Protestas en Líbano por la situación económica en el país provocan un muerto y la quema de sucursales bancarias

Militares desplegados en las calles de Trípoli (Líbano) por las manifestaciones contra el Gobierno que han causado la quema de varias sucursales bancarias

Las protestas en Líbano ante la creciente crisis económica que atraviesa el país ha provocado disturbios en las calles de la capital, que ahora se están propagando por otras ciudades libanesas. Este martes, los manifestantes prendieron fuego a varias sucursales bancarias en protesta por la depreciación de la libra libanesa y la corrupción en el país.

Claves para entender la revuelta en Líbano: un impuesto por el uso de Whatsapp fue la gota que colmó el vaso

Claves para entender la revuelta en Líbano: un impuesto por el uso de Whatsapp fue la gota que colmó el vaso

En la madrugada del lunes, según informa The Guardian, un manifestante murió después de que el ejército abriera fuego contra un grupo de personas que se había saltado el confinamiento, lo que ha provocado una mayor respuesta por parte de la población civil.

Aunque el primer ministro, Hasan Diab, ha respaldado las protestas, ha advertido a los manifestantes de que no sigan "jugando con fuego", en referencia a los enfrentamientos que ha habido estos días de atrás con el ejército, y que provocaron la muerte este lunes de un joven en la ciudad de Trípoli. El ejército atribuye las cargas a "intrusos" entre los manifestantes, que atacaron a los uniformados y destruyeron propiedades públicas y privadas, entre ellas tres sucursales bancarias.

Desde que a finales de febrero el país registrara los primeros contagios por coronavirus, ha optado por ir cerrando gradualmente instituciones públicas, desde centros educativos a bancos, y ha decretado un toque de queda nacional que se ha relajado en las últimas semanas al estabilizarse el número de nuevos contagios. Líbano ha registrado 700 casos y una veintena de muertes desde el inicio de la crisis.

Estas medidas han tenido consecuencias directas en la frágil economía libanesa, y desde que el parlamento retomara su actividad la semana pasada los ciudadanos igualmente han retomado las protestas, en coche para cumplir con el distanciamiento social, contra el Gobierno.

Uno de los motivos, informa EFE, ha sido la devaluación de la libra libanesa, que se están depreciando en el mercado negro donde alcanzó 4.100 libras frente al dólar, mientras que el precio oficial está fijado en 1.507 libras por un dólar.

Líbano arrastra desde octubre una grave crisis económica que se ha acrecentado ahora por la pandemia de coronavirus. El pasado 17 de octubre, una tasa al uso de Whatsapp echó a la población a la calle para exigir responsabilidades al Gobierno puesto que interpretaron esa medida arbitraria como una exigencia de inversores internacionales, para reducir una deuda que supera el 170% del PIB nacional.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2020 - 13:55 h

Descubre nuestras apps

stats