El Senado francés aprueba la reforma laboral en medio de otra jornada de protestas

Miles de personas participan en una protesta contra la reforma laboral del Gobierno socialista en París, Francia

EFE

El Senado francés ha aprobado este martes el proyecto de ley de reforma laboral con 185 votos a favor y 156 en contra, en una versión reformada y más liberal gracias a la mayoría de la derecha en la Cámara alta. El texto deberá volver ahora a la Asamblea Nacional, con mayoría de izquierdas, que previsiblemente volverá a retocarla para dejarla en su estado original, antes de someterla a una incierta votación.

El Ejecutivo del primer ministro francés, el socialista Manuel Valls, ya ha advertido de que recurrirá de nuevo, si lo ve necesario, al artículo 49.3 de la Constitución para sacar adelante la ley evitando que los diputados la voten, ante las dificultades para alcanzar una mayoría de apoyos.

En el Senado, el proyecto de la llamada "ley El Khomri" -en alusión a la ministra de Trabajo, Myriam el Khomri- contó con los respaldos del partido de Los Republicanos, liderado por el expresidente Nicolas Sarkozy, y el rechazo de los socialistas, comunistas y ecologistas.

La votación se produjo mientras miles de personas -14.000 según la policía y 55.000 según los sindicatos- se manifestaban en la parisina plaza de la Bastilla contra esta ley. Los sindicatos, encabezados por la CGT, centran sus críticas en el segundo artículo del texto, que establece la supremacía de los acuerdos laborales dentro de cada empresa sobre los convenios sectoriales.

Más de 30 detenidos

La concentración de este martes es la undécima lanzada por las organizaciones sindicales desde que se filtraron a mediados de febrero las primeras disposiciones sobre ese proyecto de ley. La anterior protesta, celebrada el pasado jueves, reunió en la capital francesa a entre 19.000 y 20.000 personas, según las cifras policiales, o 60.000, según los sindicatos.

Para evitar los altercados que han sido habituales en las marchas precedentes, el dispositivo de seguridad desplegado este martes por las fuerzas del orden ha sido amplio, con el objetivo de controlar a los manifestantes en los diversos puntos de entrada al recorrido oficial, desde la plaza de Bastilla hasta la de Italie.

En total, según han indicado a Efe fuentes de la prefectura de Policía, hasta ahora han sido detenidas una treintena de personas para impedir su participación en la protesta, frente al centenar de la manifestación de la semana pasada.

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2016 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats