Más de una veintena de conselleiros y once años de cambios en la Xunta: los antecedentes de una nueva legislatura de Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo, en el anuncio de su nuevo equipo de gobierno en 2018.

Alberto Núñez Feijóo iniciará en la primera semana de septiembre su cuarto mandato al frente de la Xunta de Galicia. El principal reto que tendrá que afrontar su Gobierno será la gestión de la crisis económica y social derivada de la pandemia del coronavirus, una enfermedad que por el momento sigue extendiéndose por Galicia y el resto del país. Feijóo, que todavía no ha anunciado cuál será la composición de su próximo Gobierno, insiste en no poner nombre y apellidos a ningún despacho en San Caetano. Su anterior Ejecutivo, en el que contó con "gente muy capaz y experimentada", dice que "también" podría renovarse con otros diputados del partido. Desde que asumió la presidencia en 2009, al lado de Feijóo estuvieron un total de 22 conselleiros y los departamentos de la Xunta sufrieron múltiples transformaciones. Con la pandemia como asunto más urgente, está por ver cómo se traduce su discurso de "no improvisar" contra la pandemia respecto a su nuevo equipo de gobierno.

Otra mayoría absoluta para Feijóo, ya veremos si cuatro años más en Galicia

Otra mayoría absoluta para Feijóo, ya veremos si cuatro años más en Galicia

Cuando Núñez Feijóo presentó su primer equipo de gobierno, hace ahora 11 años, tampoco se enfrentaba a una situación fácil. De las 13 consellerías de Emilio Pérez Touriño y Anxo Quitana, el líder popular pasó a un "Gobierno diez". Con ese eslogan y con la "austeridad" por bandera para paliar la crisis económica, Feijóo situó a su lado a una decena de conselleiros de los que ya solo quedan dos en el cargo: Alfonso Rueda y Rosa Quintana. El baile de nombres y de competencias tampoco fue ajeno a esos primeros departamentos. Solo tres, los de Sanidade, Facenda y la Consellería de Presidencia, Administración Pública e Xustiza permanecieron inmutables a lo largo de los años.

Estos primeros cambios tuvieron lugar entre las últimas semanas de 2011 y el arranque de 2012. Como consecuencia de la victoria de Mariano Rajoy en las elecciones generales, Marta Fernández Currás y Pilar Farjas, titulares de Facenda y Sanidade respectivamente, dejaron su puesto para establecerse en Madrid. Pocos días después, Núñez Feijóo anunció una reestructuración de su Gobierno, que pasaría de diez a ocho consellerías, con otras dos salidas, las de Samuel Juárez y Roberto Varela. Por una parte, fusionó Educación y Cultura, cargo que pasó a ocupar Jesús Vázquez, hasta ese momento conselleiro en materia docente. Por otra, aunó Medio Rural y Mar, ampliando las competencias de Rosa Quintana. Esa nueva composición no varió tras los comicios autonómicos de octubre de ese mismo año. Sin embargo, con la segunda victoria electoral de Feijóo, Francisco Conde pasó de ser asesor a conselleiro de Economía, cargo en el que continúa a día de hoy, en detrimento de Javier Guerra.

Con el liderazgo de la Xunta ya consolidado, entre 2014 y 2015 el presidente buscó extender al ámbito local el dominio del Partido Popular. Primero, con la salida de Agustín Hernández, conselleiro de Infraestruturas, para ocupar la alcaldía de Santiago de Compostela. Duraría un año en el cargo. Más tarde, de cara a las elecciones municipales de 2015, Elena Muñoz y Jesús Vázquez abandonaron las carteras de Facenda y Educación para presentarse como candidatos en Vigo y Ourense. Solo este último logró el triunfo. Ethel Vázquez, Valeriano Martínez y Román Rodríguez pasaron a dirigir los tres departamentos y hoy permanecen en el Gobierno.

No fue, ni mucho menos, el último cambio en la estructura de la Xunta, que hasta ese momento solo había reducido sus secciones. Ese mismo 2015, Feijóo deshizo la unión entre Medio Rural y Mar, separó también Medio Ambiente e Infraestruturas y creó la Consellería de Política Social. Ángeles Vázquez entró en el Ejecutivo a cargo de Medio Rural y José Manuel Rey Varela quedó al frente de la recién creada consellería. De ocho departamentos se volvió a los diez, pero con competencias distintas a 2009. Antes de terminar el año, el líder del PP cesó a Rocío Mosquera por su gestión en la apertura del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Jesús Vázquez Almuiña asumió la dirección de Sanidade desde aquel momento.

El "máster" de ser conselleiro de Feijóo

La modificación definitiva en la composición de su equipo de gobierno en la Xunta no tuvo nada que ver con las elecciones autonómicas de 2016, en las que Núñez Feijóo consiguió su tercera mayoría absoluta. Fueron otros comicios los que, de nuevo, motivaron su último cambio. En septiembre de 2018, Beatriz Mato y José Manuel Rey Varela abandonaron las consellerías de Medio Ambiente y de Política Social para presentarse como candidatos a la alcaldía en A Coruña y en Ferrol. De la "austeridad" de 2009, con diez departamentos, y de los ocho de 2012, Feijóo aprovechó para aumentar a 11 las consellerías dividiendo Cultura y Educación. Carmen Pomar, Fabiola García y José González fueron los últimos conselleiros en incorporarse a su Ejecutivo.

La tarea de ser conselleiro en su Gobierno, según el propio Alberto Núñez Feijóo, es incluso más difícil que sacarse un máster. "Aquí la asistencia es obligatoria y no hay fines de semana ni festivos", decía allá por 2018. En su carrera al frente de la Xunta y entre visita y visita a la capital de España, Feijóo llegó a vacilar con trasladar su expediente a Madrid. No lo hizo. Después de un par de años y una pandemia mundial, revalidó por cuarta vez consecutiva, como ya hiciera Manuel Fraga, su mayoría absoluta. El martes 1 de septiembre dará su cuarto discurso de investidura en el Parlamento gallego. El día 3 será investido presidente y el 5 tomará posesión de su cargo.

Tras esa semana se despejará la duda de si renueva, de nuevo, su equipo. Todos sus conselleiros se mantuvieron en las listas electorales y los antecedentes indican que Feijóo no realiza demasiados cambios tras los comicios. Sin embargo, ante una situación "incierta", como la calificó reiteradamente el líder popular en sus comparecencias, podrían caber nuevos departamentos. Los retos que afronta ahora la Xunta de Galicia no son los mismos desde su último cambio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps