La portada de mañana
Acceder
Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"
Una familia con un hijo con brotes violentos, al límite por la falta de recursos públicos
Opinión - Más allá de los comités de aplausos, por Esther Palomera

The Guardian en español

Se inaugura el túnel más largo del mundo en el corazón de los Alpes suizos

Varios bailarines actúan durante la inauguración del túnel ferroviario de San Gotardo, el más largo y más profundo del mundo, en el recinto ferial Rynaecht, en el portal norte, en Erstfeld (Suiza)

Philip Oltermann

Mide 57 kilómetros de longitud, está situado a 2,3 kilómetros de profundidad debajo de los Alpes y ha costado más de 14.300 millones de euros. El túnel de base de San Gotardo (Suiza) es más que el proyecto de perforación más inmenso y caro del mundo. Al mismo tiempo que crece el nacionalismo y se cierran fronteras, los líderes europeos también esperan que pueda servir como un recuerdo de que el continente todavía puede tumbar barreras cuando consigue aunar esfuerzos.

La Unión Europea confirma su portazo a los refugiados en 24 horas

La Unión Europea confirma su portazo a los refugiados en 24 horas

No es una coincidencia que la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés François Hollande y el primer ministro italiano Matteo Renzi hayan encontrado tiempo este miércoles para unirse al presidente suizo Johann Scheider-Amman en el viaje inaugural de este túnel. Esta infraestructura se compone de 152 kilómetros de laberintos entre galerías, pasillos transversales y conductos, y ha llevado 17 años terminarlo.

La inauguración con 1.200 invitados, que costará alrededor de 8 millones de euros, marcará la apertura oficial del túnel, el cual va a ser utilizado principalmente en viajes de prueba hasta que comience su servicio regular en diciembre de 2016.

Una vez que esté a pleno funcionamiento, el túnel no solo reducirá 45 minutos el tiempo del viaje entre Zurich y Lugano, sino que también será un pilar fundamental en el llamado corredor Rin-Alpes que se extiende desde los puertos de Rotterdam y Amberes, surca el corazón industrial de Alemania y termina en el puerto de Génova en Italia.

El nuevo túnel de base de San Gotardo, cuya planificación empezó en los años 80, sustituirá al antiguo túnel, que asciende y desciende cruzando un macizo en un trazado sinuoso. A diferencia de su predecesor, que fue completado en 1882, la nueva vía transcurrirá a través de una ruta horizontal a un nivel más bajo, la primera de este tipo que se hace en los Alpes.

Se han utilizado cuatro cabezas de perforación gigantes para abrir vía en esa parte de la cordillera. En el proceso, casi 30 millones de toneladas de roca y suelo han sido transportadas del corazón del macizo a la superficie con un elevador gigante construido especialmente.

Con 57 kilómetros, este túnel es tres kilómetros más largo que el que hasta ahora poseía el récord, el túnel de Seikan que une las dos mayores islas de Japón, Honshu y Hokkaido, y siete kilómetros más que el Eurotúnel que conecta Inglaterra con Francia.

China quiere construir un túnel de 153 kilómetros

Parece complicado que Suiza pueda mantener mucho tiempo este récord. El Gobierno chino planea construir un túnel bajo el estrecho de Bohai de 153 kilómetros –longitud más de dos veces mayor que el túnel de San Gotardo– para reducir el tiempo de viaje entre los puertos de las ciudades de Dalian y Yantai de ocho horas a 45 minutos.

En Europa, el próximo megatúnel alpino proyectado está en progreso. Atravesará 55 kilómetros por debajo de Brennero y ha sido diseñado para conectar Insbruck (Austria) y Bolzano (Italia). Una propuesta de un tren subterráneo de 80 kilómetros para conectar Helsinki (Finlandia) y Tallin (Estonia) está pendiente de ser aprobada.

En Suiza, la esperanza es que el túnel de base de San Gotardo no solo impulse la ruta comercial entre el norte y el sur de Europa sino que también modifique el tipo de tráfico. El objetivo es trasladar el tráfico de carreteras hacia el uso del tren, que se reduzcan las emisiones de CO2, y así proteger el medio ambiente. El 65% del coste de la construcción del proyecto se recaudó con impuestos sobre vehículos pesados. Una media de 3.600 vehículos de este tipo utilizaron el viejo túnel cada año.

Como un símbolo de cooperación entre fronteras, el túnel de San Gotardo quizá solo sea capaz de repeler los espíritus del nacionalismo populista por un tiempo. Según recientes informaciones de los medios suizos, los políticos esperan utilizar esta gran ocasión, que llega solo unas semanas antes del referéndum británico sobre la permanencia en la UE, para manifestar su apoyo a las medidas encaminadas a contener la inmigración.

"Podemos mostrar que Suiza es un compañero fiable de Bruselas y de toda Europa, más fiable incluso que algunos de sus Estados miembros", ha dicho el presidente del Partido Demócrata Cristiano en el Neue Zürcher Zeitung. "Mantenemos nuestras promesas e invertimos nuestro dinero donde prometemos".

Las relaciones entre Suiza y la Unión Europea atravesaron grandes tensiones hace dos años cuando el país votó introducir cuotas de inmigrantes a los países de la UE. Las negociaciones sobre si las medidas suizas, tales como un "veto de emergencia" a la inmigración en circunstancias excepcionales, se interrumpieron en el periodo previo al referéndum británico.

Según la constitución suiza, el resultado de su referéndum sobre inmigración tiene que ser implantado antes del mes de febrero de 2017, tres años después de que se llevase a cabo la votación.

Traducido por Cristina Armunia Berges

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2016 - 20:05 h

Descubre nuestras apps

stats