La portada de mañana
Acceder
El PP estira el 'efecto Feijóo' y ensancha su ventaja sobre el PSOE en más de tres puntos
Podemos intenta ganar peso en el proyecto de Yolanda Díaz
OPINIÓN | Isabel y Alberto, por Antón Losada

La policía alemana investiga a un grupo de negacionistas que planeaban asesinar al primer ministro regional de Dresde

La Policía alemana investiga las circunstancias del ataque en un tren de Baviera EFE/EPA/NEWS5/ BAUERNFEIND

elDiario.es/EFE


1

Agentes de la policía del estado alemán de Sajonia han lanzado este miércoles una investigación en varios edificios de Dresde (este de Alemania) en relación con los planes de un grupo de negacionistas de la pandemia para atentar contra el primer ministro de ese “Land”, Michael Kretschmer.

Miembros del Centro de Defensa Policial contra el Terrorismo y el Extremismo (PTAZ) de la policía sajona participan en la operación, emprendida a partir de esos planes, que fueron organizados a través de la aplicación Telegram, según ha comunicado ese cuerpo de seguridad en sus redes sociales.

La existencia del grupo, en el que alrededor de 100 participantes defendían diversas teorías de la conspiración en relación a la pandemia a través de la app Telegram, fue desvelada el pasado 8 de diciembre por una investigación de la cadena pública ZDF. El Fiscal General y los cuerpos especiales de la polícia sajona investigaban el grupo llamado 'Desden Offline Networking' desde esa fecha.

Varios miembros del grupo se encontraron en persona en Dresde para planear un atentado contra la vida de Kretschmer, con motivo de las restricciones anticovid impuestas por su gobierno. “Entrar donde está el tipo, sacar al tipo y colgarlo,” resumió el administrador del chat los planes en un mensaje de voz difundido en el grupo, que compartía además contenidos de carácter antisemita.

Varios miembros aseguraban poseer armas de fuego y estar dispuestos a realizar cualquier “sacrificio” con tal de defender sus ideales y combatir la vacunación obligatoria que prepara el nuevo gobierno alemán. Tras llevar a cabo cuatro registros en Dresden y uno en Heidenau, la policía ha asegurado en su cuenta de Twitter que se confirma la sospecha inicial.

Tan solo unos días antes, Kretschmer había pedido al entonces todavía ministro de Justicia designado, Marco Buschmann, reforzar la vigilancia de los grupos radicales en Telegram, que según él usan la aplicación para difundir propaganda e incitar al odio. Además, según informa Reuters un grupo de manifestantes celebró una reunión el mes pasado frente a la casa del ministro del Interior de Sajonia portando antorchas, lo que fue considerado como una amenaza de violencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats