La portada de mañana
Acceder
Una Italia empobrecida se entrega al experimento de un Gobierno de ultraderecha
ESPECIAL | El mapa que cuenta de qué viven tus vecinos, calle a calle
OPINIÓN | 'Activar la banalización del neofascismo', por Esther Palomera

The Guardian en español

El ex primer ministro de Australia asumió en secreto las responsabilidades de cinco ministerios

El ex primer ministro de Australia Scott Morrison

Amy Remeikis

Camberra (Australia) —

0

Scott Morrison se nombró a sí mismo en secreto para otros cinco ministerios mientras era primer ministro de Australia, en lo que su sucesor ha calificado de “destrozo sin precedentes” del sistema democrático. Algunos de los ministros sabían que compartían competencias con el líder del Ejecutivo, pero otros no fueron avisados.

Fin de la batalla entre Australia y Facebook: ¿quién gana y qué lecciones deja para el resto del mundo?

Fin de la batalla entre Australia y Facebook: ¿quién gana y qué lecciones deja para el resto del mundo?

El actual primer ministro, Anthony Albanese, dijo el martes que estaba esperando asesoramiento legal sobre las posibles consecuencias de los nombramientos secretos y que estaba “abierto a reformas y sugerencias” para que la situación no se repitiera.

Morrison se enfrenta ahora a peticiones de dimisión en el Parlamento por las revelaciones, incluso por parte de una de sus antiguas ministras. Karen Andrews, exministra de Interior, que es uno de los departamentos en los que Morrison se autodesignó, dijo: “Esto es totalmente inaceptable, que un primer ministro se comporte de esta manera socava todo lo que un gobierno federal debe representar constitucionalmente”.

Morrison sigue siendo miembro del Partido Liberal, ahora dirigido por su exministro de Defensa, Peter Dutton. Dutton defendió la actuación de Morrison y acusó a Albanese de intentar sacar “provecho político” de la situación. Dutton dijo que desconocía los nombramientos, pero que esperaría al asesoramiento jurídico antes de hacer más comentarios.

Sin acto ni registro oficial

En un comunicado el martes, Morrison se disculpó con sus antiguos colegas ministeriales “por cualquier ofensa” y describió su actuación “como una medida de seguridad en caso de emergencia” durante la pandemia de coronavirus.

Entre marzo de 2020 y mayo de 2021, Morrison se nombró a sí mismo para las carteras de Sanidad, Economía, Industria, Ciencia, Energía y Recursos, Interior y Hacienda sin el conocimiento del público y, en algunos casos, sin alertar al ministro existente.

No hubo anuncio oficial ni registro de la toma de posesión de Morrison para ninguna de las cinco carteras. Su autodesignación le otorgaba poder de decisión en esas áreas cruciales si así lo consideraba. Eso le convertía en el árbitro final, aunque pocos dentro de su gabinete sabían que tenía esos poderes.

El gobernador general [representante de la reina en el país], David Hurley, tomó juramento a Morrison como ministro para las carteras basándose en el consejo del propio Morrison.

Los nombramientos salieron a la luz después de que dos periodistas de News Corp que estaban promocionando su libro sobre la respuesta del gobierno de Morrison a la pandemia revelaran que el entonces primer ministro había jurado su cargo como ministro de Sanidad y como ministro de Economía al comienzo de la primera oleada de COVID.

Poco más de un año después, Morrison utilizó el mismo artículo constitucional para jurar como ministro de Recursos, anulando una decisión tomada por el actual ministro de Recursos, que hasta entonces no sabía que compartía la cartera con el primer ministro.

En mayo de 2021, Morrison añadió las dos últimas carteras a su lista sin el conocimiento de ninguno de los dos ministros existentes. El entonces ministro de Hacienda, Josh Frydenberg, había sido uno de sus confidentes más cercanos, pero dijo que no sabía que Morrison había asumido también la cartera.

Sin explicaciones

Las revelaciones han puesto en jaque al Gobierno australiano y a la opinión pública, ya que nadie ha sido capaz de explicar por qué eran necesarios los nombramientos ni por qué se ha ocultado a la opinión pública australiana. “No puedo concebir la actitud que ha originado esto”, ha dicho Albanese. “No puedo concebir cómo ocurre eso. Y no puedo concebir cómo un gabinete permite que eso ocurra”.

Antes de que se hiciera pública la noticia de las cinco carteras, Morrison había dicho que no recordaba haber nombrado más de tres puestos adicionales, pero dijo que los movimientos eran necesarios para “salvaguardar” las carteras. “Las cosas se estaban moviendo muy rápido en ese momento”, dijo. “Ninguno de nosotros es perfecto. No había ninguna mala fe en ello”.

Traducción de Celia Broncano

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats