El alcalde de Santiago de Compostela pide policías al Gobierno para controlar las fiestas en los pisos de estudiantes

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo.

El curso comienza en la universidad con más alumnado de Galicia, la de Santiago de Compostela, y el alcalde de la ciudad, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, se muestra preocupado. Pero se muestra preocupado sobre todo por las que denominó fiestas en pisos de estudiantes y sobre las que hizo recaer buena parte de la responsabilidad en lo que a la extensión del coronavirus se refiere. "Pido a los estudiantes que piensen en sí mismos pero también en sus familias y terceras personas antes de cometer actuaciones irresponsables", manifestó este lunes, 21 de septiembre, justo antes de anunciar que se reunirá con el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, al que solicitará refuerzos policiales para controlar a los estudiantes y sus fiestas.

Sánchez Bugallo hizo este lunes un llamamiento a la "responsabilidad de todos" ante el inicio del curso académico esta semana, después de que las autoridades municipales denunciasen 20 fiestas en pisos entre la noche del viernes y la del sábado. Fuen en la rueda de prensa posterior a la reunión de la junta de gobierno local. El regidor añadió que la semana que comienza representa para la capital gallega "un gran reto", que es la vuelta a las clases tanto en la universidad --desde este lunes-- como en Educación Secundaria y Formación Profesional --este miércoles--. Bugallo aseguró que Santiago "se juega" durante los primeros 15 y 21 días del curso el poder reducir las restricciones sanitarias que mantiene la ciudad "o si, por el contrario, es necesario ampliarlas". "Todo va a depender de lo que suceda en estas dos o tres primeras semanas", dijo.

"Incremento notable de fiestas"

El primera edil ofreció seguidamente el dato de que entre el viernes y el sábado "se denunciaron 20 fiestas en pisos", una decena cada día, lo que supone "un incremento notable" debido, según él, a que los locales de hostelería cierran antes --como muy tarde, a la 1,00 de la mañana-- y "hay quien no se resiste a dar la fiesta por acabada". Por eso, advirtió que la Policía Local tramitará "todas las denuncias, sea por botellón o por otros incumplimientos de la normativa". Y explicó que pedirá ayuda a la Policía Nacional para que "colabore en esta labor".

"Dentro de nuestras posibilidades y capacidades, estaremos absolutamente atentos para tramitar todas las denuncias", insistió el regidor compostelano, para a renglón seguido solicitar la "colaboración de todos", tanto de estudiantes como de familias, vecinos, centros y universidades. Y es que los factores de riesgo "no van a estar en el centro", continuó Bugallo, sino "después": "En las actividades de socialización, fiestas, botellones, etcétera".

Etiquetas

Descubre nuestras apps