La UE considera ómicron una variante de riesgo “alto o muy alto”

La Organización Mundial de la Salud la ha calificado "variante preocupante". Y la Unión Europea considera que tiene un riesgo "alto o muy alto". Se trata de la ómicron, la variante del coronavirus detectada en el sur de África y que este viernes ha puesto el mundo en alerta, hasta el punto de que la Unión Europea ha decidido suspender los vuelos con siete países africanos, al igual que Reino Unido, Israel y Singapur, entre otros.

Qué sabemos de ómicron, la nueva variante de COVID detectada en Sudáfrica

Saber más

B.1.1.529 , la nueva variante de coronavirus notificada por Sudáfrica, ha sido clasificada como "variante de preocupación" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes tras la reunión del grupo independiente de expertos (TAG-VE) que supervisa y evalúa periódicamente la evolución del virus que causa la COVID y valora si determinadas mutaciones alteran su comportamiento.

Una "variante preocupante" es, según la definición de la OMS, aquella que se ha demostrado que está está asociada a uno o más de los siguientes cambios en un grado que resulte significativo para la salud pública mundial: aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19; aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

Según indica la OMS en un comunicado, esta variante tiene un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. "Las evidencias preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación" con otras. El número de casos de esta variante parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica, dice la OMS, que señala que las pruebas PCR actuales siguen detectándola. Hay varios estudios en curso y el grupo de expertos seguirá evaluándola.

"La variante más divergente"

El Centro de Prevención de Enfermedades de la UE (ECDC) ha difundido este viernes por la noche un análisis de riesgo y amenazas de la nueva variante.

En su informe, sostiene que "la variante ómicron es la variante más divergente que se ha detectado en cantidades significativas durante la pandemia hasta el momento, lo que genera preocupaciones de que pueda estar asociada con una mayor transmisibilidad, una reducción significativa en la efectividad de la vacuna y un mayor riesgo de reinfecciones".

El ECDC, como la OMS, ha clasificado esta variante como una variante preocupante (VOC), debido a "preocupaciones sobre el escape inmunitario y una transmisibilidad potencialmente aumentada en comparación con la variante delta".

De acuerdo con la evaluación de riesgo del ECDC, "existe una incertidumbre considerable relacionada con la transmisibilidad, la eficacia de la vacuna, el riesgo de reinfecciones y otras propiedades de la variante ómicron".

"Sin embargo", dice el ECDC, "dado su potencial de escape inmunológico y la transmisibilidad potencialmente aumentada en comparación con la delta, evaluamos como alta la probabilidad de una mayor introducción y propagación comunitaria en la UE. En una situación en la que la variante delta está resurgiendo en la UE, el impacto de la introducción y posible mayor propagación de ómicron podría ser muy alto".

"En conclusión", afirma el informe: "el nivel general de riesgo para la UE asociado con la variante ómicron del SARS-CoV-2 se evalúa de alto o muy alto. Debido a las incertidumbres sobre las propiedades de escape inmunológico de ómicron, es importante un enfoque que prime la precaución, y se recomienda encarecidamente la implementación oportuna y reforzada de forma urgente de intervenciones no farmacéuticas".

En esta fase, el organismo de la UE recomienda "encarecidamente evitar viajar hacia y desde las áreas afectadas, así como aumentar los tests y el rastreo de contactos de los casos de COVID-19 con vínculo epidemiológico con las áreas afectadas".

Además, el ECDC "insta a los países de la UE a dar la máxima prioridad a la vacunación que permanecen sin vacunar o aún no tienen la pauta completa de vacunación. Los países deben considerar la dosis de refuerzo para los mayores de 40 años, primero dirigida a los más vulnerables y a los ancianos, y luego podrían considerar una dosis de refuerzo para todos los adultos de 18 años o más al menos seis meses después de completar la serie primaria".

Viajes cancelados

La UE ha activado este viernes por la tarde el 'freno de emergencia' y suspende los vuelos desde el sur de África por la nueva variante. A esta conclusión han llegado los 27, reunidos de urgencia en el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), tras el avance de la nueva variante del coronavirus, detectada en el sur de África. Los siete países afectados son: Botswana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe.

La decisión llega después de la propuesta del Ejecutivo comunitario. "La Comisión Europea propondrá, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para suspender los vuelos desde la región de África meridional debido a la variante B.1.1.529", decía la presidenta, Ursula von der Leyen, a primera hora de este viernes.

Pese a las decisiones, el Gobierno español ha llamado a la "tranquilidad". Sanidad precisa que "no hay un tráfico de pasajeros intenso" entre estos dos países y España, y recuerda que "no se ha detectado ningún caso de esta variante" en nuestro país, aunque Bélgica ya ha notificado el primer contagio. Y la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha garantizado que se trabajará con "absoluto rigor".

La variante B.1.1.529 presenta una atípica y preocupante combinación de mutaciones que, según los científicos, podría hacer más contagioso el virus y ayudarle a evadir la respuesta inmunitaria del organismo. Cualquier nueva variante capaz de eludir la protección de las vacunas o de propagarse más rápidamente que la variante delta, predominante en este momento, podría amenazar la salida mundial de la pandemia. Hay unos 50 casos de esta variante confirmados en Sudáfrica, Hong Kong y Botsuana. 

La Organización Mundial de la Salud la ha calificado "variante preocupante". Y la Unión Europea considera que tiene un riesgo "alto o muy alto". Se trata de la ómicron, la variante del coronavirus detectada en el sur de África y que este viernes ha puesto el mundo en alerta, hasta el punto de que la Unión Europea ha decidido suspender los vuelos con siete países africanos, al igual que Reino Unido, Israel y Singapur, entre otros.

Qué sabemos de ómicron, la nueva variante de COVID detectada en Sudáfrica

Saber más

B.1.1.529 , la nueva variante de coronavirus notificada por Sudáfrica, ha sido clasificada como "variante de preocupación" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes tras la reunión del grupo independiente de expertos (TAG-VE) que supervisa y evalúa periódicamente la evolución del virus que causa la COVID y valora si determinadas mutaciones alteran su comportamiento.

Una "variante preocupante" es, según la definición de la OMS, aquella que se ha demostrado que está está asociada a uno o más de los siguientes cambios en un grado que resulte significativo para la salud pública mundial: aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19; aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

Según indica la OMS en un comunicado, esta variante tiene un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes. "Las evidencias preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación" con otras. El número de casos de esta variante parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica, dice la OMS, que señala que las pruebas PCR actuales siguen detectándola. Hay varios estudios en curso y el grupo de expertos seguirá evaluándola.

"La variante más divergente"

El Centro de Prevención de Enfermedades de la UE (ECDC) ha difundido este viernes por la noche un análisis de riesgo y amenazas de la nueva variante.

En su informe, sostiene que "la variante ómicron es la variante más divergente que se ha detectado en cantidades significativas durante la pandemia hasta el momento, lo que genera preocupaciones de que pueda estar asociada con una mayor transmisibilidad, una reducción significativa en la efectividad de la vacuna y un mayor riesgo de reinfecciones".

El ECDC, como la OMS, ha clasificado esta variante como una variante preocupante (VOC), debido a "preocupaciones sobre el escape inmunitario y una transmisibilidad potencialmente aumentada en comparación con la variante delta".

De acuerdo con la evaluación de riesgo del ECDC, "existe una incertidumbre considerable relacionada con la transmisibilidad, la eficacia de la vacuna, el riesgo de reinfecciones y otras propiedades de la variante ómicron".

"Sin embargo", dice el ECDC, "dado su potencial de escape inmunológico y la transmisibilidad potencialmente aumentada en comparación con la delta, evaluamos como alta la probabilidad de una mayor introducción y propagación comunitaria en la UE. En una situación en la que la variante delta está resurgiendo en la UE, el impacto de la introducción y posible mayor propagación de ómicron podría ser muy alto".

"En conclusión", afirma el informe: "el nivel general de riesgo para la UE asociado con la variante ómicron del SARS-CoV-2 se evalúa de alto o muy alto. Debido a las incertidumbres sobre las propiedades de escape inmunológico de ómicron, es importante un enfoque que prime la precaución, y se recomienda encarecidamente la implementación oportuna y reforzada de forma urgente de intervenciones no farmacéuticas".

En esta fase, el organismo de la UE recomienda "encarecidamente evitar viajar hacia y desde las áreas afectadas, así como aumentar los tests y el rastreo de contactos de los casos de COVID-19 con vínculo epidemiológico con las áreas afectadas".

Además, el ECDC "insta a los países de la UE a dar la máxima prioridad a la vacunación que permanecen sin vacunar o aún no tienen la pauta completa de vacunación. Los países deben considerar la dosis de refuerzo para los mayores de 40 años, primero dirigida a los más vulnerables y a los ancianos, y luego podrían considerar una dosis de refuerzo para todos los adultos de 18 años o más al menos seis meses después de completar la serie primaria".

Viajes cancelados

La UE ha activado este viernes por la tarde el 'freno de emergencia' y suspende los vuelos desde el sur de África por la nueva variante. A esta conclusión han llegado los 27, reunidos de urgencia en el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), tras el avance de la nueva variante del coronavirus, detectada en el sur de África. Los siete países afectados son: Botswana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe.

La decisión llega después de la propuesta del Ejecutivo comunitario. "La Comisión Europea propondrá, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para suspender los vuelos desde la región de África meridional debido a la variante B.1.1.529", decía la presidenta, Ursula von der Leyen, a primera hora de este viernes.

Pese a las decisiones, el Gobierno español ha llamado a la "tranquilidad". Sanidad precisa que "no hay un tráfico de pasajeros intenso" entre estos dos países y España, y recuerda que "no se ha detectado ningún caso de esta variante" en nuestro país, aunque Bélgica ya ha notificado el primer contagio. Y la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha garantizado que se trabajará con "absoluto rigor".

La variante B.1.1.529 presenta una atípica y preocupante combinación de mutaciones que, según los científicos, podría hacer más contagioso el virus y ayudarle a evadir la respuesta inmunitaria del organismo. Cualquier nueva variante capaz de eludir la protección de las vacunas o de propagarse más rápidamente que la variante delta, predominante en este momento, podría amenazar la salida mundial de la pandemia. Hay unos 50 casos de esta variante confirmados en Sudáfrica, Hong Kong y Botsuana. 

La Organización Mundial de la Salud la ha calificado "variante preocupante". Y la Unión Europea considera que tiene un riesgo "alto o muy alto". Se trata de la ómicron, la variante del coronavirus detectada en el sur de África y que este viernes ha puesto el mundo en alerta, hasta el punto de que la Unión Europea ha decidido suspender los vuelos con siete países africanos, al igual que Reino Unido, Israel y Singapur, entre otros.

Qué sabemos de ómicron, la nueva variante de COVID detectada en Sudáfrica

Saber más

B.1.1.529 , la nueva variante de coronavirus notificada por Sudáfrica, ha sido clasificada como "variante de preocupación" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes tras la reunión del grupo independiente de expertos (TAG-VE) que supervisa y evalúa periódicamente la evolución del virus que causa la COVID y valora si determinadas mutaciones alteran su comportamiento.