La portada de mañana
Acceder
La derecha tiene un 87% de posibilidades de lograr la mayoría absoluta el 4M
Arranca la vacunación contra la COVID de enfermos crónicos
Opinión - El 'atado y bien atado' era esto, por Rosa María Artal

The Guardian en español

El trumpismo carga contra los siete republicanos que intentaron condenar a Trump en el 'impeachment'

Uno de los momentos del juicio político a Donald Trump.

Victoria Bekiempis

9

Los siete senadores republicanos que rompieron la disciplina de partido y votaron en favor de condenar al expresidente Donald Trump en su juicio político se enfrentaron inmediatamente a la hostilidad y a las críticas de sus compañeros conservadores, demostrando el alto coste que tienen que pagar dentro del partido los que se oponen al trumpismo.

Los senadores republicanos Richard Burr, de Carolina del Norte; Bill Cassidy, de Luisiana; Susan Collins, de Maine; Lisa Murkowski, de Alaska; Mitt Romney, de Utah; Ben Sasse, de Nebraska, y Pat Toomey, de Pensilvania, sumaron sus siete votos contra Trump a los del Partido Demócrata, lo que llevó el total hasta 57. No fue suficiente para lograr una condena pero sí para recibir un ataque instantáneo de sus compañeros republicanos y otros miembros de la derecha estadounidense.

Lo ocurrido es un ejemplo perfecto del control que Trump sigue ejerciendo sobre el Partido Republicano incluso después de abandonar el cargo. "¡¡¡Hay que impugnar a los RINOs del Partido Republicano!!!", publicó en Twitter el hijo de Trump y favorito de los conservadores, Donald Trump Jr, usando el acrónimo peyorativo con que los seguidores de Trump se refieren a los que ellos llaman 'republicanos solo de nombre' [Republicans In Name Only, en inglés].

La reacción en los medios de influyentes personalidades de la derecha también fue inmediata. "Un pronóstico: ninguno de los republicanos que hoy votó positivo [en favor del 'impeachment'] hablará en la convención del Partido Republicano de 2024", dijo la presentadora de la conservadora Fox News Laura Ingraham. Para el senador Bill Cassidy, las represalias en su propio estado fueron casi instantáneas. "El voto del senador Bill Cassidy es extremadamente decepcionante", escribió en Twitter el fiscal general republicano de Luisiana, Jeff Landry.

Con el acuerdo de la delegación local del Partido Republicano, su comité ejecutivo votó por unanimidad una amonestación contra Cassidy por su voto. "Condenamos, en los términos más enérgicos posibles, el voto de hoy del senador Cassidy en contra del expresidente Trump. Afortunadamente, prevalecieron las cabezas mejor informadas y el presidente Trump ha sido absuelto de la acusación de 'impeachment' presentada contra él", afirmó el Partido Republicano de Luisiana en un comunicado oficial.

Cassidy no fue el único. La delegación del Partido Republicano en Carolina del Norte también pasó inmediatamente a la ofensiva contra Richard Burr. "Los republicanos de Carolina del Norte enviaron al senador Burr al Senado de los Estados Unidos para defender la Constitución y su voto de condena de hoy en un juicio que él declaró inconstitucional es sorprendente y decepcionante", escribió en un comunicado Michael Whatley, presidente del Partido Republicano de Carolina del Norte.

Quienes votaron contra el 'impeachment' tampoco se libran

Ni siquiera todos los republicanos que votaron por absolver a Trump se salvaron de la violenta reacción conservadora. El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, fue uno de ellos. Dijo haber votado por la absolución debido a una cuestión jurisdiccional, con el argumento de que no podía haber 'impeachment' contra Trump cuando ya no ocupaba la presidencia. Pero tras la absolución también criticó duramente al presidente. "No hay duda, ninguna, de que el presidente Trump es, en términos prácticos y morales, el responsable de provocar los acontecimientos del día", dijo. "Sigue siendo responsable de todo lo que hizo mientras estuvo en el cargo, aún no se ha librado de nada".

Pese a su voto de absolución, el círculo de Trump se mostró disgustado por la falta de lealtad. "Ojalá McConnell hubiera sido así de virtuoso cuando los demócratas pisoteaban a Trump y a los republicanos durante los tres años en que estuvieron con esa sandez de la conspiración con Rusia o cuando los demócratas incitaron diez meses de violencia, incendios y disturbios; pero en ese momento él se limitaba a quedarse sentado y no hacer nada", dijo Trump Jr.

Estos ataques están produciéndose en un momento en que los republicanos fieles a las directrices del partido intensifican sus esfuerzos para desbancar a los disidentes en las próximas primarias.

Los diez republicanos que en la Cámara de Representantes votaron en favor del 'impeachment' ya han visto cómo sus oponentes en las primarias intentan desbancarlos para sustituirlos por miembros del partido leales a Trump. El congresista republicano por Florida Matt Gaetz, obstinadamente leal a Trump, incluso se subió a un avión con rumbo a Cheyenne, en Wyoming, para celebrar un mitin a finales de enero contra la experimentada congresista republicana Liz Cheney, que había votado a favor del 'impeachment'. "Derroten a Liz Cheney en estas próximas elecciones y Wyoming pondrá a Washington de rodillas. ¿Cómo puedes llamarte representante cuando no representas la voluntad del pueblo?", dijo.

Gaetz también describió a Cheney, hija del ex vicepresidente Dick Cheney, como "una burócrata del Beltway [por el área en torno a Washington DC, sede del Gobierno estadounidense], devenida en vaquera de mentira, que apoyó un 'impeachment' profundamente impopular en el estado de Wyoming."

Traducido por Francisco de Zárate

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2021 - 16:47 h

Descubre nuestras apps

stats