La portada de mañana
Acceder
Trump convierte un intento de asesinato en el mejor escenario, por Sáenz de Ugarte
El Gobierno se contradice a cuenta de la indemnización por despido
OPINIÓN | 'Fight', por Antón Losada

El hombre que disparó a Robert Fico se declara culpable mientras el primer ministro se recupera de dos operaciones

elDiario.es / EFE

0

El estado del primer ministro eslovaco, Robert Fico, es grave tras el atentado con arma de fuego del que fue víctima hace tres días. El mandatario ha sido intervenido en dos ocasiones, la última este pasado viernes, tras lo que el vicepresidente del Gobierno, Robert Kalinak, considera que hay espacio para el optimismo y el consiguiente proceso de recuperación.

Pese a la mejoría, después de que la cirugía del viernes “fuera exitosa y la condición del paciente sea estable”, Kalinak ha descartado esta mañana un traslado inmediato a la capital Bratislava desde el hospital de Banská Bystrica, donde fue trasladado en helicóptero tras el tiroteo en el que recibió cuatro impactos de bala de un hombre de 71 años crítico con las políticas del Gobierno.

Juraj Cintula, detenido por disparar y dejar gravemente herido al primer ministro eslovaco, ha sido interrogado por la policía y se ha declarado culpable de los hechos este sábado, mientras un tribunal debe decidir sobre si lo mantiene en prisión preventiva, según informa la emisora TA3. La policía eslovaca le acusa de asesinato premeditado, un delito que podría acarrearle una pena de entre 25 años de prisión y la cadena perpetua, y la Fiscalía ha solicitado mantenerlo entre rejas.

“Realmente han ocurrido varios milagros”, ha recalcado el vicepresidente Kalinak, tras asegurar que las “cavidades abdominales” del paciente estaban en estado lamentable pero “se están estabilizando”. Su estado de salud “está estabilizado, pero es grave”, ha querido subrayar la ministra de Sanidad, Zuzana Dolinkova, que ha confirmado que la operación de la víspera, en la que se extrajo tejido necrótico, ha contribuido a “un pronóstico positivo”.

Pese a ello, se ha descartado “un traslado a Bratislava en los próximos días, porque su estado no lo permite”, ha precisado. Son varios los países que han ofrecido apoyo médico para el primer ministro, que “está consciente” prosiguió el vicepresidente. “Agradecemos las ofertas del exterior para el posoperatorio, pero tenemos total confianza en este hospital de Banská Bystrica y estamos convencidos de que estamos cerca de la pronóstico positivo”, aseveró con cautela Kalinak.

Mientras tanto, el trabajo del Ejecutivo se mantendrá según lo establecido por el propio Robert Fico, que ha previsto la celebración de dos consejos de ministros semanales, aclaró el vicepresidente del gobierno eslovaco. El próximo martes están convocados los líderes de todas las formaciones parlamentarias a una mesa redonda en el Palacio Presidencial para emitir un mensaje de tranquilidad a la nación.

Los líderes europeos han condenado el atentado contra contra el primer ministro de Eslovaquia y advierten de que “socava la democracia”. También Vladimir Putin se sumó a la censura de este “horrible crimen que no puede tener ninguna justificación”. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, denominó como un “vil ataque” la agresión armada y añadió: “Estos actos de violencia no tienen cabida en nuestra sociedad y socavan la democracia, nuestro bien común más preciado. Mis pensamientos están con el primer ministro Fico y su familia”.