Críticas a Joe Biden por su saludo al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán

Joe Biden saluda al príncipe heredero Saudí.

elDiario.es


8

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mantenido este viernes un encuentro en Arabia Saudí con el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán, que, a pesar de estar cuidadosamente preparado, no ha podido evitar la lluvia de críticas. Antes del viaje, por acceder a reunirse con el mismo mandatario al que calificó de “paria” por su rechazo a los derechos humanos, especialmente tras el asesinato de Jamal Khashoggi, periodista colaborador de The Washington Post. Y después, por culpa de un choque de puños que representa todo lo contrario a sus promesas anteriores. 

El gesto, aunque breve, ha sido recibido en EEUU con duras críticas. Durante la campaña electoral de 2020, Biden se comprometió a hacer pagar a los líderes de Arabia Saudí un “precio” por el asesinato en 2018 de Khashoggi en el consulado saudí en Estambul. Poco después de llegar a la presidencia, Biden desclasificó un informe en el que la CIA acusaba a Bin Salmán de haber aprobado la operación que resultó en la muerte y descuartizamiento del periodista.

Este viernes, la reacción fue inmediata por parte del diario. “El choque de puños entre el presidente Biden y Mohammed bin Salman ha sido peor que si se hubieran estrechado las manos”, ha afirmado el editor del Post, Fred Ryan, en un comunicado. “Ha sido humillante. Ha proyectado un nivel de intimidad y comodidad que otorga a MBS la redención injustificada que viene buscando desesperadamente”. 

Tras las críticas, Biden ha asegurado que trató el asesinato del periodista Khashoggi con el príncipe heredero, informa Associated Press. “Le he dicho claramente que un presidente estadounidense que se quede callado en materia de derechos humanos no concuerda con quién somos ni con quién soy yo”, ha afirmado Biden. “Siempre defenderé nuestros valores”. Según el mandatario norteamericano, el príncipe saudí respondió que él “personalmente no es responsable” de la muerte del periodista pero respondió “yo sí creo que lo eres”.

La reunión entre Biden y el príncipe heredero, un encuentro celebrado en el palacio real de Jeddah durante más de tres horas, había sido presentada por la Casa Blanca como un paso necesario para mejorar las relaciones con uno de los principales exportadores de petróleo del mundo. Al final de la jornada, sin embargo, la visita ha sido recibida como una victoria para Bin Salmán, que necesitaba un gesto así para intentar rehabilitar su imagen internacional.

“Mi opinión sobre Khashoggi ha sido absolutamente clara”, ha afirmado Biden esta semana antes de comenzar el viaje. “La razón por la que viajo a Arabia Saudí, sin embargo, es mucho más amplia: se trata de promocionar los intereses de EEUU de una manera que creo que tenemos la oportunidad de reafirmar lo que creo que nunca debimos abandonar: nuestra influencia en Oriente Medio”. 

En anticipación del impacto que tendría el saludo, la Casa Blanca había anunciado al principio de la gira por Oriente Medio que Biden, de 79 años, no estrecharía la mano de otros líderes por precaución ante la COVID-19, aunque luego en Israel acabó hasta dando abrazos a algunos de los líderes. Biden, que también ha celebrado un encuentro con el rey Salmán, no chocó el puño esta vez con él, pero, según las imágenes distribuidas por la casa real saudí, sí le estrechó la mano para saludarle. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats