivel económico y laboral. “No reducir la ratio de alumnos por aula se traduce en no contratar nuevos profesores”, afirmó a este medio.

Los representantes de las ANPAS encuentran incongruencias en el plan y una falta de cobertura económica para los colegios en cuanto a material sanitario. “En el protocolo dice que se nos va a hacer una primera entrega de mascarillas, pero que los centros tendrán que hacerse cargo de los gastos si el material es insuficiente”, aseguró Isabel Calvete. De utilizar mascarillas quirúrgicas -cuya vida útil ronda las cuatro horas- durante todo el horario lectivo, los alumnos tendrían que utilizar dos unidades por día, un “gasto inasumible para los centros con el presupuesto actual” según Calvete.

En el caso de detectarse algún caso positivo -hasta un máximo de tres, que supondría el cierre del colegio-, el alumno tendría que confinarse en casa, pero podría seguir las clases mediante una plataforma virtual. Desde las ANPAS se preguntan qué profesor quedaría a cargo de esa modalidad de enseñanza “si no se incorpora nuevo personal docente ni se forma en ese sentido al que tenemos actualmente”.

Sindicatos y ANPAS coinciden a la hora de señalar una solución: “Más presupuesto”. “Ningún gobierno puede estar preparado para una situación epidemiológica como la que vivimos hace unos meses, pero ahora es el momento de actuar consecuentemente”, afirmó Suso Bermello, secretario nacional de CIG-Ensino. Para él, “la saturación de las aulas y la desprotección de los alumnos” no será la mejor manera de iniciar el nuevo curso escolar.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats