Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Residencias oficiales vacías: siete comunidades pagan casas para sus presidentes
Las empresas se saltan la desconexión digital: Me han llamado hasta en el tanatorio
OPINIÓN | 'Milei insulta a España y la derecha patriótica calla', por Marco Schwartz

Rueda intenta acallar las interpretaciones sobre su gobierno sin vicepresidencias: “No es otra cosa que una reorganización”

Los miembros del nuevo Consello de la Xunta.

Beatriz Muñoz

1

El nuevo Gobierno de la Xunta de Galicia se acaba de estrenar en sus funciones. El presidente gallego, Alfonso Rueda, ha reajustado la estructura, prescindido de algunos de los miembros de su gabinete e incorporado nuevas caras a un equipo que tiene como principales novedades el cambio al frente de la sanidad pública, el aumento de 11 a 12 consellerías y la eliminación de las vicepresidencias, que hasta ahora eran dos. Rueda ha intentado evitar el análisis de que la decisión sea un forma que restar peso a quienes eran vicepresidentes -que siguen como conselleiros- o busque un giro más presidencialista.

Lo ha dicho en la comparecencia ante la prensa posterior al primer Consello de la Xunta con el nuevo equipo, dado a conocer el domingo, 24 horas después de la toma de posesión oficial como presidente. A la pregunta de si eliminar las vicepresidencias es una degradación para Diego Calvo o Ángeles Vázquez, ha manifestado que “en ningún caso” él lo plantea así ni los interesados se lo han tomado como “otra cosa que no sea una reorganización de Gobierno”. “Vuelvo a una estructura horizontal”, señaló, en alusión a que en otros momentos hubo ya equipos de la Xunta sin vicepresidentes.

Rueda citó su propia experiencia. En el primer gobierno de Alberto Núñez Feijóo, el que nombró en 2009, no había presidencias. La estructura se mantuvo la primera legislatura y se cambió tras la segunda mayoría absoluta. Fue entonces, en 2012 cuando el ahora presidente pasó a ser vicepresidente. “Yo siempre supe lo que se esperaba de mí”, manifestó y señaló que confía en que ocurra lo mismo con sus conselleiros.

Ha insistido en que “es normal” que haya cambios y ha tratado de despejar la lectura de que los conselleiros salientes no estaban rindiendo lo esperado: “Si pensaba que no lo estaban haciendo bien igual tenía que haber anticipado los cambios”. Respecto a una posible intención de reforzar su propio peso señaló que ese refuerzo “vino del resultado electoral”, no de la supresión de las vicepresidencias.

No es el único cambio que Rueda a introducido para marcar que ahora, tras haber pasado por las urnas, quiere sacudirse del todo la sombra de su antecesor. Ha redistribuido algunas competencias y ha separado los departamentos de Educación y Cultura, que hasta ahora estaban en una única consellería. Esto lleva a 12 el número total de conselleiros. En educación se mantiene Román Rodríguez y Cultura, que lleva en el nombre también Lingua e Xuventude, propicia una de las incorporaciones: el alcalde de A Estrada (Pontevedra), José López Campos, tendrá que dejar ese puesto.

Otro de los nuevos miembros es del conselleiro de Sanidade. Ha dejado el cargo Julio García Comesaña, que había asumido las responsabilidades en plena pandemia, en septiembre de 2020, y lo ocupa ya Antonio Gómez Caamaño, hasta ahora jefe de oncología radioterápica en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago. La otra salida del Gobierno es la de Elena Rivo, que no llegó a cumplir un año como conselleira de Emprego. La sustituye José González, hasta ahora conselleiro de Medio Rural.

Ese vacío en el departamento responsable de las competencias sobre agricultura, ganadería o lucha contra los incendios forestales lo cubre otra incorporación: la alcaldesa de Guntín (Lugo), María José Gómez. También entra como novedad María Martínez Allegue para sustituir a Ethel Vázquez en Infraestruturas. Y, aunque hay alguna redistribución de competencias, siguen en el mismo puesto Diego Calvo como conselleiro de Presidencia; Ángeles Vázquez en Medio Ambiente; María Jesús Lorenzana en Economía e Industria; Fabiola García en Política Social; Alfonso Villares en Mar; y Miguel Corgos en Facenda.

Las actas de diputados

Rueda adelantó que varios de los conselleiros dejarán, como es habitual, sus actas de diputados en el Parlamento. También es lo habitual que varios de ellos la conserven -de hecho, es necesario tenerla para, por ejemplo, ser presidente y, de no haberla tenido Rueda, no podría haber sustituido hace dos años a Feijóo-. No ha adelantado quiénes serán los que compaginen ser conselleiro y diputado, algo que tradicionalmente hacen algunos perfiles con peso también en la vida orgánica del partido.

Con respecto a los conselleiros que dejan el Gobierno, ha indicado que no tiene intención de pedirles que dejen su puesto como diputados y que esa es una decisión personal de ellos.

Etiquetas
stats